Etiqueta: motivar

La gestión del desempeño, base de la diferenciación

(Un resumen de la presentación del taller “Gestión Estratégica del Desempeño” por el presidente del Círculo)

Buenas tardes y muchas gracias por asistir a este taller sobre la “Gestión Estratégica del Desempeño” que hemos convocado conjuntamente el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Alicante, la Cátedra Prosegur de la Universidad de Alicante  y el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante, en una colaboración cada día más estrecha que hemos concretado en diferentes actividades en este último año con un solo objetivo: facilitar a las empresas alicantinas la transición por este escenario complejo y su preparación para entrar con fuerza en una nueva etapa de recuperación que todos queremos ver confirmada,  a través de conferencias, jornadas y talleres como el que hoy vamos a desarrollar.

El Círculo de Economía de la Provincia de Alicante es una asociación empresarial sin ánimo de lucro integrada en la red  CEDE (Confederación Española de Directivos y Ejecutivos, con más de 140.000 empresarios y directivos españoles), que apoya la investigación, la innovación y la cultura emprendedora, a la vez que impulsa la adopción de las técnicas más avanzadas y eficientes de gestión empresarial entre todas las empresas y directivos de las empresas alicantinas, y específicamente entre nuestros socios.

Pretendemos consolidarnos como un foro de opinión empresarial y directiva complementario y compatible con otras asociaciones, con la finalidad de poner en valor las figuras del empresario y los directivos de empresa que son, sin duda, figuras clave en el desarrollo económico y social de nuestro entorno, en el concepto de “empresas de personas para personas”, basado en la cualificación, el compromiso, la innovación, la calidad y la ética como elementos diferenciales de nuestras empresas y sus dirigentes. Valores sobre los que podremos construir empresas eficientes, comprometidas con el entorno y sostenibles en el tiempo.

En un seminario reciente sobre Inteligencia de Negocio, plasmada a través del cuadro de mando integral de la compañía, decíamos que la perspectiva financiera ya no era suficiente para evaluar la gestión de la empresa.

Además de esa perspectiva financiera, es necesario incorporar las perspectivas de los procesos de negocio (referida a eficiencia, mejora continua), del consumidor (sobre las expectativas del cliente), y la perspectiva de innovación y aprendizaje, referida esta última a las aportaciones de los empleados para el progreso de la empresa.

Es más, esa perspectiva de innovación y aprendizaje organizativo se configura realmente como conductora de las demás ya que los productos, los procesos, la tecnología ayudan a aproximarnos a los objetivos, pero solo los empleados son capaces de alcanzarlos.

En realidad en este mundo complejo, global, interconectado, con economías internacionalizadas y competidores no siempre evidentes, el éxito de las empresas pasa por identificar y alcanzar ventajas competitivas apreciadas por los clientes objetivo y sostenibles en el tiempo, lo que exige construir estas ventajas sobre elementos difíciles de copiar por otras empresas, esto es, sobre elementos intangibles que, en las empresas, son básicamente los conocimientos y la actitud de las personas de la empresa, que unidas a las rutinas organizativas (pautas de actuación que determinan la forma de llevar a cabo las tareas en la organización), conforman las capacidades de la empresa que permiten definir esas ventajas competitivas.

Es, por tanto, la gestión de las personas uno de los elementos clave que tiene la empresa para diferenciarse.

La gestión del desempeño constituye la base de esa diferenciación.

Por ello, las empresas son cada vez más conscientes de la necesidad de tener  procesos que permitan planificar, motivar, gestionar personas, innovación, aprendizaje,

Dirigir también es comunicar.

(Presentación del Taller Hablar en Público desarrollado el 13.06 en COITIA, por el Presidente del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante).

La comunicación es fundamental para el desarrollo de la sociedad y, naturalmente, es imprescindible para que la empresa pueda llevar a cabo las funciones que le permitirán alcanzar sus objetivos.

En la empresa todo es comunicación: investigación, debate, contraste, acuerdos, órdenes, instrucciones, objetivos, relación con clientes, proveedores, empleados, administraciones, grupos sociales, … comunicación en todos los sentidos, ascendente, descendente, con el equipo, con el exterior, …, y muy especialmente en la función directiva, hasta el punto que constituye la parte más importante de nuestra actividad en la empresa.

Tener, por tanto, seguridad en nuestras exposiciones públicas ante auditorios diferentes es fundamental para el desarrollo correcto de nuestra función y para el éxito de nuestra empresa.

Y esa seguridad se consigue con confianza, con formación, con práctica, con trabajo, con empatía.

Tenemos que saber pero, sobre todo en este tema, tenemos que saber hacer. No solo necesitamos el marco teórico que nos permita abordar nuestras intervenciones en público desde una posición, sino que debemos adquirir las técnicas que nos faciliten abordar esas comunicaciones con seguridad, que nos permitan ponernos en el lugar del interlocutor y transmitirle aquello que queremos sobre la tarea, la empresa, el puesto, etc.

En el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante estamos convencidos de esta idea: más importante incluso que saber, es saber hacer, y en esta línea hemos organizado el taller que aborda este tema prioritario en la función directiva: Hablar en público.

La función del directivo a partir de determinados niveles, como decía, tiene una parte fundamental de comunicación: con sus empleados, con sus jefes, con todos los grupos de interés en la empresa, con especial relevancia en tres colectivos: empleados, clientes y medios de comunicación.

Usamos la comunicación para diseñar y difundir estrategias, objetivos, planes y tácticas que nos permitan avanzar en la dirección correcta; para dirigir, orientar, motivar a los empleados; organizar los recursos de la empresa de la manera más adecuada posible; para relacionarnos con personas y colectivos ajenos a la empresa; … para hablar con los medios de comunicación; para fijar sólidamente la imagen de la empresa.

Y necesitamos hacerlo con profesionalidad.

La identificación de los puntos críticos de la presentación, la preparación, los apoyos, el lenguaje verbal y el no verbal, la conclusión, el control, … son elementos que el directivo no puede descuidar en ningún caso. Es un tema para el que unas personas tienen mayores facilidades previas que otras, pero que sin duda se puede trabajar y mejorar considerablemente, elevando la eficacia directiva de los que tenemos esa labor en las compañías.

Para contribuir a mejorar esta faceta de nuestra función, hemos convocado el Taller “Hablar en Público”, con los psicólogos Laura F. Asensi y Miguel Díez, profesores de la UA y codirectores de Psicojurix.

Evidentemente, en una tarde no pretendemos cambiar radicalmente nuestra forma de comunicar, pero si al menos identificar líneas de acción que nos permitan evolucionar y mejorar progresivamente nuestra capacidad de comunicar.

Gracias Laura y Miguel por ayudarnos en esta labor tan importante y no siempre suficientemente reconocida de la función directiva.