Etiqueta: LIMENCOP

El valor social de la empresa

El valor para el propietario es fundamental para el futuro de la empresa; en otro caso, no habría accionistas dispuestos a invertir, lo que abocaría al cierre.

Pero ese no puede ser el único objetivo. El éxito de una empresa se fundamenta en su capacidad para aportar valor a todos sus grupos de interés, entre los que, además de los accionistas, destacan especialmente los clientes, los empleados y el entorno social.

La responsabilidad de la empresa es, en primer lugar, económica, pero también medioambiental y social, máxime desde que la conciencia ciudadana considera a las empresas como pilar fundamental de nuestro sistema, otorgando rango estratégico a la Responsabilidad Social Empresarial, conjunto de actividades y programas que fijan la empresa en la esencia del entorno en que se desarrolla.

Quiero centrarme en un aspecto probablemente parcial, pero muy importante en ese desarrollo de la responsabilidad empresarial: el compromiso con los colectivos menos favorecidos de la sociedad.

Esta debería ser una prioridad de todos los agentes sociales: trabajar para evitar cualquier vía de exclusión que pudiera darse en la sociedad actual. Es, por tanto, también una prioridad de las empresas, tanto en su actividad ordinaria (políticas de empleo que discriminen positivamente a esos colectivos), como mediante su apoyo a entidades especializadas en recuperación de la autoestima e independencia de esas personas y esos colectivos excluidos o en vías de exclusión.

En el Círculo tenemos un ejemplo magnífico de Asociación-Empresa que encarna como ninguna otra ese compromiso. Es APSA, cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual de la provincia de Alicante, ofreciéndoles el mayor apoyo posible a lo largo de todo su ciclo vital, con una labor imprescindible en nuestra provincia, en un esfuerzo solidario que trasciende mucho al hecho económico, pero que también necesita recursos para continuar desarrollando su labor.

Apoyar desde las empresas la gran labor de APSA, tanto con trabajos para su Centro Especial de Empleo –Limencop-, como patrocinando alguno de sus múltiples programas de inserción, es una muestra de su compromiso, que repercute, además, en el clima laboral al favorecer el orgullo de los empleados de pertenencia a una empresa socialmente responsable y, por supuesto, en la confianza de los clientes que ven como su proveedor apoya la solución de importantes problemas sociales.

Los usuarios del Centro Especial de Empleo Limencop preparan 2.500 bolsas de uva para quienes celebren la Nochevieja en la Plaza del Ayuntamiento de Alicante


Nueve usuarios del Centro Especial de Empleo Limencop -Armando, Sonia, Fátima, Miguel, José Manuel, Sergio, Mari Carmen, Begoña y Nacho-, perteneciente a la Asociación Pro Deficientes Psíquicos de Alicante (APSA), han preparado durante los tres últimos días las 2.500 bolsas de uva del Vinalopó para quienes deseen celebrar la Nochevieja en la Plaza del Ayuntamiento, según ha explicado hoy el concejal de Fiestas, Mariano Postigo, durante la visita que ha realizado a las naves de Limencop, y donde ha sido recibido por el gerente de este centro, Francisco Giménez.

Esta es la vez primera que se realiza esta iniciativa entre la Concejalía de Fiestas y Limencop y el concejal ha reseñado que «supone una satisfacción comenzar esta nueva colaboración que queda acentuada con el cariño e ilusión que los usuarios de Limencop depositan en la realización de esta tarea». Francisco Giménez, por su parte, ha incidido en su intención de que esta colaboración se mantenga en los próximos años «porque, además, a los usuarios les supone realizar una tarea que tiene una repercusión pública, como es la de las uvas de Nochevieja».

La finalidad de este centro especial de empleo, fundado en 1997 con el apoyo de Apsa, es el de procurar la inserción socio-laboral de personas con discapacidad.

(noticia extraida de elperiodic.com)