Etiqueta: preparación

II Taller Workshop de oratoria y habilidades comunicativas ‘Palabras que cuentan, palabras que mueven’

El Círculo de Economía de la Provincia de Alicante acerca a sus socios y colaboradores el II Taller de Oratoria y habilidades comunicativas ‘Palabras que cuentan, palabras que mueven’ impartido por Raquel Aullón, formadora de oratoria para profesionales.

La cita: el viernes, 28 de septiembre, de 9:30 a 14:30h y de 16:00 a 19:00h. Coste de la jornada: 85 euros

Raquel-Aullon

  • ¿Puedo dar un paso más en mi oratoria? 

Puedes… ¡y debes! Hace tiempo que descubriste que utilizar las herramientas básicas de la oratoria, no sólo hacen más eficaz tu comunicación diaria, si no que te facilita la vida. Ahora, vamos a dar un pequeño paso más para conseguir que tus discursos transmitan aquello que quieras y seas capaz ‘mover’ a tus interlocutores.

Discursos pequeños o grandes, no importa; todos son igual de importantes, pues todos suponen una oportunidad oro para transmitir algo importante para nosotros.

Este taller está dirigido a todas aquellas personas que ya tienen una cierta experiencia en el campo de la oratoria y que quieren seguir avanzando para perfeccionar su técnica discursiva.

El curso se centrará en la preparación y exposición de un discurso completo, contemplando cada paso, desde que surge la idea o necesidad, hasta que se pone en escena. Paralelamente, los asistentes profundizarán  teoría narrativa y en técnicas de comunicación no verbal, como el manejo de la voz y la presencia escénica.

FullSizeRender (20)

  • Contenidos
  1. Los pilares del orador
  2. El ABC del discurso persuasivo
  3. Storytelling avanzado: mi relato, la marca que soy
  4. Dando forma al discurso (qué, a quién, para qué; esquema de ideas, introducción, desarrollo y conclusión)
  5. Puesta en escena del discurso (leer o no leer, recursos escénicos y apoyos, dominando el espacio)

FullSizeRender (22)

  • Objetivos

Adquirir herramientas necesarias para automatizar el proceso de creación del discurso, desde el nacimiento de la idea hasta la puesta en escena.

Tener un nuevo punto de vista sobre el Storytelling como recurso narrativo y elemento fundamental del a comunicación personal.

Adquirir consciencia del lenguaje o verbal para ser capaz de controlarlo y emitir mensajes coherentes desde el punto de vista de la oralidad.

 

Más información: teresalsempere@gmail.com

Reserva de plazas, grupo reducido de 12 asistentes

Precio 85 euros

Las cuatro claves necesarias para generar confianza por Josué Gadea

emprenderUna de las cuestiones/dudas que más recibo en mi email es… “Josué, cómo genero confianza?”
Hace pocos días hacía un vídeo en directo vía facebook donde hablaba de ello pero hoy voy explicar en este texto qué podemos hacer.
La gente, tu potencial cliente, se va a fijar en 4 cosas.

(más…)

Lleva tres semanas preparar un discurso improvisado

Esta frase de Mark Twain resume bien uno de los aspectos cruciales de una buena comunicación: la preparación, a la que hay que añadir la asertividad, la confianza, la práctica …; aspectos tratados en el taller  “Hablar en Público, ¿arte o técnica?”, dirigido por los psicólogos Laura F. Asensi y Miguel Díez, profesores de la UA y codirectores de Psicojurix, que hemos desarrollado con el apoyo del COITIA y la Cátedra Prosegur de la UA, el 13.06.2013.

La del directivo es una función que tiene mucho que ver con la comunicación, por lo que tener seguridad en nuestras exposiciones públicas ante auditorios y en contextos diferentes es muy importante para el desarrollo correcto de nuestra función y para el éxito de la empresa.

El contexto en el que se desarrolla la comunicación empresarial, los públicos a los que se dirige, elementos a considerar en el proceso de comunicación, así como algunas pautas necesarias para mejorar nuestras habilidades en esta función, han constituido el eje de la sesión, con una excelente valoración por parte de los asistentes.

Y sin que pretendamos trasladar en estas líneas el contenido del taller, lo que sería una pretensión imposible porque –tal como apuntaban los directores de la sesión tomando una frase de Confucio- “me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí”, el taller pretende incidir más en el saber hacer que en el saber, lo que se transmite solo desde la vivencia directa de las situaciones propuestas; este resumen solo quiere mostrar las líneas básicas tratadas en la sesión, partiendo de un concepto básico: es cierto que algunas personas tienen determinadas capacidades innatas que facilitan su habilidad para comunicar, pero ésta en una capacidad que se puede adquirir y perfeccionar.

Los buenos comunicadores basan su éxito fundamentalmente en mucha preparación y mucha práctica, y entienden la comunicación como una oportunidad para reforzar su liderazgo y, en el ámbito empresarial, el de la empresa a la que representan, en tanto que se convierte en una oportunidad para informar y transmitir ideas, conocimientos, cultura, imagen de empresa, adecuación del producto, …; para mover a la acción a otras personas; para coordinar; para mejorar el impacto social de la organización; … para mejorar, en definitiva, la capacidad de competir de la empresa.

Comunicación que es de aplicación en prácticamente todos los ámbitos de la dirección: en la comunicación interna global; en la negociación; en conferencias/presentaciones ante públicos internos/externos de la empresa; en reuniones; ante los medios de comunicación; … y aunque cada medio tiene sus códigos particulares, las bases del éxito de la comunicación, como hemos apuntado, dependen en gran medida de la preparación, del conocimiento del entorno y del auditorio, de la capacidad de entender lo que interesa al interlocutor, de la confianza del ponente en sí mismo, en su empresa y en el tema a tratar; …

La buena preparación, por tanto, es la base del éxito de la comunicación, y para ello, decían Laura y Miguel,

–          Controla la información (qué vas a decir, qué puntos son fundamentales, qué datos avalan el contenido, …)

–          Conoce el lugar (llega temprano y comprueba infraestructura y medios)

–          Conoce a tu auditorio (perfil de los asistentes, qué les interesa, qué preguntas pueden hacer, … Incluso, si puedes, recíbelos)

–          Organiza la información de forma lógica (es imprescindible un guión en tanto que tranquiliza al ponente y asegura explicar lo previsto)

Además es necesario conocer los problemas más frecuentes, relacionados con la ansiedad, el miedo, la inseguridad, la falta de asertividad, el manejo de preguntas complicadas, .. y las técnicas adecuadas para combatir esos problemas, algunas de las cuales se practicaron durante la sesión, como técnicas de relajación (la utilidad de la respiración diafragmática se mostró como una técnica fácil, rápida y discreta para momentos de especial tensión), el diálogo interno (sentimos lo que pensamos, por lo que focalizarnos en pensamientos positivos apoya su consecución –cumplimiento de la autoprofecía positiva-), la búsqueda de un “ángel” (un apoyo entre la audiencia, especialmente interesado en el tema), … y sobre todo, practicar, practicar, practicar … y revisar, prestando gran atención a la comunicación no verbal, que es el 93% de la comunicación que emitimos (comportamiento –expresión facial, sonrisa, mirada, postura-; lenguaje –tono, timbre, silencios “sin rellenar”, volumen), con autenticidad, con entusiasmo.

Finalmente, el taller planteó, desarrolló y contrastó con todos los participantes algunas estrategias útiles para la excelencia en la comunicación. Estrategias relacionadas con la persuasión, argumentación, sencillez, repetición (reforzar la idea principal desde diferentes perspectivas), amenidad, emoción, estilo, uso de frases y citas o el storytelling (contar historias originales, muchas veces personales, con valores, … que refuercen el mensaje a transmitir o que sean el vehículo mismo para transmisión del mensaje) para comunicar de manera efectiva y generar empatía en la audiencia.

Y como conclusión, “la única habilidad competitiva a largo plazo es la habilidad para aprender” (Seymour Papert), y es una habilidad que en el caso de la Comunicación interpersonal se puede y se debe aprender y perfeccionar.

¿Te gusta hablar en público?.Consejos para no ser un@ más.

Hasta los más aventajados oradores tienen alguna anécdota que contar para responder a esta pregunta. Hacer una presentación ante un grupo de personas siempre produce algún tipo de ansiedad, pero ello no impide que sea una necesidad que como profesionales tendremos que realizar si queremos validar nuestra capacidad.

En las siguientes líneas incluimos una serie de consejos que pueden ayudarnos a resolver estas situaciones, no son una varita mágica pero sin duda inciden en algo importante: la preparación como base fundamental para minimizar una parte de la ansiedad asociada a esta situación. Al final  el objetivo es que estos consejos te ayuden a no ser “un@ más” y ser recordado como un buen comunicador capaz de llegar a su público.

  1. Da comienzo a tu conferencia de una forma distinta. No seas convencional, no utilices las mismas frases de siempre. Comienza de una forma que sorprenda a tu audiencia y les haga prestar atención. Con esto no queremos decir que todo vale, sea cual sea tu inicio, debe de tener relación contigo y con el tema que se va a tratar. Según Gonzalo Álvarez, las primeras diez palabras de tu presentación son tan importantes como las 10.000 siguientes.

Puedes empezar contando una historia, una anécdota, utilizando alguna cita conocida o incluso imágenes, pero siempre en relación con el tema a tratar.

2. Cuida el diseño de la presentación que vas a utilizar. No dejes que un mal diseño acabe por destrozar tu presentación. Utiliza imágenes que ilustren lo que estás diciendo pero que no te roben el protagonismo, obteniendo más atención que tus propias palabras. El ponente es lo más importante, la presentación es un apoyo a tus palabras. Si incluyes mucho texto conseguirás que el público acabe leyendo y no prestando atención. Si lo das todo en la presentación, ¿qué valor aportan tus palabras?

Sobre este tema puedes consultar ideas interesantes en el libro Presentación Zen de Garr Reynolds.

  1. Adapta tu mensaje al público al que se dirige. No es lo mismo hablar para muchas que para pocas personas, para diferentes públicos de diferentes edades, para jefes o para clientes… El mensaje debe adaptarse para que llegue al público, para ello debemos conocer ante quiénes vamos a intervenir. En ocasiones lo tendremos claro pero, otras veces, deberemos investigar un poco sobre qué personas van a asistir a nuestro curso o ponencia.
  2. Establece un vínculo emocional con tu audiencia. Otro consejo que puede funcionar en este sentido es utilizar materiales que tengan que ver con el público, que despierten en ellos un vínculo emocional.

Por ejemplo, puedes aportar ejemplos relacionados con aspectos del lugar o la población en la que vas a realizar la charla o, si el curso es de varios días, introducir conversaciones o datos obtenidos los días anteriores.

  1. Prepara los contenidos para cada charla. No te dejes llevar por la comodidad utilizando los mismos materiales para varios cursos o diferentes situaciones. Debes adaptarte a cada momento, público y temática que vayas a tratar, elaborando una presentación distinta según las necesidades de cada intervención.
  2. Deja claras las ideas más importantes de tu discurso. Una persona no recuerda más de 2 ó 3 ideas clave, así que no tiene sentido empeñemos en incluir grandes dosis de información en nuestros cursos o charlas. Aunque demos más ideas, siempre deberemos dejar claro cuáles son las ideas principales que queremos que se recuerden y trabajar sobre ellas varias veces durante la ponencia.
  3. Trabaja tu comunicación verbal y no verbal. Transmitimos tanto verbal como no verbalmente y debemos cuidar nuestra comunicación. Se trata de un aspecto fundamental para que ambas comunicaciones sean coherentes y transmitan lo que deseamos sobre nosotros y nuestro mensaje. Podemos trabajar la comunicación. Una forma muy efectiva es grabarnos “en acción” y detectar los campos que podemos mejorar.

Es importante transmitir seguridad. Todos tenemos dudas y miedos en algún momento pero debemos evitar transmitirlos a la audiencia. Si no nos sentimos seguros se nota y se transmite. ¿Cómo ganar seguridad? A base de experiencia y, como veremos más adelante, con mucho ensayo.

  1. Acepta las críticas y que te sirvan para mejorar. El feedback que puede aportarnos el público al que nos dirigimos es una información valiosísima que nos va a permitir mejorar los aspectos que tengamos menos desarrollados.

Tus clientes más insatisfechos, son tu mejor fuente de aprendizaje.

Bill Gates

9. Ensaya, ensaya, ensaya. Como explican Laurent y Bang Rouhet:

para tener éxito al hablar en público no se puede dejar nada a la improvisación. Hay que ensayar mucho para ser natural y espontáneo.     

10.  Ajusta tu discurso al tiempo. Es importantísimo ajustarse al tiempo que tenemos disponible, no pecando por exceso ni por defecto. Podemos dejar un poco de tiempo para preguntas, pero siempre contemplado en nuestra planificación.

Una charla interesante puede acabar siendo valorada como negativa si se hace demasiado larga. Planifiquemos bien el tiempo, los descansos y las cuestiones que puedan surgir, es una muestra de respeto hacia el tiempo de nuestra audiencia y hacia el nuestro propio. Es cierto que determinadas personas pueden tener más facilidad que otras para expresarse, pero todo se mejora a través de la práctica, la experiencia y el ensayo. Si quieres alcanzar discursos realmente interesantes y de calidad, deberás ensayar cada ponencia, lo que además te servirá para determinar el tiempo que va a llevarte cada una de las partes a tratar y organizarla así de forma óptima.

Todos estos consejos van a ayudarnos a llevar a cabo intervenciones que realmente lleguen a la audiencia consiguiendo que nuestro público nos recuerde como buenos oradores.

Podemos ser malos ponentes, mediocres o buenos comunicadores.

¿Cuál es tu decisión?

Factores de éxito en la negociación. VIGÉSIMO SEGUNDA ENTREGA. 8.03.2012

Hemos llegado al final de esta serie de 22 capítulos, en la que he ido desgranando muchos temas relacionados conla Negociación.

Me he servido de distintas fuentes, de mi propia experiencia y termino, más o menos, como empecé esta serie de artículos, diciendo que son muchas las negociaciones que realizamos cada día en la empresa.  Estoy convencido de que estar preparado y saber negociar es la clave para que nuestra compañía tenga éxito.

Y para que una negociación acabe bien, acabe con éxito, los factores o claves más importantes  son las siguientes:

Preparación.- Es la base. Al menos las tres cuartas partes del éxito de la negociación dependen de llevarla bien preparada. Ir bien preparado te hace ir mucho más seguro a la negociación, te da confianza.

Respeto hacia la otra parte.-  Respeto a sus intereses, no verlo como un enemigo.

Confianza. Es esencial generar, desde el primer momento, un clima de confianza entre las partes. De esta forma, las personas se abrirán, facilitarán la información y se mostrarán receptivas.

Flexibilidad y creatividad.-  Es necesario tener cintura y reflejos creativos para romper bloqueos y buscar nuevas alternativas.

Asertividad, para saber decir “NO” en un momento determinado con naturalidad, sin generar tensión. Haciendo ver a la otra parte qué límites no pueden ser sobrepasados.

Paciencia, para no precipitarse. Toda negociación requiere su tiempo. Adaptarse al ritmo de la otra parte, saber esperar y dejar que las cosas maduren.

Saber terminar.- Al igual que se ve cuándo la fruta está madura para cogerla, así también, en cada negociación se produce un momento, cuando está suficientemente desarrollada y lista, para darla por finalizada. Si se deja pasar este momento, se puede complicar el cierre.

En este punto y final, os quedo agradecido a todos los lectores que me habéis seguido a lo largo de estos 22 artículos.-  Y como se suele decir en estos casos, si a alguien le ha servido y ha sacado algo de provecho, me doy por satisfecho.