Etiqueta: gestión empresarial

Comienza el BUGA SabadellCAM dirigido por Fundesem en su XV edición.

Fundesem Business School –Escuela de Negocios con la que el Círculo mantiene un convenio de colaboración- y SabadellCAM convocan la decimoquinta edición del juego de simulación empresarial BUGA SabadellCAM en el que podrán participar estudiantes universitarios con espíritu emprendedor que quieran aprender a dirigir una empresa en un contexto internacional y ganar becas y premios de hasta 3.000 euros. El plazo de inscripción estará abierto desde hoy 1 de marzo hasta el 26 de marzo de 2013. Se puede acceder al formulario de inscripción a través del enlace http://www.fundesem.es/buga.

Es un concurso para todos los amantes de los retos que quieran poner a prueba, por equipos, su talento y capacidad de gestión. El juego será gestionado por un grupo de profesores de Fundesem.

Los premios son para el primer equipo clasificado 3.000 euros y becas BUGA SabadellCAM del 50% para realización de un máster en Fundesem. El segundo equipo recibirá 2.000 euros y becas BUGA SabadellCAM del 33% para cursar un máster en Fundesem. El tercer equipo ganará 1.000 euros y becas BUGA SabadellCAM del 25% para un máster en Fundesem. Además, los participantes que acrediten ser clientes de Banco SabadellCAM recibirán un cheque BUGA SabadellCAM de formación personal por valor de 1.000 euros para la realización de cualquier máster en Fundesem.

Los estudiantes de las universidades con las que Fundesem llegue a un acuerdo recibirán créditos por su participación en el juego. Hay ya tres instituciones que reconocerán entre 2 y 4 créditos a los estudiantes que cumplan los requisitos exigidos: la Universidad de Alicante, UCH-CEU de Valencia y la Universidad Miguel Hernández.

El BUGA reproduce la situación de un mercado y de las empresas que operan en él con realismo. Los participantes podrán completar su formación práctica en dirección empresarial ejercitando las habilidades más demandadas: trabajo en equipo, facultad de análisis, creatividad, gestión del tiempo, visión estratégica en la toma de soluciones o liderazgo, entre otras. Cada grupo actuará como el equipo directivo de una empresa y deberá tomar decisiones estratégicas y operativas relacionadas con Marketing, Comercial, Recursos Humanos, Finanzas, Producción o Logística, compitiendo con otros equipos.

EL concurso se desarrollará en dos fases: una primera en la que participan todos los equipos y otra final a la que accederán los ocho primeros clasificados de la primera fase. El criterio de clasificación, selección y eliminación de equipos será el del beneficio acumulado a lo largo del juego.

Fundesem realizará presentaciones virtuales del BUGA para los interesados a través de videoconferencias los días 7, 14 y 21 de marzo a las 12:30 y 18:30. Más información en la web www.fundesem.es.

Recursos Humanos, ¿unidad de coste?

Cada día las áreas de Recursos Humanos están viendo elevada su consideración dentro de las empresas, pero aún están lejos de la consideración que creo que merece una parte de la gestión empresarial clave para el éxito sostenido de la compañía.

Y no es un problema de las direcciones de las empresas o, al menos, no es un problema solo de las direcciones. Los titulares de los departamentos de RRHH tienen parte de la responsabilidad en que esa consideración en la estructura no sea la que debe tener una función que es fundamental para el éxito de la empresa si se desarrolla correctamente.

En manos de RRHH está la orientación de la gestión del que es con seguridad el activo más importante de cualquier empresa: sus personas; el único activo que combinado con el know how de la compañía es capaz de configurar elementos muy difíciles de copiar por los competidores y, por tanto, de definir ventajas competitivas sostenibles si esos elementos no copiables se transforman en ventajas apreciadas por los clientes; porque los productos, los procesos, los sistemas, la tecnología, … ayuda a la empresa a acercarse a los objetivos, pero solo las personas son capaces de conseguirlos.

La gestión de personas, por tanto, es una de las vías fundamentales de progreso de las empresas.

Pero esto que parece evidente para muchos profesionales de RRHH, no lo es tanto para las direcciones de las compañías que entienden fundamentalmente de clientes, de resultados económicos, mercados de capitales, etc. y no siempre ven el valor que para esos objetivos macro aporta la gestión de personas. Y si no se constata el valor aportado, las personas se convierten en un coste que la empresa tiene la obligación de minimizar en lo posible.

Así se explica, por ejemplo, que con una visión corta y aún extendida de la función de personal en las organizaciones, ante cualquier atisbo de crisis, entre las primeras medidas que suelen adoptar muchas empresas están los recortes en personal, en formación, en instrumentos de comunicación interna, en medidas de conciliación, …

Pero como decía, no siempre la culpa es del empresario. Es que a veces no sabemos o no queremos explicar y demostrar que la gestión de personal en la empresa es una fuente casi inagotable de aportación (o destrucción) de valor para la compañía.

Aportación de valor como consecuencia de la mejora de la implicación y el compromiso con la organización y sus objetivos por parte de la plantilla; aportación de valor por su contribución a la flexibilidad, a la capacidad de adaptación de los trabajadores a las diferentes actividades cuando la tarea lo requiera; y aportación de valor directa, incluso monetaria, a la cuenta de resultados de la empresa como consecuencia de la aplicación de determinados programas gestionados por Recursos Humanos.

Pero para demostrarlo tenemos que medir, medir, medir …, que en temas de personal, como en cualquier otra función de la empresa, lo que no se mide no se conoce y no se mejora, y lo que no se conoce ni se mejora no es importante para la empresa.

Tenemos, por tanto, que cambiar nuestro chip si somos gestores del área de RRHH, y pasar de una visión universalista y amable de la gestión (los programas de gestión de recursos humanos son buenos, sin más análisis, si apuntan en positivo hacia las personas) a una visión mucho más concreta que sin perder de vista el largo plazo, nos permita medir la eficiencia económica de muchos de los programas de gestión de personas en el corto y medio plazo.

¿Por qué, decía, en los momentos de crisis uno de los primeros ajustes que abordan las empresas es el recorte de la formación de los trabajadores?, básicamente porque no tienen conciencia de la aportación real de la formación, más allá de un concepto vago de posible mejora futura.

Pero si ante un programa de formación que pretenda, por ejemplo, incrementar las ventas en la empresa medimos ventas/empleado antes de poner en marcha el programa y el mismo ratio tras finalizar el programa y dejar pasar un tiempo de maduración de las nuevas capacidades adquiridas y observamos un incremento relevante en productos vendidos en las mismas condiciones anteriores (precio, plazo, cantidad, etc.), la dirección comprobará fácilmente el impacto de la formación en los resultados y reflexionará seriamente antes de proceder a la cancelación o reducción relevante de los planes de formación de la empresa (si esa medición se hace con dos centros de trabajo espejo, de características similares y con entornos comparables, de manera que los empleados de un centro reciben la formación y los del otro no, y al comparar los resultados obtenidos pasado un tiempo razonable comprobamos que el efecto en ventas del centro que recibió la formación son consistentemente superiores a los del centro sin la formación, las conclusiones pueden ser más determinantes y creíbles, ya que en esta comparación estamos aislando en ambos centros de trabajo otros elementos externos que pudieran haber influido en la variación de ventas, de forma que la diferencia será realmente significativa de la aportación de la formación a la mejora concreta de ventas).

El impacto de dotar a un gran centro de trabajo de un servicio médico interno para combatir el absentismo provocado por la salida de empleados para visitas médicas por accidentes o enfermedades poco relevantes, si ese impacto se cuantifica (y eso es realmente fácil) es otra forma de mostrar en el “idioma del negocio” la aportación directa de un programa de RRHH a la rentabilidad de la compañía.

Por tanto, evaluar, auditar, medir el impacto de las políticas, programas y prácticas de RRHH en el negocio (o para el negocio) es crucial en ese reconocimiento que pretendemos y que merece tanto el área de Recursos Humanos como la propia Empresa en su interés por diferenciarse positivamente de sus competidores, y eso en tiempos de cambio y en tiempos de crisis es especialmente relevante.

Por tanto, en mi opinión, la pregunta inicial “Recursos Humanos, ¿unidad de coste?”, solo tiene una respuesta desde un planteamiento profesional de la gestión: “en absoluto. Recursos Humanos es una unidad que contribuye de manera decisiva a la eficiencia y al éxito empresarial”, pero, insisto, tenemos que mostrarlo.

 

CONVENIO ENTRE FUNDESEM Y EL CÍRCULO

Desde nuestra convicción compartida de que la formación continua es un factor crítico para el éxito de cualquier empresa en todo momento, la Fundación para el Desarrollo de la Formación y la Gestión Empresarial (Fundesem) -a través de su Director General, Ramón Mañas-,  ha firmado con el Círculo –por medio de nuestro Presidente, Enrique Javier Fur- un acuerdo de colaboración con el objetivo de contribuir a la mejora de la eficacia en la actividad de nuestros socios en todos los aspectos de la gestión empresarial.

A través de este acuerdo de colaboración, los miembros del Círculo tendrán preferencia de inscripción en los Masters, Cursos de Dirección y Seminarios organizados por Fundesem que coincidan con las áreas de especial interés para el Círculo, así como un descuento del 10% en todas estas actividades formativas.

El convenio prevé igualmente la posibilidad de realización de jornadas, seminarios y cualesquiera otros actos de formación para los asociados del Círculo, así como nuestra colaboración en los programas de formación abiertos de FUNDESEM.

Estamos convencidos de que este convenio es un paso importante en nuestro compromiso con el desarrollo del tejido empresarial de nuestro ámbito de actuación por medio del activo más valioso: la formación y el desarrollo de las personas, activo intangible, no copiable y, por tanto, fundamental para constituir ventajas competitivas sostenibles.

Entrevista al Presidente del Círculo en la revista inQUALITAS

La revista inQualitas, una de las referentes en temas de gestión directiva a nivel nacional, ha realizado y publicado una entrevista a nuestro Presidente, Enrique Javier Fur Quesada, cuya lectura recomendamos

En ella, el Presidente del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante repasa la situación de la economía nacional y de nuestra zona, las claves para competir de nuestras empresas, los puntos críticos de la gestión o las causas profundas de la crisis económica que seguimos sufriendo, así como algunas pautas para vislumbrar la salida. Habla también de la labor del Círculo y de nuestras expectativas.

Puedes acceder a la entrevista completa pinchando aquí