Etiqueta: gestión del tiempo

Lo que hacen los líderes (1)

Jeff Immelt, presidente de General Electric, una de las empresas más admiradas del mundo, en la que tuve la suerte de trabajar durante 20 años, solía enseñar a los jóvenes talentos emergentes de la compañía su decálogo personal sobre lo que los buenos líderes hacen para influir en su entorno:

1)      Responsabilidad personal: Hoy en día, liderar es construir equipos y anteponer a los demás antes que a ti mismo. No se trata de ti, sino de los demás.

 

Como líder, una de las responsabilidades más importantes es desarrollar a las personas. El liderazgo es la habilidad de obtener lo mejor de las personas, no solo para la organización, sino porque uno se preocupa por ellas. Si no es así, no deberías ocupar ese puesto.

 

2)      Simplifica constantemente: Todo líder tiene que poder explicar claramente los tres temas clave en los que trabaja su organización. Si no puedes, es que no estás liderando bien.

Hoy en día, las empresas se mueven en entornos y mercados que cambian a velocidad de vértigo. Sus líderes deben enfocarse no solo en los resultados inmediatos sino también en la longevidad y el éxito de la compañía a largo plazo. No se puede sobrevivir pensando que “todo es importante”. Si es así, entonces estás muy desencaminado.

3)      Comprende la profundidad y el contexto: lo más importante que aprendí como Director General (dice Jeff Immelt) es el contexto. Es comprender cómo tu empresa encaja en el mundo y cómo respondes tú a ello.

Esto enlaza con el punto anterior: ¿el foco de tu empresa está puesto en tener buenos resultados y también en crecer? Es esencial que como líder, sepas exactamente cuál es tu papel y el de tu equipo en este contexto.

4)      La importancia de la alineación y la gestión del tiempo: al final de cada semana, tienes que dedicar tiempo a las cosas que son realmente importantes: fijar las prioridades, medir los resultados de las acciones, y premiar a los buenos.

Los buenos líderes empiezan el día sabiendo cuáles son sus momentos de mayor rendimiento para tratar en ellos los temas más importantes. Es imperativo aprender a gestionar tu energía y tu tiempo. La delegación de tareas rutinarias debe ser tu canción de moda.

5)      Los líderes se forman constantemente y enseñan a los demás: la función principal de un líder es enseñar. La gente que trabaja contigo no tiene por qué estar de acuerdo con lo que dices, pero tienen que sentir que estás dispuesto a compartir lo que has aprendido.

Enseñar a otros, ser mentores, desear compartir experiencias, asesorar y ayudar a los demás a tener éxito: en eso consiste el liderazgo de personas. Debes comprender la importancia no solo de respetar a todas y cada una de las personas que te rodean sino también de valorar su contribución.

Estos cinco primeros consejos del decálogo de Jeff Immelt nos hablan de líderes enfocados en servir a los demás y en gestionar las prioridades. En el próximo post veremos qué otras cosas nos tiene reservadas. Entre tanto, como Coach de Ejecutivos que soy, no puedo despedirme sin preguntarte: ¿Cuál de estos consejos vas a poner en práctica esta semana?

Mejora tu productividad con el cuaderno gratuito “Reflexiones para la acción”

La productividad o una correcta gestión del tiempo es una habilidad fundamental en nuestros días que podemos y debemos trabajar en varios ámbitos de nuestra vida. Es innegable que a nivel laboral ser productivos y conseguir una buena gestión de nuestro tiempo, nos ayudará a ser más organizados y conseguir más objetivos que nos fijemos de la mejor forma posible.

Es con este ánimo con el que Campus y Empresa ofrece el primero de una serie de Cuadernos de “Reflexiones para la acción” en los que vamos a tratar, mensualmente, diferentes temáticas fundamentales en la empresa y en la vida. 

Nuestro afán por seguir aportando contenidos interesantes nos lleva a compartir este primer cuaderno, al que le seguirán otros con temáticas tan interesantes como la que nos ocupa en éste, la productividad. 

Te invitamos, pues, a conocer un poco más sobre ella y a saber cómo optimizar tu tiempo en diferentes ámbitos de la empresa, descargando nuestro primer cuaderno al que puedes acceder desde aquí. 

En este cuaderno encontrarás artículos de grandes profesionales como Alfonso Alcántara, Fernando Álvarez, Gonzalo Álvarez, José Manuel de Haro, Israel Pastor, Jeroen Sangers o Francisco Soriano Cano. Estos profesionales, relacionados con el Programa de Desarrollo de Directivos y Emprendedores de la Universidad de Alicante, nos ofrecen diferentes puntos de vista sobre esta habilidad de gran importancia en las organizaciones actuales.

¡¡Muchas gracias y esperamos que te sea realmente útil!!

Enlace para descargar el Cuaderno sobre Productividad. 

“10 Recetas para cocinar una buena reunión”

Recientemente participé en un “laboratorio” formativo en la Universidad de Alicante donde compartí con emprendedores, directivos y alumnos algunas recetas para mejorar la eficacia y la eficiencia de las reuniones.

Imaginemos por un momento cuantas reuniones se están celebrando a los largo y ancho del mundo en este momento. Pues bien resulta curioso que un acto tan cotidiano y universal lo tengamos un elevado número de personas, seguro que tú lector no, en la bandeja de asuntos mejorables. Y aquí es donde me atrevo a proponer algunas recetas que espero os resulten útiles, de vuestro gusto y que os aseguro me aplico a mí mismo:

1. Sé puntual. Si no comenzamos a preparar la receta en el momento justo mal comienzo. Seamos respetuosos con la hora de comienzo, de otro modo los asistentes en lugar de centrarse en el plato del día acabarán derivando en mil y un aperitivos y además te hará difícil reconducir hacia el objetivo principal cuando llegues.

2. Elige bien a los comensales. Que aporten y sean relevantes, pero sobre todo que sean compatibles en la misma mesa y les interese lo que se cocina.

3. Utiliza utensilios colaborativos. El correo electrónico impreso y servido por el/la secretari@ ya está superado, herramientas como google docs con google calendar son gratuitas y las podemos utilizar desde dispositivos móviles y cualquier ordenador, tanto la convocatoria, como el acta y los asistentes se controlan fácilmente.

4. Se un buen Jefe de Cocina. Reparte tiempos y tareas entre tu equipo, permite que todos participen y aporten su condimento especial. Estos condimentos personales siempre son más valiosas que las que recibimos impuestos por el jefe.

5. Tiempo de cocción. Un buen plato tiene su tiempo, ni más ni menos, si no lo apartas a tiempo del fuego se quemará. No permitas que tus reuniones no tengan fin, si algo es realmente importante y se quedan puntos por tratar o nuevos platos por preparar ciérrala para otro día.

6. Interrupciones. Hace ya más de 15 años que tenemos teléfonos móviles y seguimos sin saber utilizarlos, ¿es necesario estar consultando el correo o los mensajitos?, no digamos nada de los despistados en un rincón de la mesa mirando “otras cosas” en el ordenador. Tal vez estas personas no deberían estar allí, porque al final la comida fría no sienta bien. Eso sí no lo hagas tú, la dirección por el ejemplo funciona.

7. Reflexiona sobre los ingredientes. ¿tengo un objetivo claro?, ¿es necesario cocinar este plato o puedo hacer uno más sencillo?. Quien no ha tenido una idea genial y ha convocado alguna vez a todo su equipo para deslumbrarlos con un proyecto donde está todo por hacer… El directivo español es 90 % acción y 10 % reflexión tengámoslo en cuenta y trabajemos por equilibrar el cociente.

8. Recoged la mesa. No dejéis que los comensales se marchen sin asignarles tareas y tiempos de ejecución, antes de que se vayan y lo dejen todo sin recoger o se lo dejen sólo a uno o dos de ellos.

9. Que no se olviden del encuentro. El día a día es muy duro y todos acabamos teniendo dificultades para abordar proyectos y tareas. Para los encuentros gastronómicos reiterados en el tiempo recomiendo que siempre comiencen por resumir lo cocinado en la reunión anterior, repasando tiempos y tareas que cada miembro del equipo tenía asignado. En este tema hay una herramienta wunderlist que os puede resultar de gran utilidad.

10. Encuesta de calidad. Remitid una encuesta-resumen de la receta el día después de vuestra reunión para aseguraros que nadie se olvida de los compromisos adquiridos y del tiempo que dispone.

Acabo, por tanto, este curioso repaso de recetas de cocina recordando una frase de Goethe “No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer.” ¿os gusta cocinar? Pues practicando que es gerundio….

(También publicado en http://ceeielche.emprenemjunts.es/index.php?op=8&n=5170)