Etiqueta: pymes

Cajamar y Círculo de Economía de Alicante unen esfuerzos para favorecer la financiación de las pymes

El Círculo de Economía de la Provincia de Alicante ha renovado el acuerdo de colaboración con Cajamar Caja Rural al objeto de facilitar crédito y contribuir al desarrollo de las más de 80 empresas y despachos profesionales alicantinos asociados a esta organización empresarial. De este modo la entidad financiera vincula su actividad al liderazgo empresarial y directivo alineándose así con los valores que abandera la asociación empresarial.

Enrique Javier Fur, presidente del Círculo de Economía, y Manuel Nieto, director territorial de Cajamar, han renovado este convenio que establece líneas especiales de financiación, entre ellas ‘Credipyme 360’ dirigida a facilitar liquidez a las micro, pequeñas y medianas empresas para que puedan cubrir sus necesidades de circulante, crear nuevas líneas de negocio o abrir delegaciones, entre otros.

El acuerdo incluye otras líneas vinculadas a la financiación de impuestos, préstamos  FEI y líneas ICO. Igualmente, se establecen productos y servicios específicos para las exportaciones e importaciones, en condiciones especiales que les permitan obtener liquidez para potenciar sus operaciones en el mercado exterior.

El Círculo de Economía de la Provincia de Alicante es una asociación empresarial sin ánimo de lucro, integrada en la red CEDE (Confederación Española de Directivos y Ejecutivos), cuyo fin es apoyar la investigación, la innovación y la cultura emprendedora, y a la vez mantener actualizados a los empresarios y directivos en las técnicas más avanzadas de gestión empresarial.

En esta línea, Cajamar ofrece respaldo a las actividades impulsadas por el Círculo de Economía Alicante ligadas a la transformación digital, la innovación y la formación del directivo a través de las herramientas más novedosas impartidas en las principales escuelas de negocio de ámbito nacional.

Si no pudiste asistir al Desayuno CEDE con José Luis Bonet en Alicante… ya lo puedes ver aquí

CE026

“Tenemos que ser conscientes de la necesidad de una sociedad civil fuerte, España tiene por delante una gran oportunidad”

José Luis Bonet, protagonista de un nuevo desayuno de trabajo organizado por CEDE en el Hotel Meliá Alicante, realizó un análisis de la actualidad política, económica y del servicio prestado por las Cámaras de Comercio a la sociedad.

El directivo comenzó su intervención haciendo un repaso de la actual situación de recuperación económica y la salida de la recesión por la que ha pasado el país, destacando la importancia del esfuerzo realizado.

Bonet destacó el papel realizado por las PYMES durante este periodo, pese a la dureza con la que golpeó a este sector llevando al cierre de más de 300.000 empresas.  Esta situación generó un cambio en la mentalidad y actitud de los empresarios, incentivando a salir al exterior a quienes pensaban que no era necesario.

“En los próximos 10 años podemos lograr otro gran salto económico gracias al funcionamiento de nuestras PYMES en el sector exterior, ya que existe una gran plataforma de internacionalización”.

En este sentido, defendió la importante labor realizada por el sistema de Cámaras de Comercio como plataforma de apoyo a las empresas.

El sistema cameral actual tiene cuatro objetivos: el primero es una fuerte defensa institucional y una economía social de mercado apoyándose en la Constitución del 78, la pertenencia a la Unión Europea y la unidad territorial de España; el segundo la internacionalización; el tercero la competitividad y por último la reflexión estratégica sectorial. “Hay que colocar la figura del directivo y el empresario ante la sociedad como líderes que son pero los sectores tienen que cooperar y reflexionar juntos a largo plazo, hay que aprender a ser no sólo competidores, si no también colegas y así iremos más deprisa”.

Visualizar el acto aquí

 

 

La gestión en las Pymes

La gestión tiene dos limitaciones para una pyme, la financiación a la que puede acceder y las personas con las que puede trabajar. La retención del talento debe, por tanto, realizarse desde el lado emocional más que desde el de incentivos económicos o de ascensos profesionales, al encontrarse estos limitados en el tiempo y cuantía. Aquí juega un papel fundamental el desarrollo del líder coach, quien guía a sus empleados hacia su máximo desarrollo personal y profesional.

(Fuente: artículo de Javier González en http://cincodias.com/cincodias/2015/08/07/empresas/1438975006_439390.html)

CaixaBank y el BEI firman un acuerdo de 900 millones de euros para financiar proyectos empresariales

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank y Román Escolano, vicepresidente del BEINuestro socio CaixaBank financiará proyectos de pymes y empresas de mediana capitalización –midcaps- con un nuevo préstamo de 450 millones de euros que le ha concedido el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Además de los 450 millones facilitados por el BEI, CaixaBank aportará el mismo importe, elevando a 900 millones de euros el volumen total de la financiación puesto a disposición del sector empresarial. Antonio Massanell, vicepresidente de CaixaBank; Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank; y Román Escolano, vicepresidente del BEI han estado presentes en el acto que ha rubricado el acuerdo entre ambas instituciones.

Esta línea de crédito concedida a CaixaBank dará apoyo a la financiación de proyectos de inversión que se realicen en cualquier país de la Unión Europea, para midcaps (empresas de hasta 3.000 empleados) y para pymes (hasta 250 trabajadores). El préstamo de 450 millones que concede el BEI tiene que ser utilizado al menos en un 70% del total para financiar pymes y hasta el 30% en proyectos de midcaps. En este sentido, la nueva línea financiará proyectos de inversión productiva o circulante de hasta 25 millones de euros en pymes y de hasta 50 millones de euros de inversión en midcaps, principalmente, en el sector industrial y de servicios.

Durante la firma, Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, animó a las pymes “a invertir en innovación para generar un valor añadido en sus productos y servicios y, de esta forma, encarar el rumbo de la internacionalización”. Gortázar también alabó “la labor clave que realiza el Banco Europeo de Inversiones para fomentar la actividad económica y que repercute en la creación de nuevos puestos de trabajo en España”.

Sobre el Banco Europeo de Inversiones

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es la institución de financiación a largo plazo de la Unión Europea cuyos accionistas son sus Estados miembros. Facilita financiación a largo plazo a proyectos de inversión viables con el fin de contribuir al logro de los objetivos de la política de la UE.

En 2014, el Grupo BEI (incluyendo el Fondo Europeo de Inversiones) destinó 25.500 millones de euros para el apoyo a pymes y empresas de mediana dimensión, beneficiando alrededor de 290.000 entidades en toda Europa. En España, el BEI destinó 7.603 millones de euros para nuevas líneas de crédito para pymes, con más de 62.000 empresas beneficiarias.

Jornada “Refresca tu negocio”

foto17-682x1024El mundo está cambiando y, como consecuencia, los negocios también. Y está ocurriendo a una velocidad mucho mayor de lo que todos podíamos imaginar.

En este entorno de cambio constante motivado por la también constante evolución, sobre todo de la tecnología, las organizaciones están obligadas a una adaptación y evolución permanentes.

Evolución que debe reflejar dos cuestiones fundamentales:

  1. La coherencia de la organización desde todos sus ángulos.
  2. La diferenciación centrada en los intangibles de la organización.

Se deben dejar atrás las culturas organizacionales limitadoras del crecimiento, desarrollo y evolución de los negocios para dar paso a nuevos estilos organizacionales que contemplen nuevas actitudes, nuevas creencias e, incluso, nuevos valores.

Para poner el valor los recursos humanos de la empresa y construir sobre ellos ventajas competitivas sostenibles, el Círculo, la Fundación Empresa Universidad de Alicante, la Cátedra Prosegur de la UA y el COITIA, te proponemos el taller “Refresca tu negocio”, impartido por Carolina Hernández, Licenciada en Comunicación de Empresas, Coach Profesional certificada por ASESCO, especializada en coaching organizacional y experta en comunicación estratégica de PYMEs, comunicación online y creación de la marca personal, así como creadora de la marca Identidad Organizacional para el desarrollo de las PYMEs, y colaboradora habitual de COPE.

REFRESCA TU NEGOCIO es una propuesta para acompañar a las organizaciones en este proceso de diagnóstico y renovación de la cultura, que les permita tener el lugar que desean dentro de su sector.

REFRESCA TU NEGOCIO propone mejorar la rentabilidad de las empresas a través de la implicación de los colaboradores con la organización, aspecto en el que los directivos y las propiedades de las empresas tienen la mayor parcela de responsabilidad.

Asistiendo a esta Jornada te ofrecemos:

  1. UnaConferencia pensada para explicar los conceptos y las herramientas fundamentales para ‘refrescar’ la rentabilidad de un negocio.
  2. UnDiagnóstico del momento actual de tu empresa, para que los asistentes se lleven una herramienta de utilidad práctica y directa en sus empresas y proyectos.
    Beneficios
  • Capacidad para diagnosticar el estado de salud de la organización.
  • Capacidad para reconocer las áreas intangibles más desarrolladas en la organización, así como las que precisan áreas de mejora.
  • Desarrollar habilidades para contribuir a la mejora de las áreas intangibles menos desarrolladas en la organización.
  • Aprender a desarrollar indicadores de medición.
  • Desarrollar las habilidades necesarias para la autogestión emocional y la gestión emocional de terceros, dentro de la organización.
  • Construir la coherencia en la comunicación.
  • Mejorar la comunicación en todos los ámbitos de la organización.
  • Mejorar la reputación y la percepción de la organización.

 

El taller se realizará el día 24 de febrero en el salón de Actos de COITIA (Avd. Estación, 5. Alicante) a las 17,30 h., de acuerdo con el siguiente orden del día:

  • 17,30 h.: Presentación por el presidente del Círculo
  • 17,40 h. : Taller “Refresca tu Negocio”, con Carolina Hernández
  • 19,30 h.: Coloquio
  • 20,00 h.: Vino español y espacio para networking

 

INSCRIPCIÓN

Puedes asistir inscribiéndote a continuación:

Nombre (obligatorio)

Apellidos (obligatorio)

Email (obligatorio)

Teléfono (obligatorio)

Empresa (obligatorio)

Observaciones

La unión hace la fuerza

Lo hemos dicho muchas veces en este blog. En el Círculo estamos convencidos de que es así: nadie está por encima de todos en la empresa. Creemos en la empresa como un proyecto compartido que implica a todos los que forman parte de ella, y en esta extensión me gustaría incluir a muchos de sus grupos de interés: propietarios, directivos, empleados, clientes, proveedores y entorno social.

Todos son imprescindibles para el éxito: los propietarios desde la inspiración, la orientación, la estrategia y la financiación; los directivos desde la gestión y, junto con los empleados, desde la concreción de esa estrategia en planes y programas que acerquen la empresa a sus clientes, que apoyen la solución de sus necesidades y expectativas; desde la innovación constante, el trabajo en equipo; los clientes con su vinculación a la empresa; los proveedores, en una relación de confianza imprescindible que facilite el crecimiento conjunto; o el entorno social, desde el compromiso compartido con la empresa de apoyo al desarrollo económico, social y medioambiental.

Pero en este post quisiera introducir un elemento más, cada día más importante como consecuencia de la globalización y la consiguiente internacionalización de la economía, con la creación de nuevos espacios competitivos más amplios y más intensos que dificultan o, al menos, incorporan más tensión a la gestión de las empresas.

Me refiero a la cada vez más necesaria cooperación entre empresas para progresar, máxime en un país como el nuestro con más de un 99% de PYMES (empresas con menos de 250 trabajadores).

En este contexto global que hemos identificado, cuando nuestro competidor no es solo la empresa que tenemos cerca, cuando la capacidad de decidir en la relación empresa/cliente ha pasado sin ninguna duda a poder del cliente y sus posibilidades de elección han crecido hasta niveles inimaginables en épocas recientes, cuando solo para sobrevivir es necesario ser el mejor, las empresas necesitan centrarse en aquellas actividades en las que aportan realmente un valor diferencial apreciado por los clientes, e incorporar a esa cadena de valor las aportaciones de otros especialistas en otras fases, de manera que el resultado final sea, efectivamente, el mejor, el más apreciado por los clientes.

Al respecto decía hace ya bastantes años Michael Porter que “en el futuro, las empresas que triunfarán en la competencia internacional serán las que puedan encontrar ventajas competitivas en la configuración y coordinación mundial en cualquier punto de la cadena de valor y que sepan superar las barreras organizativas que dificultan el aprovechamiento de dichas ventajas”.

Desde luego, también aquí Porter fue un visionario, y no solo para competir en mercados exteriores –como podría entenderse en su alusión a la competencia internacional-, sino también para mantenerse en los mercados domésticos en los que cada empresa se desarrolle.

Poner en valor su ventaja competitiva y unirla con ventajas aportadas por otras empresas en otras fases, de manera que el producto final, compuesto por las aportaciones de diferentes empresas –proveedores, productores, vendedores, logística, etc.- sea el que mejor resuelva las expectativas de los clientes.

Este es el fundamento básico de la Colaboración entre empresas: nos unimos para ser mejores, para hacer las cosas de manera más eficiente, para entender mejor las necesidades y expectativas de los clientes, para llegar mejor a nuestro público objetivo. Y nos unimos a través de acuerdos temporales o con intención de permanencia compartiendo recursos, abordando nuevos proyectos, reduciendo riesgos, mejorando la financiación de las actividades, etc., de manera que podemos definir la cooperación empresarial como

“El establecimiento de acuerdos –tras una profunda reflexión- entre dos o más empresas, con el fin de obtener determinadas ventajas mediante la ejecución conjunta de las acciones comerciales, logísticas, tecnológicas, etc. que permitan avanzar conjuntamente hacia el objetivo planteado”.

Y si la cooperación está pasando de ser una opción a una necesidad para posibilitar el crecimiento de las empresas en general, mucho más lo es en el caso de las PYMES y especialmente en las microempresas que, solo por tamaño, con menos recursos y menores posibilidades objetivas que las grandes empresas para abordar proyectos de innovación o crecimiento y, lógicamente, con mayores dificultades para ser líderes en eficiencia en cada una de las partes de la cadena de valor del proceso empresarial, necesitan la colaboración con otras empresas complementarias o competidoras para tener un hueco en el mercado y conseguir introducirse y crecer rentablemente.

Pero la cooperación no puede surgir como un elemento casual en la empresa, no puede obedecer a una idea repentina para corregir un problema puntual. La cooperación exige reflexión, convicción, rediseño del modelo de negocio, visión a largo plazo … estrategia.

Son varias las razones que pueden aconsejar la exploración y puesta en marcha de esa estrategia de cooperación:

  • Razones de tipo comercial y de gestión:
    • Acceso más rápido a nuevos mercados, si nuestro colaborador está ya introducido y conoce ese espacio. Esta es una razón clara en procesos de internacionalización, con acuerdos con empresas radicadas en aquellos mercados.
    • Completar nuestra oferta, disponiendo de un catálogo más atractivo que permita llegar a más clientes o a nuestros clientes objetivo.
    • Mejorar nuestros sistemas de gestión como consecuencia de la necesidad de hacer compatibles los de las empresas colaboradoras, lo que supone incorporar nuevos modelos que frecuentemente ayudan a evolucionar los nuestros (la introspección como sistema incorpora muchas dificultades para la necesaria adaptación al cambio que exige este tiempo a las empresas).
    • Posibilidad de nuevas vías de financiación por la aportación de todos los colaboradores en el proyecto compartido, tanto en la vertiente de financiación pura como de menores costes motivado por las aportaciones de las partes en tecnología, producción, logística, etc.
  • Razones de tipo técnico, asociadas fundamentalmente con mejoras en el proceso de producción:
    • Obtención de complementariedades productivas relacionadas con las diferentes fases del proceso, de manera que nos permiten centrar nuestros esfuerzos en aquella o aquellas fases en las que aportamos realmente un valor diferencial, en las que somos líderes. Es aquella reflexión tradicional de “zapatero a tus zapatos”.
    • Como consecuencia de esa complementariedad, reducción de los costes de producción y por tanto la mejora de la eficiencia de todo el proceso que, como sabemos, es clave para el éxito, independientemente de cuál sea nuestra focalización básica, costes o diferenciación.
    • Acceso más fácil y más seguro a materias primas y componentes de la calidad requerida, si elegimos los colaboradores adecuados.
    • Desarrollo más eficiente de la tecnología de proceso más adecuada a través de acuerdos con otras empresas o con Universidades o institutos tecnológicos.

Teniendo presente una premisa fundamental en cualquier proyecto de cooperación empresarial: el objetivo debe ser siempre “ganar-ganar”. Pretender obtener una ventaja individual a costa del colaborador es una garantía de finalización abrupta del proceso y de pérdida, por tanto, de las sinergias pretendidas por todos los participantes. La base del éxito de un proceso de colaboración está en la confianza entre las partes, sin la cual ningún proyecto de este tipo es viable.

Sin duda, por tanto, a través de la cooperación mejoramos nuestra capacidad para competir, pero no todo es un camino de rosas. La cooperación también tiene algunos inconvenientes que debemos conocer, asumir y tratar de minimizar, como pueden ser la reducción de la autonomía de la empresa como consecuencia de la necesidad de compartir información y adoptar decisiones conjuntas o coordinadas con los colaboradores, o incluso la posibilidad de contribuir a hacer más fuerte a un competidor actual o futuro al compartir conocimientos, tecnología, etc.

Con todo, en la cooperación está el futuro. Sigue siendo verdad aquello de que la unión hace la fuerza.

Inforges seleccionada por Red.es para desarrollar proyectos de comercio electrónico subvencionados

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través de la entidad pública Red.es, ha puesto en marcha la tercera edición del programa ‘Mentoring en Comercio Electrónico’ dada la excelente acogida de los programas anteriores, que se centra en mejorar la competitividad empresarial, la productividad y el crecimiento de las compañías a través de las ventajas que aporta el negocio online.

Inforges –socio del Círculo desarrolla proyectos en la nube integrados con los sistemas de gestión implantados en la empresa. Recientemente Inforges ha desarrollado importantes proyectos de comercio electrónico como: Inside y VICMA.

Hasta el 9 de septiembre, las pymes y autónomos de las comunidades beneficiarias de FEDER pueden presentar su solicitud en la sede electrónica de Red.es

El presupuesto de las ayudas asciende a 18 millones de euros para el asesoramiento e implantación de soluciones de comercio electrónico entre autónomos y pymes. Los beneficiarios deben contar con una plantilla inferior a 250 empleados y un volumen de negocio de menos de 50 millones de euros.

Este programa tiene dos líneas de ayudas: una para el asesoramiento especializado en e-commerce, y, otra, destinada a la implantación de una plataforma de venta online y/o prestación de servicios tecnológicos de comercio electrónico.

La Universidad de Alicante desarrolla experiencias innovadoras para la formación en habilidades profesionales

El pasado 24 mayo los alumnos del Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos y del Máster en Dirección y Gestión de Empresas de la Universidad de Alicante, de cuyo equipo asesor forma parte el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante, llevaron a cabo una sesión formativa de team building a través de la grabación de un videoclip, con la famosa canción Happy de Pharrell Williams.

Los alumnos de los dos programas, a través de la metodología del outdoor training, trabajaron durante cinco horas, fuera de las tradicionales aulas, en la planificación y grabación de un videoclip bajo la supervisión de Faus Olmos, reconocido experto en el desarrollo de equipos de alto rendimiento en entornos profesionales.

Con esta acción formativa los alumnos pudieron conocer con mayor profundidad la importancia de definir y perseguir un objetivo común, desarrollar la escucha activa, planificar las acciones a ejecutar, llevar a cabo una adecuada distribución de las funciones y cómo el humor se convierte en un elemento esencial para crear equipos altamente eficaces. Habilidades que ayudarán a conseguir el éxito profesional en un entorno altamente competitivo.

Puedes ver el videoclip en el siguiente enlace.

El futuro está en empresas globalizadas

Algunas conclusiones de la jornada Dirigir para Exportar desarrollada el pasado día 10.04 en Villena en colaboración entre el Círculo, la Cátedra Prosegur de la UA y el COITIA, con las intervenciones de los expertos en comercio internacional Mª Angélica Miras y Vicente Albaladejo, apuntaban a que el futuro está en las empresas globalizadas, de manera que las que no decidan exportar van a tener más difícil la supervivencia; y aunque hemos avanzado en los últimos años, en general aún nos falta por desarrollar una clara visión estratégica internacional.

La internacionalización no es solo exportación/importación puntual; parte de una reflexión estratégica de la empresa que la lleva a adoptar la decisión de empezar a trabajar con el exterior con realineación de sus recursos disponibles y orientación a largo plazo, en un plan que implique a toda la organización, impulsado por la más alta dirección de la empresa que no solo debe ser motor, sino referencia permanente para toda la compañía.

Y sin embargo, lo más frecuente es que las empresas aborden directamente la comercialización obviando esa reflexión y redistribución de recursos; tratando, en definitiva, de mejorar su cuenta de resultados a muy corto plazo. Y eso, salvo casos aislados, casi accidentes, no suele ocurrir.

La internacionalización, decían los ponentes, requiere un plan específico basado en información exhaustiva de mercado/competencia, sector de actividad, clientes, canales, legislación, idioma, cultura, identificación de oportunidades … Información que no es importante solo para comenzar: la actualización de la información del país o países con los que trabajamos o intentamos trabajar debe ser permanente.

El título de la jornada es Dirigir para Exportar, por lo que es procedente tener claro qué es exportar. Y evidentemente exportar es vender fuera de nuestras fronteras, pero es mucho más que eso: exportar es fortalecer la empresa, afianzar nuestra imagen incluso en el mercado interior; es competir en mercados internacionales con continuidad, no en ventas puntuales, para lo que es necesaria la información y el compromiso comentados de toda la organización liderada por la dirección.

Y cuando una empresa se lo plantea desde un punto de vista estratégico, puede obtener ventajas importantes, como la diversificación de mercados lo que conlleva una diversificación de los riesgos que permite compensar la falta de crecimiento de unos países con la potencia de otros (el presidente de Mondragón Internacional, Josu Ugarte, lo plasmó perfectamente en un libro reciente: “España está en crisis, el mundo no”); la prórroga del ciclo de vida de algunos productos, acordes con  el desarrollo social o las necesidades y capacidades específicas de los diferentes países o regiones con los que mantenemos relaciones comerciales; y por supuesto, nuevas oportunidades de mercado no solo en clientes, sino también en proveedores, de manera que la internacionalización puede afectar a diferentes fases de nuestra cadena de valor.

Desaprovechar estas oportunidades es un error estratégico, a juicio de los ponentes, porque nuestros competidores de otros países sí lo están haciendo, y no salir nosotros a otros mercados solo puede llevarnos a reducir nuestra capacidad competitiva, pérdida progresiva de cuota y, al final, a la desaparición de la empresa.

Y no es una cuestión solo de grandes empresas. La Pymes también pueden y deben internacionalizarse si tienen producto y son capaces de definir, explicar y explotar una ventaja competitiva en los países a los que se dirigen. El tamaño ayuda, desde luego, pero no es el factor definitivo en la internacionalización de la empresa.

Y la financiación. La empresa necesita financiación, pero también para competir en el mercado interior.

La decisión de exportar debe basarse, por tanto, en razones estratégicas soportadas por un análisis interno sólido de la empresa que haga referencia a la capacidad real de producción de la compañía (o subcontratación de parte de la producción) para hacer frente a incrementos en la demanda; a la calidad y adaptación del producto/servicio a las expectativas de los nuevos consumidores objetivo; a la logística, capacidad financiera y recursos focalizados necesarios para abordar el proceso, en cualquiera de las tres alternativas posibles de venta en otros países: exportación, cesión del uso de licencias, o inversión directa en el exterior.

El éxito dependerá, además, de nuestra capacidad para identificar el mercado o mercados adecuados, eligiendo entre concentrar el esfuerzo en pocos mercados o diversificar (en el caso de Pymes, parece razonable comenzar concentrando esfuerzos para desarrollarse solo en los mercados a los que puedan realmente atender porque la decisión de internacionalizar exige, como se ha reiterado, dedicar recursos, personas, desplazamientos, conocimientos, presupuesto, que no es frecuente que estén ociosos o fácilmente accesibles en las Pymes); identificar los países destino con criterios de empresa, producto, barreras y oportunidad, y los segmentos específicos que pretendemos y canales a través de los que vamos a llegar a ellos.

Conceptos que detallados con múltiples ejemplos de empresas que abordaron procesos de internacionalización con éxito –incluso de fracasos importantes en proyectos internacionales, de los que se obtienen conclusiones importantes-, centraron el tema de la dirección de los procesos de internacionalización de empresas que constituye la base de esta jornada empresarial.

Y una conclusión: Organizar una empresa para participar en un nuevo negocio, especialmente si se trata de un negocio internacional, requiere adecuación interna y procedimientos nuevos; segmentación; identificación de la ventaja competitiva sobre la que soportar nuestra propuesta al nuevo mercado; y sobre todo, planificación, y compromiso de la dirección, e implicación en el proyecto de toda la organización en torno a un liderazgo claro.

El crédito a las empresas

La necesidad de conseguir que el acceso al crédito para las empresas vuelva a ser todo lo fluido que el crecimiento exige, es la tesis del artículo que publiqué en Abc el pasado día 19 de marzo precisamente con este título: “El crédito a las empresas”.

La mejora en los procesos, en los productos, la apertura de nuevos mercados, exige inversiones que habitualmente deben ser financiadas por la banca (principal vía de acceso al crédito para las Pymes, que constituyen la gran mayoría de empresas de nuestra provincia) en condiciones razonables de garantías y tipos de interés, y pese a las campañas y manifestaciones recientes de muchos banqueros acerca de la apertura del crédito para las empresas, la realidad aún no lo hace tan evidente, probablemente tanto por las autorestricciones de los propios empresarios tras muchos años de sequía crediticia, como por un exceso de celo en los propios canales de concesión de crédito de las entidades bancarias que buscan sobregarantías no siempre fáciles de asumir por los empresarios.

Es un tema que en nuestra provincia tiene incidencia especial por la gran transformación de nuestro sistema financiero, con nuevas entidades en principio foráneas con un menor conocimiento de las características de nuestras empresas, lo que probablemente está ralentizando muchas operaciones. Y eso no apoya especialmente la recuperación que deseamos.

Lee el artículo completo aquí