Etiqueta: producto

Decálogo de las ventas

  1. Conocerás a tu propia empresa
  2. Conocerás las relaciones entre las necesidades del consumidor y tus productos.
  3. Conocerás a tus competidores.
  4. Conocerás la calidad que satisface.
  5. Conocerás los motivos de fidelidad del cliente.
  6. Conocerás precios competitivos
  7. Conocerás como distribuir lo que produces.
  8. Conocerás el ciclo de vida del producto.
  9. Conocerás la promoción más adecuada de tu producto.
  10. Estimarás las ventas.

12 claves para exportar en tiempos difíciles

Xavier Mendoza, director del Observatorio de la Empresa Multinacional Española (OEME), nos da las claves para exportar con éxito en tiempos difíciles:

1. Desarrollar un buen plan de exportación de la empresa y revisarlo periódicamente. Este plan debe especificar los objetivos, a dónde ir, cómo implantarse, recursos necesarios En resumen, ¿por qué salimos y qué queremos conseguir?

Además, hay que tener en cuenta que cada sector tiene características diferentes y específicas. Por ejemplo, una empresa textil como Mango no puede exportar sin tener presencia física.

2. Conocer el país al que queremos exportar (su geografía, cultura, legislación, demografía, política económica, etcétera) ya que no es lo mismo transportar mercancías en Alemania que en La India, donde los transportes son extremadamente lentos.

3. Analizar y comprender bien el mercado, tus clientes y tus competidores, e identificar las diferencias relevantes respecto del mercado español.

¿Hay un mercado atractivo para mí? ¿Cuál es? Es necesario determinar si realmente existe demanda de mi producto, ya que se puede dar el caso de que sea muy sofisticado o, por el contrario, de que llegue tarde. Aunque mi producto funcione en España, en este punto lo importante es que funcione en el país a donde me voy a dirigir.

También es importante valorar el poder adquisitivo de la gente, así como las barreras a la entrada del país. Si mi producto no aporta nada nuevo al mercado y además soy extranjero, seguramente tenga que hacer frente a mayores costes.

4. Asegurar que nuestro producto o servicio es relevante y buscar clientes que nos ayuden a largo plazo.

5. Adaptar las operaciones de la empresa para dar respuesta a los requerimientos del país (logística, nivel de servicios).

6. Cuidar la relación con nuestros partners locales. Tus socios y distribuidores son tus ojos y tus oídos.

7. Contar con las personas adecuadas y con una capacidad financiera suficiente.

8. Como norma, no empezar con lo más difícil. Hay que ir desarrollando la capacidad de operar internacionalmente poco a poco.

A estas ocho claves, se unen cuatro más a tener en cuenta en tiempos difíciles:

9. No descuidar nuestro negocio nacional, nuestro core business. En tiempo de crisis hay que cuidar a los clientes actuales y fieles. Hay que garantizar que seguimos atendiendo nuestro negocio aquí.

10. La gestión de riesgos es más importante que nunca, es fundamental contar con las coberturas adecuadas. Así, es mejor hacer negocios con empresas que lleven operando al menos, dos o tres años y tener acceso a su carta de pagos para comprobar que son solventes y fiables.

11. No hay que precipitarse. Hay que seguir la secuencia apropiada y hacer bien los deberes antes de ir al país de destino.

12. Los mercados emergentes no son para principiantes puesto que son países mucho más complicados, como por ejemplo China o La India.

(Fuente: http://www.edirectivos.com/noticias/0000038438-12-claves-para-exportar-en-tiempos-dificiles)

¿Por qué hay que hacer un plan de marketing?

Como apunta Roberto Vieites, técnico del BIC de Galicia,“además de para reflexionar sobre tu propuesta de valor y para determinar quiénes son exactamente tus clientes, te ayuda a definir y tomar decisiones sobre tus precios. Piensa que el precio no sólo tiene peso sobre las finanzas, sino que tiene un fuerte impacto sobre la imagen del producto. Un precio alto es sinónimo, muchas veces, de calidad; y un precio bajo, de lo contrario. Eso, por un lado. Por otro, elaborar el plan de marketing te obliga a tomar decisiones a largo plazo sobre distribución, a menudo irreversibles. Hay factores, como las características del mercado y del producto, o el sistema de distribución habitual en tu sector que te condicionan y necesitas saberlo”.

(http://www.emprendedores.es/empresa/marketing)