Etiqueta: reputación

La Caixa es la entidad financiera más valorada por sus acciones de RSC, según Ipsos.

La Caixa (CaixaBank), socio del Círculo, es la entidad financiera más valorada por sus programas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), según se desprende de la 11ª oleada Estudio KAR (Key Audience Research) realizada por Ipsos.

Este dato demuestra, para el director de Servicios al Cliente de Ipsos España, Antonio Imedio, “la buena reputación de la entidad presidida por Isidro Fainé pese a actuar en uno de los sectores que, actualmente, gozan de menos favorabilidad entre los ciudadanos, debido al difícil contexto económico que atraviesa la sociedad en estos momentos”.

Además, todos los grupos encuestados siguen viendo “insuficiente” los recursos destinados por las empresas españolas a su RSC, según el estudio que refleja un empeoramiento de la percepción desde la última oleada de diciembre de 2011. Los más críticos con esta situación son los especialistas del tercer sector (81%), seguidos de académicos (79%) y periodistas (74%). La mayor parte de los participantes también considera que debería haber más leyes para que las compañías se comportasen de un modo más responsable.

Por otro lado, en esta edición, Mercadona es la empresa que mayor valoración obtiene de los encuestados cuando se les pregunta por los beneficios reportados a la sociedad por las compañías, con un 34% de los ciudadanos que señala a la cadena de supermercados como la empresa española que más cuida este aspecto, seguida de Google, con un 24 por ciento; y La Caixa, con el 23 por ciento.

Respecto al esfuerzo realizado por las compañías en materia medioambiental, la mejor valorada es Iberdrola, con un 40% de los entrevistados que señalan a la energética como la más responsable con el medio ambiente, seguida de Acciona (29%) y Gas Natural-Fenosa (20%).

(Fuente: http://www.europapress.es/epsocial/rsc/noticia-caixa-entidad-financiera-mas-valorada-acciones-rsc-ipsos-20120920173553.html)

8 beneficios que aporta la diversidad a la empresa.

Las empresas cada día compiten en mercados más globales y la movilidad de personas con diferentes culturas y razas es una realidad que debemos asumir en todas las compañías, por tanto gestionar la diversidad y hacerlo de manera positiva y constructiva puede convertirse en un poderoso aliado en la gestión de personas.

Al hablar de diversidad no sólo nos referimos a la multicultural o racial sino que además incluimos la diversidad en materia de género, discapacidad o edad.Cualquier tipo de diversidad en nuestras empresas puede aportarnos grandes beneficios si sabemos manejarla y gestionarla de forma correcta. Es fundamental, por tanto, que exista una capacitación en gestión de la diversidadpara evitar posibles conflictos o dificultades, por ejemplo, con el idioma. La capacidad de gestión de nuestra empresa en referencia a la diversidad será lo que finalmente incline la balanza hacia los efectos positivos o negativos de la misma.

La diversidad, siempre que la gestionemos de forma correcta, aportará importantes beneficios a la empresa, entre ellos destacamos los siguientes:

1. Diferenciación y singularidad. En el momento actual en que vivimos es fundamental la diferenciación y especialización de nuestro negocio o empresa. Diferenciarnos del resto y potenciar nuestra singularidad nos beneficiará. Una forma de crear esta diferenciación va de la mano de la diversidad en la empresa.

2. Creatividad e innovación.  Las diferentes formas de entender el mundo unidas a las múltiples experiencias de los empleados aportan valor a los procesos creativos o de innovación.

3. Mejora en la toma de decisiones. La existencia de múltiples puntos de vistamejora la toma de decisiones ya que nos permite, por ejemplo, generar más y mejores alternativas en la fase de generación de ideas. Existirán más posibilidades y más personas que valorarán las mejores decisiones para la empresa.

4. Experiencia y liderazgo. El directivo que trabaja con equipos en los que la diversidad está presente añade un punto de valor a su experiencia, poniendo en relieve su capacidad de liderazgo.

5. Flexibilidad y respeto. Al existir diferencias entre los distintos empleados se genera un respeto por parte de los mismos hacia el resto de compañeros. Gestionando la diversidad de la empresa y dando las mismas oportunidades a todos, más allá de sus diferencias, conseguiremos crear un equipo consistente y unido.

La flexibilidad conseguirá ir más allá de las fronteras de la empresa, ya que la diversidad nos va a permitir acceder a nuevos mercados a los que de otra forma no conseguiríamos llegar, fidelizando nuevos clientes.

6.  Fidelización. Gracias a la multiplicidad de nuestros trabajadores conseguiremos empatizar con más clientes. Diversos clientes se sentirán mejor atendidos y entendidos,  y conseguiremos fidelizarlos.

7. Mejora de la imagen de marca y reputación corporativa.  Nuestra imagen puede verse beneficiada y reforzada por el manejo de dicha diversidad.

8. Productividad y talento.  Conseguiremos que en nuestra empresa trabajen los mejores empleados, sin tener en cuenta su nacionalidad, edad o sexo.  Este ambiente de respeto, igualdad y creatividad favorece que se establezca un buen clima laboral que beneficia a su vez la productividad de los integrantes del equipo.

Muchos son, por tanto, los beneficios que una empresa puede extraer de la diversidad por lo que consideramos que el respeto y la inclusión han de fomentarse en las empresas. Una correcta gestión de la diversidad es fundamental para cualquier compañía. Prueba de la creciente importancia de ello es la creación del primer Observatorio de la Diversidad en España,  foro de investigación y análisis para proyectar en el mundo corporativo español un mayor conocimiento sobre  la gestión de la diversidad y su impacto en la empresa, la sociedad y la economía en general.

 

(Publicado también en Campus y Empresa)

¿De qué hablamos cuando hablamos de ética? (I)

¿De qué hablamos cuando hablamos de ética? Y más concretamente ¿de qué hablamos cuando nos referimos a la ética en la empresa?

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua indica lo siguiente

1. f. Conjunto de normas morales que rigen la conducta de la persona en cualquier ámbito de la vida. Ética profesional, cívica, deportiva.

2. f. Parte de la filosofía que trata del bien y del fundamento de sus valores

Ambas acepciones se complementan, porque si leyéramos solo la primera podríamos deducir que hay una ética buena y una mala, es decir, la ética son el conjunto de mis normas morales, que pueden ser buenas, o malas. Hasta Hitler seguía unas normas morales, y seguro que no podríamos tildarlo de ético

La segunda acepción deja claro que la ética trata del bien y de sus valores. Es decir, la ética es el conjunto de normas morales que rigen la conducta de una persona, orientándola a hacer el bien, a ser justo, honrado, etc.

Es decir, o eres ético o no lo eres, pero no puedes tener una ética buena o una ética mala. La ética es buena por definición.

A partir de aquí, una persona ética, como es lógico, aplicará este conjunto de normas morales en todos los ámbitos de su vida, entre los que se encuentra el profesional, que es la parte de la ética que aquí nos ocupa.

Hay muchas dicotomías sobre las que podemos preguntarnos cuando hablamos de la ética en los negocios

Ética                                                     Competencia

Ética                                                     Beneficios

Ética                                                     Confianza/Reputación

Ética                                                     Éxito en los negocios

Ética                                                     Liderazgo

Empresa                                             Sociedad

que revisaremos en las siguientes entregas de este análisis de la ética en los negocios.