Etiqueta: marca personal

Programa de Mejora de la Inserción Laboral

ImagenLa Universidad de Alicante, a través del Observatorio de Inserción Laboral, en colaboración con la Cátedra Prosegur y el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante, organiza el Programa de mejora de la Inserción Laboral | PMIL.

Este programa busca proporcionar al estudiante y egresado universitario las  herramientas necesarias para afrontar el proceso de búsqueda de empleo de forma efectiva.  A través de ocho sesiones de entrenamiento se trabajarán, de la mano de profesionales del mundo de la empresa, diferentes aspectos que afectan al proceso de búsqueda de empleo. El paso de estudiante a profesional.

  • 19 de febrero de 2015 | 18:30 a 21:00

El paso de estudiante a profesional. Las normas del juego han cambiado | Aulario 1 – Aula 53P |  Inscripción.

  • 25 de febrero de 2015 | 12:00 a 14:30

El proceso de reclutamiento y selección. Cómo buscan las empresas el talento en un mercado de oferta | Aulario 1 – Aula 52P | Inscripción.

  • 4 de marzo de 2015 | 18:30 a 21:00

El currículum vitae y la carta de presentación | Aulario 1 – Aula 54P |  Inscripción.

  • 11 de marzo de 2015 | 18:30 a 21:00

Claves para superar con éxito la entrevista trabajo | Aulario 1 – Aula 54P   |  Inscripción

  • 18 de marzo de 2015 | 18:30 a 21:00

Haz networking y construye relaciones profesionales de confianza | Aulario 1 – Aula 54P |  Inscripción

  • 25 de marzo de 2015 | 11:00 a 14:00

Desayuna con profesionales de Recursos Humanos y conoce qué esperan las empresas de ti | Facultad de Económicas – Seminario 1  |  Inscripción

  • 22 de abril de 2015 | 18:30 a 21:00

Qué dices y cómo lo dices son dos elementos fundamentales en las interacciones del proceso de búsqueda de empleo | Aulario 1 -Aula 54P  |  Inscripción

  • 29 de abril de 2015 | 12:00 a 14:30

Marca personal y desarrollo de tu modelo de negocio para la búsqueda de empleo | Aulario 1 – Aula 54P  |  Inscripción

Las redes sociales cuestan … pero venden.

(Un resumen de la conferencia de Oscar Carrión sobre “internet 2.0 y negocio: ¿se puede vender en redes sociales?”, el 12.09.2013 en el marco de Los Jueves del Círculo)

Se puede vender en redes sociales –concluía el ponente-, pero hay que comenzar por el principio, volviendo a lo básico, a un producto/servicio perfecto y adecuado a las expectativas de su público objetivo. Pero hay buenas oportunidades.

Las redes sociales y España “se quieren”, decía Óscar. Estamos entre los países con mayor implantación de internet y las redes sociales tanto a nivel empresarial como, especialmente, a nivel social. La penetración de internet en nuestro país está en torno al 80% de la población, y de ese porcentaje, el 91% está en redes sociales (facebook tiene en España 18 millones de visitantes únicos), con una media de 7 horas al mes por usuario. Estamos hiperconectados.

Existe, por tanto, una importante oportunidad para las empresas (la tecnología es imprescindible para que cualquier negocio funcione) que sean capaces de interactuar, con los códigos de las redes, con los internautas que son, como vemos, la mayor parte de la población. Pero no es fácil, como no hay nada fácil en las empresas.

El importante negocio generado en torno a internet ha tenido ganadores claros (CISCO, IBM, Apple, Microsoft, Facebook, Twitter, Linkedin, etc.), cuya actividad ha aportado importantes beneficios a las empresas tanto en gestión de clientes como en comunicaciones, mejora de procesos, etc.; pero hay también oportunidades para otras compañías y profesionales capaces de mejorar la adopción por las empresas de las ventajas que aportan las tecnologías y las aplicaciones vinculadas a internet: los inventores, los investigadores, los programadores, los desarrolladores de aplicaciones, bloggers, community managers, consultores, asesores, servicios técnicos, formadores, etc., son profesionales que tienen también oportunidades de desarrollo en el nuevo escenario económico que crece en torno a la red.

Escenario que tiene un objetivo prioritario: el usuario de las redes sociales que facilita información privada que permite gran segmentación y por tanto campañas de publicidad y venta muy focalizadas, que después puede ser usada –y lo es- para captar, vincular, retener … a clientes por parte de determinadas empresas.

Y ahora la pregunta clave que nos hacíamos al comenzar la conferencia, ¿cómo podemos vender por internet?, a la que Oscar Carrión respondía que es posible, sin duda, pero no es sencillo, como no es fácil dar con la clave en ningún negocio ni en ningún canal. Pero en las redes sociales están, como hemos visto, las personas, los clientes actuales y potenciales de las empresas, y ahí tienen que estar las empresas si quieren encontrarse con sus clientes objetivo en los momentos en que esos clientes están más predispuestos a dialogar, a compartir información, …a comprar.

¿Qué hay que hacer para tener una posición adecuada en redes sociales?. Escuchar, investigar ( estrategias, público objetivo, momentos adecuados, recursos necesarios, etc.), estudiar (todo está en la red … si tenemos tiempo de encontrarlo y discriminar lo relevante de lo superfluo), pedir ayuda profesional … y dar el salto (debe ser una decisión de la dirección; en otro caso no se dotará de los recursos suficientes, ni se prestará la atención debida a esas oportunidades que existen en la red), implantarlo (contestando a preguntas como por qué, quién, cómo, dónde, cuándo, etc.. Errores en la implantación pueden tener trascendencia importante en la reputación de la compañía).

Y por supuesto, teniendo en cuenta la coherencia con la estrategia offline de la empresa, midiendo las acciones que se aborden (lo que no se mide, no se conoce), y finalmente, no olvidando que el negocio on line se mueve a fuego lento (no hay que esperar retornos inmediatos; poco a poco, con calma, … no es fácil).

Entre los objetivos que podemos plantearnos en nuestra posición en Redes Sociales, están los de atención al cliente, marca personal, branding (conocimiento de nuestra marca), revisión de la reputación online, estudio de la competencia, búsqueda de nuevos clientes, obtención de leads (correos electrónicos autorizados por el cliente), segmentación de mercado (focalización específica en usuarios concretos, en base a los datos que tenemos de esos clientes), y por supuesto, vender.

Algunos instrumentos de Marketing online:

–       E-mailing (el correo electrónico autorizado es la clave)

–       CRM social (integración de herramientas de gestión de relaciones con los clientes, con las redes sociales)

–       Inbound marketing (generación de contenidos de interés vinculados a nuestro negocio, no invasivos)

–       Vídeo marketing (técnica muy útil y muy poco usada en las redes)

–       Posicionamiento en buscadores (SEO, sin coste).

–       Publicidad online (SEM, de pago)

–       Landing pages (redireccionamento no a la web de la empresa, sino a páginas específicas que impulsen a la acción, básicamente relacionadas con la venta directa de un producto de la empresa)

–       E-commerce, más desarrollado en países anglosajones porque vienen de una cultura de venta por catálogo, pero creciendo de manera muy importante en España (evidentemente con sus problemas adicionales –que hay que controlar, aunque el mercado los tiene cada día mejor resueltos- de gestión, transporte, devoluciones, cobro, etc., especialmente en el caso de productos físicos).

–       Analítica web, importante en tanto que nos permite obtener información sobre lo que ocurre en nuestra web, qué es importante para los usuarios, qué despierta su interés, que tipo de usuarios tenemos, dónde están, etc.

Y la siguiente pregunta es, ¿Cuál es el proceso de venta en internet?, ¿cuál es el proceso de conversión de un usuario en un cliente real?

1º.- Conocimiento (¿nos conoce el público?, ¿sabe qué ofrecemos?)

2º.- Consideración (los que nos conocen, ¿muestran intención de usar nuestros servicios?)

3º.- Visita y venta (¿Se produce la visita y la venta?, ¿el usuario se convierte en cliente?)

4º.- Fidelización (los que se quedan satisfechos, ¿repiten?)

5º.- Recomendación (este es el mayor grado de conversión: clientes que nos recomiendan a otros potenciales).

Es tiempo, esfuerzo, dinero, las redes sociales cuestan … pero venden.

¿Una vuelta atrás?.No es posible el éxito empresarial a largo plazo con criterios de gestión de personal solo de corto plazo (18).

En la relación entre empleadores/directivos y empleados hemos pasado en un tiempo relativamente corto de una visión autoritaria de la gestión de personas, en la que el jefe pensaba, decidía, controlaba (la expresión conocida de “tú no estás aquí para pensar” resume bien esta forma de gestión), a otra más paternalista, en la que sin perder la distancia entre jefe y empleado, la actitud era más condescendiente, con una cierta aproximación del directivo a la realidad de cada uno de los empleados que dependía de él; llegando poco a poco a un modo de gestión más participativo en el que, idealmente, todos piensan y actúan, todos se corresponsabilizan de las decisiones y del cumplimiento de los objetivos de la empresa.

Evidentemente, esta forma de gestionar las empresas no es en absoluto incompatible con el reconocimiento de la autoridad necesaria para conseguir la unidad de acción imprescindible para avanzar.

En las condiciones de competencia actuales en cualquier sector de actividad que consideremos, contar con la participación, el compromiso, las aportaciones de todos en la empresa, se convierte en una condición sine que non para el éxito.

En realidad, como se ha apuntado en diferentes ocasiones en los blogs del Círculo, en este tiempo las personas se han convertido en una fuente muy importante de ventajas competitivas de las compañías, probablemente en el factor más importante sobre el que definir esas ventajas si queremos que sean sostenibles, ya que son uno de los pocos elementos que combinados con la forma de abordar los procesos, no pueden ser copiados con facilidad, lo que les confiere la capacidad de diferenciación que hoy necesitan todas las empresas.

Personas, por tanto, que sepan, que quieran y que puedan hacer las cosas adecuadas en el seno de la empresa y para el crecimiento conjunto.

Personas individuales pero trabajando en equipo, con valores y objetivos comunes, y compromiso compartido con la empresa y con su entorno social.

Y aquí es donde planteo una mínima polémica con algunas tendencias de gestión actuales mucho más focalizadas en el individualismo, en los conceptos asociados a la marca personal dentro de las empresas, que valoran casi en exclusiva elementos asociados a la capacidad y retribución individual en la relación laboral.

Creo que esta polémica será breve e incluso tiene sentido, como lo tiene todo lo que apoya el cambio, en la línea de que las empresas deben apostar claramente por sus empleados, porque desarrollen todas sus capacidades y crezcan personal y profesionalmente, lo que será bueno para ellos y para la compañía. Y mientras se mantenga la relación laboral –que creo que debería plantearse siempre que sea posible a largo plazo, por eso lo de “¿una vuelta atrás?”-, ese desarrollo debe plantearse en el seno de un equipo compacto que cree en su capacidad y en su fuerza para identificar y concretar oportunidades en este mundo complejo, apoyando y recibiendo el apoyo de todos los demás integrantes de la empresa.

En una relación, decía, a largo plazo acorde con el horizonte que debe proponer siempre un proyecto empresarial serio y sólido: en la empresa no solo hay que “hacer”, también hay que analizar, dirigir, enseñar, innovar, orientar, identificar riesgos y oportunidades, …, y si los más jóvenes son mucho más fuertes en “hacer”, los más mayores pueden serlo en identificar y corregir riesgos u oportunidades, en asesorar, …

Apostar, pues, por el talento individual en el marco del equipo compacto que debe ser la empresa, creo que sigue siendo el paradigma que debe regir las relaciones laborales y el que debe facilitar esa configuración de ventajas competitivas sostenibles imprescindibles para alinearnos permanentemente con el futuro.

Video de Andrés Pérez Ortega, ponente en RRHH vs. Marca Personal

Vídeo resumen de los objetivos de la conferencia-coloquio sobre  “RRHH vs Marca Personal: cambiando las reglas de gestión de personas”, organizada en colaboración entre AEDIPE, COITIA y el Círculo, y desarrollada el pasado día 4 de julio en el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Alicante.

Es el propio ponente, Andrés Pérez Ortega, el que explica en el vídeo las líneas básicas de la conferencia cuyo resumen ya subimos a la web.

Ver vídeo

El sistema ha reventado y tenemos que empezar a pensar de otra manera.

Esta fue una de las tesis de Andrés Pérez Ortega en la conferencia-coloquio “RRHH vs Marca Personal: cambiando las reglas de gestión de personas”, organizada por AEDIPE con la colaboración del Círculo y del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Alicante, celebrada el día 4.07 en COITIA.

El objetivo de las áreas de Recursos Humanos de las empresas debería pasar de encasillar a las personas a potenciar las singularidades de cada uno de los empleados de la compañía. Los empleados no son números –o no deberían serlo- y cada día van tomando mayor conciencia de ello, asumiendo la iniciativa de sus itinerarios profesionales.

Hasta hace poco tiempo, el empleado “se casaba” con la empresa para toda la vida, pero eso se ha terminado. Cada día más, la relación empresa/trabajador está pasando a tener connotaciones mercantiles que no estaban en el ámbito  de esa relación, al menos oficialmente: “hoy vendemos nuestro trabajo como un servicio”, y cambiamos en la medida en que alguna de las dos partes de esa relación entiende que no es justa la prestación/contraprestación que se produce.

Las estructuras piramidales, decía el ponente, están obsoletas: esto va de personas individuales, no de clones; “podemos y debemos ser agentes libres, profesionales con marca” cambiando de mentalidad de empleado a mentalidad de proyecto. Todos vendemos servicios y tenemos que ofrecer algo valioso para que lo compre nuestro cliente (empresario, compañero, cliente externo), de manera que si eres un empleado “marca blanca” solo puedes aspirar a contratarte por precio. Tenemos que empezar a valorar las marcas, lo bueno que tienen, también asociadas a cada persona.

El objetivo de una marca personal, como de cualquier otra marca, es que la compren, la elijan los posibles clientes. No se trata de llamar la atención sin más –eso no es nada sostenible-, sino de tener un fondo importante (Dalí era extravagante, pero después de ser un gran pintor). Una marca personal bien posicionada te convierte en opción preferente.

¿Cómo encajan las marcas personales con las políticas de Recursos Humanos de las empresas?

En opinión de Andrés Pérez, hasta ahora bastante mal. Las empresas no fomentan en sus empleados la marca personal, especialmente las grandes empresas, lo que es un error importante. Ocultar al empleado valioso solo pretende evitar su salida de la empresa, pero no se pueden poner puertas al campo, antes o después el empleado será reconocido y si lo es al margen de su empresa, la salida será más probable, además de haber perdido la empresa importantes oportunidades de aprovechar las capacidades distintivas de ese empleado durante el periodo de trabajo en la compañía.

El empleado relevante, fiable y notorio (visible) es excelente y puede ofrecer un servicio extraordinario a la empresa, incluso más allá de su trabajo específico dentro de la sociedad porque la imagen de la empresa se conforma, entre otras cosas, a través de la actuación y reputación de todos sus empleados.

Frente al interés por “ocultar” a esos empleados brillantes, la labor de Recursos Humanos en el futuro (en el presente ya), debería ser la de descubridor, buscador de talento dentro y fuera de la compañía, apoyo a que cada empleado desarrolle una marca que le identifique y que muestre todas sus capacidades distintivas.

Branding personal y Gestión de los Recursos Humanos en la empresa no son, por tanto, incompatibles, ni mucho menos enemigos. Pueden y deben ser aliados, a través de la contribución de RRHH para la conversión de cada empleado en alguien individual, en alguien con marca personal: no gestionar para estandarizar, sino para coordinar la actividad de las “empresas unipersonales” (proveedores de servicios) en que se deben convertir todos los empleados de la compañía y reorientar en esa línea todos los programas actuales de gestión (formación, desarrollo profesional, adecuación persona/puesto, carrera profesional, etc.).

RRHH vs Marca Personal: cambiando las reglas de gestión de personas.

Organizada por AEDIPE Comunidad Valenciana, con el apoyo del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Alicante (COITIA) y el Círculo, el próximo día 4 de julio, jueves, en el salón de actos de COITIA (Avd. Estación nº 5)  de 18,20 a 20,15 h., se desarrollará el seminario “Recursos Humanos versus Marca Personal: cambiando las reglas de gestión de personas”, con Andrés Pérez Ortega, pionero y uno de los principales expertos en Estrategia y Branding Personal en España y Latinoamérica.

Dice Andrés en su blog “Creo que cuando se habla de Marca Personal no se insiste lo suficiente en el que para mí es el elemento principal de todo esto, la PERSONA. Hay una sobresaturación de decálogos sobre el uso de Redes Sociales, sobre la forma en que hay que comportarse en Twitter o sobre la creación de un DAFO. Sin embargo, no se suele hablar demasiado sobre el factor que impide que la mayoría de la gente haga algo. Me refiero a eso que yo denomino lo ceropuntocero porque la conversación más importante es la que tiene cada uno consigo mismo.

Quienes crean que el Branding Personal es un proceso que pueda ser gestionado por un único tipo de profesionales se equivocan. Esto no es algo que hayan inventado los expertos en dospuntocerolandia. No consiste en convertir a las personas en cosas o en productos. No es hacer Networking, dar una conferencia o escribir un blog. No es, ni muchísimo menos, un curso de oratoria o de imagen. Es mucho más que todo eso. Pero sobre todo hay que tener en cuenta que todo lo anterior será inútil si no se hace un trabajo serio con la mente de la persona que pretende dejar huella”.

El orden del día será el siguiente:

18,20 h.: recepción asistentes.

18,40 h.: presentación de la jornada

18,45 h.: Andrés Pérez Ortega

20,15 h.: Cierre sesión

La asistencia al seminario es gratuita, solo limitada al aforo del local, previa inscripción aquí 

Jornada AEDIPE Alicante: RRHH vs Marca Personal

Título: Jornada AEDIPE Alicante: RRHH vs Marca Personal
Lugar: Sala de Conferencias de COITIA. Avd. de la Estación, 5. Alicante
Enlace: Click aquí
Descripción:

RRHH vs Marca Personal: «Cambiando las Reglas de la Gestión de Personas»

Organizado por AEDIPE en colaboración con el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante y COITA (Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Alicante).

FECHA Y HORA

– 4 de julio e 2013
– 18:20 – 20:15h

PONENTE

– Andrés Pérez Ortega.

PROGRAMA

18:20. Recepción de asistentes
18:40. Presentación de la jornada.
18:45. Andrés Pérez Ortega.
20:15. Cierre de la sesión.

INSCRIPCIÓN

– Jornada gratuita previa inscripción.
– Para más información e inscripción pincha aquí

La marca personal.

Siempre ha sido importante, pero en la coyuntura actual todavía más. En un momento en el que diferenciarse es vital para nuestro desarrollo y éxito profesional, potenciar nuestra marca personal nos abre puertas, nos da visibilidad, nos puede convertir en “imprescindibles” para nuestra organización. Hace que tú seas más importante que el puesto que ocupas.

(Fuente: entrevista a Pablo Alonso en RHmedia http://www.rhmedia.es/entrevistas/si_eres_uno_mas_seras_uno_menos-id0767.html)

Los 7 hábitos de la marca personal ¿Eres efectivo en la venta de tu imagen profesional?

La creación de una Marca Personal o Personal Branding es un proceso fundamental en el momento histórico que vivimos. A través de tu Marca Personal eres capaz de diferenciarte, destacando entre la multitud. Trabajar tu marca puede aportarte muchos beneficios en el futuro.

Paso a paso, acción a acción, irás construyendo tu personalidad en la Red. Para ello has de ayudarte de todos los recursos que estén a tu alcance.

Escribir activamente en un blog, construir tus post y compartirlos, puede ser un punto a tu favor en la construcción de esta marca personal.

Tal y como nos propone Dan Schawbel  en su libro, Yo 2.0, tu marca personal pone en valor tu profesionalidad, te sitúa como experto en tu terreno y logra que puedas labrarte una carrera, reputación y credibilidad. En definitiva, aumenta tu valor profesional y te diferencia.

Debemos de tener en cuenta una serie de consejos que nos ayudarán a alcanzar nuestros objetivos, construyendo nuestra marca de la forma más adecuada:

1. Autenticidad y honestidad. Nuestra marca ha de representarnos realmente. Si fingimos algo que no somos podemos ser descubiertos y nuestra reputación se verá perjudicada. A la hora de participar en un blog, lo más efectivo será escribir sobre lo que dominamos, sobre el ámbito en que somos expertos.

2. Define tu estrategia. Es importante definir la estrategia que vamos a seguir para alcanzar los objetivos previstos. Saber qué queremos hacer y cómo lo vamos a hacer. Dentro de esta estrategia nos interesará conocer cómo el participar en el blog va a facilitar la creación de nuestra marca.

3. Notoriedad y prestigio. Estas variables generan oportunidades, permitiendo ampliar nuestra influencia. Cuantas más personas nos conozcan y hayan oído hablar de nuestro trabajo, mejor. Desde la plataforma del blog se dará una mayor difusión a nuestros contenidos, maximizando su alcance y situándonos como expertos sobre un determinado ámbito.

4. Trabaja tu red de contactos e influenciadores. Es importantísimo que nunca dejes de ampliar y cuidar tu red de contactos. Cuantas más personas formen parte de esta red, más oportunidades estarán a tu alcance. Detectar a los Influenciadores en el ámbito profesional al que te dedicas y establecer relación con ellos también puede facilitar el proceso. A través de los post publicados, los comentarios o las interacciones, iremos trabajando esta importante red.

5. Productividad. Gestionar el tiempo de forma adecuada es la clave que te ayudará a alcanzar los objetivos previstos. Disponer de una estrategia bien definida beneficiará a tu productividad.

6. Promoción. ¡Date a conocer! Presenta tus trabajos, comenta lo que has realizado en tu andadura profesional, convierte cualquier contacto en una oportunidad de que te conozcan un poco más.  Has de tener en cuenta que tus contenidos van a poder ser vistos por cualquier persona en el mundo, situándote como experto en una determinada temática.

7. Creatividad. A partir de todos estos consejos has de dejar funcionar a tu creatividad. Todo lo que se te ocurra que se ajuste a tu marca y que puedas hacer para diferenciarte se convertirá en un punto a tu favor para alcanzar lo que te hayas propuesto.

Hace unos años uno de los profesores del Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos nos comentaba: «Creo sinceramente que soy un buen profesional, con un buen curriculum y referencias allá donde he trabajado, sin embargo he vivido todos estos años debajo del despacho, sin relacionarme, nadie podía saber que existía».

Él cambió, pero considero que este es un elemento que debería hacernos reflexionar y reaccionar a muchos directivos que no se aplican esta medicina.

En definitiva, consideramos que es un buen momento para tomar acción.

Actúa, investiga, propón, diferénciate, muévete para alcanzar lo que deseas…

¡Trabaja tu marca personal aportando tu visión y tu profesionalidad! ¿Te atreves a participar y construir una marca sólida y experta?

 José Antonio Carrión Lópezsubdirector de programas profesor de Organización de Empresas de la UA.

Laura Mateo Catalán, Community Manager de Campus y Empresa.

Los 7 hábitos de la marca personal ¿Eres efectivo en la venta de tu imagen profesional?

La creación de una Marca Personal o Personal Branding es un proceso fundamental en el momento histórico que vivimos. A través de tu Marca Personal eres capaz de diferenciarte, destacando entre la multitud. Trabajar tu marca puede aportarte muchos beneficios en el futuro.

Paso a paso, acción a acción, irás construyendo tu personalidad en la Red. Para ello has de ayudarte de todos los recursos que estén a tu alcance.

Escribir activamente en un blog, construir tus post y compartirlos, puede ser un punto a tu favor en la construcción de esta marca personal.

Tal y como nos propone Dan Schawbel  en su libro, Yo 2.0, tu marca personal pone en valor tu profesionalidad, te sitúa como experto en tu terreno y logra que puedas labrarte una carrera, reputación y credibilidad. En definitiva, aumenta tu valor profesional y te diferencia.

Debemos de tener en cuenta una serie de consejos que nos ayudarán a alcanzar nuestros objetivos, construyendo nuestra marca de la forma más adecuada:

1. Autenticidad y honestidad. Nuestra marca ha de representarnos realmente. Si fingimos algo que no somos podemos ser descubiertos y nuestra reputación se verá perjudicada. A la hora de participar en un blog, lo más efectivo será escribir sobre lo que dominamos, sobre el ámbito en que somos expertos.

2. Define tu estrategia. Es importante definir la estrategia que vamos a seguir para alcanzar los objetivos previstos. Saber qué queremos hacer y cómo lo vamos a hacer. Dentro de esta estrategia nos interesará conocer cómo el participar en el blog va a facilitar la creación de nuestra marca.

3. Notoriedad y prestigio. Estas variables generan oportunidades, permitiendo ampliar nuestra influencia. Cuantas más personas nos conozcan y hayan oído hablar de nuestro trabajo, mejor. Desde la plataforma del blog se dará una mayor difusión a nuestros contenidos, maximizando su alcance y situándonos como expertos sobre un determinado ámbito.

4. Trabaja tu red de contactos e influenciadores. Es importantísimo que nunca dejes de ampliar y cuidar tu red de contactos. Cuantas más personas formen parte de esta red, más oportunidades estarán a tu alcance.Detectar a los Influenciadores en el ámbito profesional al que te dedicas y establecer relación con ellos también puede facilitar el proceso. A través de los post publicados, los comentarios o las interacciones, iremos trabajando esta importante red.

5. Productividad. Gestionar el tiempo de forma adecuada es la clave que te ayudará a alcanzar los objetivos previstos. Disponer de una estrategia bien definida beneficiará a tu productividad.

6. Promoción. ¡Date a conocer! Presenta tus trabajos, comenta lo que has realizado en tu andadura profesional, convierte cualquier contacto en una oportunidad de que te conozcan un poco más.  Has de tener en cuenta que tus contenidos van a poder ser vistos por cualquier persona en el mundo, situándote como experto en una determinada temática.

7. Creatividad. A partir de todos estos consejos has de dejar funcionar a tu creatividad. Todo lo que se te ocurra que se ajuste a tu marca y que puedas hacer para diferenciarte se convertirá en un punto a tu favor para alcanzar lo que te hayas propuesto.

Hace unos años uno de los profesores del Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos nos comentaba: “Creo sinceramente que soy un buen profesional, con un buen curriculum y referencias allá donde he trabajado, sin embargo he vivido estos años debajo del despacho, sin relacionarme, nadie podía saber que existía”.

Él cambió, pero considero que este es un elemento que debería hacernos reflexionar y reaccionar a muchos directivos que no se aplican esta medicina.

En definitiva, consideramos que es un buen momento para la acción.

Actúa, investiga, propón, diferénciate, muévete para alcanzar lo que deseas…

(Publicado también en http://campusyempresa.com/)