Etiqueta: exportación

Oftex lanza Exportest, una herramienta que mide el grado de éxito en la internacionalización de tu producto o servicio a cualquier mercado

  • Los asociados o colaboradores del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante tendrán un descuento del 15% sobre la parte de pago de la aplicación

Oftex, primera consultora de exportación a nivel nacional y socia del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante, ha sido creada por D. Pablo Gómez Berenguer, fundador de la sociedad OFTEX INTERNACIONALIZACIÓN,S.L.

La consultora está integrada por un equipo multidisciplinar con más de 100.000 horas de trabajo, un equipo liderado por el Sr. Gómez, quien atesora 25 años de experiencia ayudando a pymes (Leche Pascual, Porcelanosa, etc.) a internacionalizarse. Galardonado con el premio Joven Empresario 2011, además es Consultor Homologado por el ICEX y co-autor de 3 libros.

Exportest1

Oftex ha desarrollado Exportest (www.exportest.es), una aplicación que realiza un diagnóstico de internacionalización basado en el análisis de más de 2.000 empresas españolas y, además, ofrece varios diagnósticos: El Diagnóstico Básico y el Diagnóstico Avanzado.

El diagnóstico básico evalúa si la empresa está preparada para la internacionalización y si cumple los requisitos mínimos. El diagnóstico avanzado, en cambio, informa si la empresa está preparada para afrontar los obstáculos con los que se encontrará en los primeros años de exportación.

Exportest incluye consejos prácticos, videos explicativos y formación específica sobre comercio exterior. Asimismo, también ayuda a redactar un Plan de Internacionalización que sirva de guía a la empresa. Gracias a él, identifica las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades de la misma y realiza una selección de mercados para 14 sectores industriales analizando un algoritmo de 29 variables objetivas para elegir los países óptimos a los que empezar a dirigirse.

Exportest2

Los asociados o colaboradores del Círculo de Economía tendrán un descuento del 15% sobre la parte de pago de la aplicación. Más información a través del correo electrónico pgomez@oftex.es

Ciclo de jornadas ‘Experiencias de Internacionalización: Impacto en las áreas funcionales de la empresa’

APD y Excelia invitan a los socios del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante a conocer las claves para abrir con éxito nuevos mercados fuera de España en una jornada exclusiva en la que tomará parte el presidente de nuestra asociación, Javier Fur, y profesionales de Cuatrecasas bajo el título ‘Experiencias de Internacionalización: Impacto en las áreas funcionales de la empresa’

La cita: el 25 de octubre, a las 9:00h, en Fundesem (Deportista Hermanos Torres, 17) 

Consulta AQUÍ el programa completo

Jornada Experiencia de internacionalización_ALICANTE (2)_Página_3

Dotar a la organización de una dimensión internacional es uno de los objetivos estratégicos de crecimiento más importantes para cualquier empresa una vez abarcado con solvencia el mercado doméstico. Las ventajas de poner en marcha planes de internacionalización suponen un importante impulso para las compañías desde el punto de vista del aprovechamiento de nuevas oportunidades y la diversificación geográfica de los ingresos.

A la hora de apostar por la internacionalización, las organizaciones disponen de tres modelos cuya aplicación depende de las características y necesidades de cada una. Estas tres vías son la exportación, la implantación directa en el país de destino y la posibilidad de franquiciar a empresas locales. Todas
ellas tienen sus ventajas y sus inconvenientes, y exigen un análisis previo que ayude a determinar cuál de las tres soluciones es la más óptima.

Jornada Experiencia de internacionalización_ALICANTE (2)_Página_4

Adell: » El mundo ha dejado de ser secuencial y esto nos hace protagonistas de nuestras empresas y nuestras vidas «

El vicepresidente de CEDE Ramón Adell afirma que estamos ante un planeta distinto lleno de grandes posibilidades

  • La mesa redonda ‘El debate económico sobre el crecimiento’ ha estado compuesta por el catedrático de Bangor University y CUNEF y director de Estudios Financieros de la Fundación de las Cajas de Ahorro (FUNCAS), Santiago Carbó; director ejecutivo de Planificación Estratégica y Estudios de CaixaBank, Jordi Gual; el director asociado de la Dirección general de Asuntos Monetarios de la Reserva Federal Estadounidense (FED), David López-Salido; y el presidente de Deloitte y miembro de la JuntaDirectiva de CEDE, Fernando Ruiz.
  • ‘El imprescindible camino a la internacionalización’ ha sido la segunda mesa redonda de la jornada, formada por el director general de Internacionalización de la Empresa del ICEX, Isaac Martín Barbero ; la presidenta del ICO, Emma Navarro; el presidente de Calidad Pascual, Tomás Pascual ; el vicepresidente ejecutivo de SUEZ, a cargo de Water Europe, Ángel Simón; y el vice presidente de CEDE, Manuel Gago, encargado de la presentación y moderación.
  • El canciller de Austria de 2000 a 2007, Wolfgang Schüssel, ha ofrecido la ponencia ‘Geopolítica internacional’ con la presentación y moderación del vicepresidente de la Fundación CEDE Francisco Belil.
  • El fundador y presidente de Infonomía, Alfons Cornella, ha pronunciado la conferencia ‘Nuevas tendencias que afectan al liderazgo empresarial’ como punto final a la jornada de la mañana y antes de la pausa para el almuerzo. El vicepresidente de CEDE, Ramón Adell, ha moderado la ponencia.
Dos claros mensajes pueden extraerse de todas las intervenciones de la mañana en el Congreso de Directivos de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE) : «La primera es que el mundo ha dejado de ser secuencial, los elementos disruptivos van a marcar nuestra vida en los próximos años. Y la segunda es que todo ello nos va a hacer protagonistas de un mundo distinto, pleno de posibilidades para dirigir nuestras empresas y nuestras vidas«. La afirmación es del vicepresidente de CEDE Ramón Adell, que asegura que nunca como ahora se había hablado tanto de futuro, pero un futuro muy cercano que ya está aquí y convive con nosotros.
13521928_10156865126620478_3281652649906350010_n
Mesa redonda ‘El debate económico sobre el crecimiento’
La primera mesa redonda del Congreso CEDE ha estado compuesta por el catedrático de Bangor University y CUNEF y director de Estudios Financieros de la Fundación de las Cajas de Ahorro (FUNCAS), Santiago Carbó; el
director ejecutivo de Planificación Estratégica y Estudios de CaixaBank, Jordi Gual; el director asociado de la Dirección general de Asuntos Monetarios de la Reserva Federal Estadounidense (FED), David López-Salido; y el presidente de Deloitte y miembro de la Junta Directiva de CEDE, Fernando Ruiz.
En las distintas intervenciones los ponentes reflexionaron sobre el crecimiento económico como principal objetivo de la política económica a nivel internacional, pero sin olvidarse de valores como la igualdad, el bienestar de la población o la protección del medio ambiente. El moderador de la intervención, Fe rnando Ruiz, planteó la intervención de los invitados en torno a tres grandes bloques: cuál es la situación económica actual y perspectivas de futuro; elementos y políticas que influyen en la economía; y, por último, qué acciones concretas se pueden implementar en la economía española.
López-Salido comenzó explicando las grandes diferencias entre las economías norteamericana y europea, destacando como «factor fundamental la flexibilidad de la economía americana, que le lleva a tener una mayor capacidad para acometer decisiones de forma rápida, además de poseer un mayor desarrollo en la utilización de los mercados de capital con respecto a Europa». Santiago Carbó, por su parte, incidió en las particularidades del Reino Unido,
asegurando que no tiene una industria tan fuerte como la americana pero sí esa capacidad de ‘meeting point’ que ha aglutinado en los últimos años un gran capital humano y empresarial del resto del viejo continente.
Pascual
Mesa redonda ‘El imprescindible camino a la internacionalización’
Son numerosas las empresas españolas que desarrollan ya su actividad fuera de nuestras fronteras, pero todavía queda un largo camino por recorrer. Dos representantes de estas compañías compartieron su experiencia global en esta segunda mesa redonda de la jornada junto con los delegados de las instituciones que ayudan a las demás empresas a emprender el camino de la internacionalización con las máximas garantías de éxito. Bajo la presentación y moderación de Manuel Gago participaron en el debate el director general de Internacionalización de la Empresa del ICEX, Isaac Martín Barbero; la presidenta del ICO, Emma Navarro; el presidente del Grupo Pascual, Tomás Pascual; y el vicepresidente ejecutivo de SUEZ, a cargo de Water Europe, Ángel Simón.
El primero en intervenir a instancias del moderador fue Martín Barbero, que aseguró de forma contundente: «La internacionalización es una tarea de país». En este sentido, el director general de Internacionalización de la Empresa del ICEX quiso destacar que una de las primeras cuestiones que se plantearon en el ICEX fue el ensanchamiento de la base exportadora, pasando de las 100.000 empresas en 2011 a las 150.000 firmas que ya exportan mercancía. «La internacionalización no está sólo a disposición de grandes empresas sino que tiene que tomarse como punto de partida para muchas más».
Como una de las empresas referentes de la internacionalización participó en la mesa redonda el presidente de Calidad Pascual, Tomás Pascual. El directivo español destacó que la industria alimentaria, la primera de este país, es una de las grandes industrias exportadoras de España. «Somos una empresa familiar que hemos empezado la internacionalización más tarde pero la hemos tomado con mucho impulso», aseguró Pascual. Asimismo, avanzó que el crecimiento
internacional de su corporación en los próximos años estará basado en el liderazgo en los mercados en los que ya está presente.
Uno de los próximos retos de Calidad Pascual será, en palabras de su directivo, invertir en redes de distribución para que los productos lleguen a todos los consumidores, pero sobre todo invertir en el propio consumidor, «diseñando
productos específicos para que quiera consumirlos y después comunicándoselo a ellos mismos». Finalmente Tomás Pascual habló de las ‘Cuatro A’ para poder definir a sus productos: alimento (nutren), apetecible (se adaptan fácilmente al consumidor local), accesible (no necesitan frío) y asequible (por su bajo precio).
El último en realizar su intervención fue el representante del otro ejemplo en la mesa redonda de gran empresa referente en la internacionalización: Ángel Simón como vicepresidente ejecutivo de SUEZ, a cargo de Water Europe. Para Simón, el mercado hoy en día está en todos los lugares y en todas partes, «y no es fácil estar en todos sitios. Primero es necesario tener un modelo de negocio claro, y en nuestro caso ese modelo ha ido variando. Hemos pasado de gestionar infraestructuras a gestionar conocimiento. También tienes que tener una base fuerte, y en nuestro caso esa base es España. Esta base más la de nuestro socio SUEZ en Francia nos dio la posibilidad de ir a Argentina. De ahí a Santiago de Chile, a México, Colombia. Vamos teniendo bases im portantes sobre las que ir a nuevos países, como ahora en nuestro caso en Estados Unidos».
Wolfang
Geopolítica internacional
En el entorno de desarrollo económico en el que nos desenvolvemos, tener una amplia visión geopolítica es un activo muy valioso. Así lo ha estimado CEDE para contar en una de sus ponencias de la mañana con el canciller de Austria de 2000 a 2007 a Wolfgang Schüssel, que ofreció un análisis estratégico, político y económico para ayudar a los directivos españoles a «conseguir esa visión global de lo que está pasando en el mundo dada la enorme trascendencia que tiene la geopolítica internacional para las empresas en este mundo globalizado», según el vicepresidente de la Fundación CEDE Francisco Belil, presentador y moderador del ex canciller austríaco.
Schüssel inició su intervención realizando un repaso de la situación internacional por continentes, avisando de que por primera vez en la historia «estamos todos interconectados, lo que supone un nuevo orden mundial. Ningún país en este mundo puede desarrollar solo un nuevo orden mundial. Hay 400 conflictos armados actualmente en el mundo, muchos conflictos en países vecinos, casi 200 millones de personas desplazadas… ¿Cuál es la situación actual para nosotros? Ahora estamos llegando al mundo del estancamiento secular. Va a ser muy difícil de gestionar porque el mundo está acostumbrado al crecimiento», aseguró el ex canciller de Austria. También apuntó que en 2009 nadie podía pensar que durante seis años los tipos de interés en EEUU iban a estar en torno a cero, ni la situación económica de Europa en estos años de crisis. Y por último Schüssel destacó el factor demográfico, «cambios demográficos mundiales de los que nadie habla pero a los que vamos a tener que adaptarnos y adelantarnos».
Cornella
Nuevas tendencias que afectan al liderazgo empresarial
Para la última de las ponencias de la mañana el fundador y presidente de Infonomía, Alfons Cornella, ofreció una intervención reveladora de por dónde va a ir el futuro empresarial ligadoa la innovación, la tecnología y el de la propia vida de las personas. El vicepresidente de CEDE Ramón Adell fue el encargado de la presentación del ponente, haciendo previamente dos reflexiones acerca de todo lo que ha deparado esta jornada matinal del Congreso de Directivos: «La primera es que el mundo ha dejado de ser secuencial, los elementos disruptivos van a marcar nuestra vida en los próximos años. Y la segunda es que todo ello nos va a hacer protagonistas de un mundo distinto, pleno de posibilidades para dirigir nuestras empresas y nuestras vidas».
El presidente de Infonomía dividió su intervención en cuatro grandes bloques: ciencia, tecnología, sociedad y empresas. «No debemos ver el futuro como un conjunto de problemas, sino como un conjunto de oportunidades», avisó al público presente, y dejó multitud de titulares destacados a lo largo de su intervención: «En los próximos años va a ser necesario el cruce de disciplina, de capacidades; el futuro de la industria va muy ligada a la tecnología y no es comprensible una evolución de la industria sin que esté íntimamente relacionada a dicha tecnología; la economía del futuro será una combinación de los humanos con la inteligencia artificial; no hay futuro sin combinar la madurez con la juventud»

Internacionalizarse es más que exportar

Siendo, por supuesto, muy importante la exportación y la cara más visible de la internacionalización de las empresas. Y aunque en este punto no hemos sido pioneros, lo que incorpora dificultades añadidas a la expansión de esta nueva forma de trabajar, no lo estamos haciendo mal en nuestra provincia en los últimos años en comparación con la media nacional, tras la fuerte crisis de la construcción: De acuerdo con los datos publicados recientemente por el ICEX sobre evolución de las exportaciones españolas al mes de septiembre, mientras España ha crecido un 4,4% sobre el mismo periodo del año anterior, las empresas alicantinas han aumentado sus ventas al exterior un 11,8%, casi triplicando el crecimiento nacional.

Podríamos pensar que estamos en aquel concepto de marketing de segundos (o terceros, o cuartos), pero mejores, pero creo que no es así: las empresas españolas, especialmente las PYMES, hemos vivido en una economía local dando mucho margen a otros países y otras zonas en sus proyectos internacionales, aunque vamos recuperando terreno.

Pero entendiendo la internacionalización como la actividad exterior de las empresas, aparecen otras posibilidades: importaciones, atracción de clientes a nuestro entorno más próximo, implantación de filiales en el exterior, etc. Y sobre todas estas posibilidades, lo realmente importante es entender nuestro negocio en el ámbito internacional que en realidad es mucho más que “un ámbito”.

Los negocios internacionales son, habitualmente, muchos negocios diferentes, muchas combinaciones de productos/mercados, con estrategias y tácticas distintas en cada uno de esos negocios, tanto en nuestra condición de exportadores como en la de importadores, o en la de nuevos participantes con subsedes en esos mercados. Pretender desembarcar en un país nuevo replicando sin más una estrategia de éxito en nuestro espacio doméstico es casi una garantía de fracaso en nuestro proyecto internacional.

La internacionalización necesita no solo conocer bien el idioma del país, sino también su cultura, la identificación y expectativas de los clientes objetivo, los canales de comercialización, las vías de acceso a la solución de los trámites administrativos, la manera de entender las relaciones laborales, el nivel de infraestructuras en destino y nuestras necesidades específicas, etc.

Seguir profundizando en este camino no es una opción, es una necesidad para mantenernos en este nuevo “ámbito global”. Lo que exige estrategia, focalización, cualificación, recursos, estructura … y cooperación.

Internacionalización, clave de sostenibilidad

(Intervención del presidente del Círculo en la presentación de la jornada sobre Internacionalización organizada en colaboración con la Cámara de Orihuela el día 6.06.14)

Buenos días y muchas gracias por asistir a esta jornada para apoyos a la internacionalización de las empresas que hemos convocado conjuntamente la Cámara de Comercio de Orihuela y el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante en una colaboración cada día más estrecha que hemos concretado en diferentes actividades en este último año, con un solo objetivo: facilitar a las empresas de la zona la transición por este escenario complejo y su preparación para entrar con fuerza en una nueva etapa de recuperación que todos queremos ver confirmada.

El Círculo de Economía de la Provincia de Alicante es una asociación empresarial sin ánimo de lucro integrada en la red  CEDE (Confederación Española de Directivos y Ejecutivos, con más de 140.000 empresarios y directivos españoles), que apoya la investigación, la innovación y la cultura emprendedora, a la vez que impulsa la adopción de las técnicas más avanzadas y eficientes de gestión empresarial entre todas las empresas y directivos de las empresas alicantinas, y específicamente entre nuestros socios.

Pretendemos consolidarnos como un foro de opinión empresarial y directiva complementario y compatible con otras asociaciones, con la finalidad de poner en valor las figuras del empresario y los directivos de empresa que son, sin duda, figuras clave en el desarrollo económico y social de nuestro entorno, en el concepto de “empresas de personas para personas”, basado en la cualificación, el compromiso, la innovación, la calidad y la ética como elementos diferenciales de nuestras empresas y sus dirigentes. Valores sobre los que podremos construir empresas eficientes, comprometidas con el entorno y sostenibles en el tiempo.

Y en esa sostenibilidad enmarcamos el objetivo de esta jornada, la necesidad de internacionalizar el negocio de nuestras empresas, coherente con el entorno global en que vivimos, con una economía absolutamente internacionalizada a la que necesariamente deben incorporarse las empresas que quieran tener futuro.

En este contexto, es importante fijar algunos conceptos previos que eviten expectativas poco realistas, a la vez que apunten posibilidades ciertas para nuestras empresas:

No podemos asociar la internacionalización con la simple comercialización de productos y servicios en el exterior –o la captación de clientes extranjeros para negocios en España-, y mucho menos como una vía de liquidación de stocks que no tienen salida en el mercado interior, al menos si nos la planteamos como una vía de negocio sostenible más allá del apoyo que puntualmente pueda suponer para sobrevivir en este entorno de crisis que aún soportamos.

La internacionalización de la empresa debe ser consecuencia de una reflexión estratégica sobre nuestro modelo de negocio y nuestras expectativas en un mercado que trasciende en mucho las fronteras nacionales.

Y aunque el tamaño importa, no es una opción que tienen solo las empresas grandes. La colaboración entre Pymes, la búsqueda de sinergias entre empresas complementarias, de la mano de expertos en los mercados internacionales en los que las Cámaras de Comercio son sin duda pioneras, pueden aportar a las pequeñas y medianas empresas de nuestra zona los conocimientos y las capacidades básicas para que puedan empezar a plantearse con un cierto nivel de garantías el paso hacia la internacionalización. Un paso necesario en este mundo y mercado global en el que inevitablemente nos movemos.

Pero desde esa reflexión estratégica, contamos con una ventaja importante: el verdadero motor de la internacionalización está en la propia empresa y en sus directivos, en su decisión de integrar en su actividad los mercados internacionales, lo que va mucho más allá de hablar idiomas; hay que conocer las diferentes culturas de los países a los que nos dirigimos, que condicionan en gran medida el éxito en los negocios; hay que adaptar nuestro producto a las expectativas de nuestros nuevos clientes, haciendo esta adaptación compatible con una cierta estandarización de procesos que nos permita alcanzar deseables economías de escala; tenemos que conocer los canales de comercialización, distribución, localización de segmentos objetivos de clientes, funcionamiento de los competidores, etc.

No es fácil, pero nadie dijo que ser empresario fuera fácil.

Este proceso imprescindible de internacionalización pasa, por tanto, por abordarlo con una actitud estratégica que contemple

–       ¿En qué mercados entrar?

–       ¿A qué segmentos de clientes nos dirigimos?

–       ¿Qué ventaja competitiva pretendemos explotar?

–       ¿Con qué recursos contamos y qué recursos necesitamos para abordar esta estrategia?

Y cuando una empresa se lo plantea desde este punto de vista estratégico, puede obtener ventajas importantes, como la diversificación de mercados lo que conlleva una diversificación de los riesgos que permite compensar la falta de crecimiento de unos países con la potencia de otros (el presidente de Mondragón Internacional, Josu Ugarte, lo plasmó perfectamente en un libro reciente: “España está en crisis, el mundo no”); la prórroga del ciclo de vida de algunos productos, acordes con  el desarrollo social o las necesidades y capacidades específicas de los diferentes países o regiones con los que mantenemos relaciones comerciales; y por supuesto, nuevas oportunidades de mercado no solo en clientes, sino también en proveedores, de manera que la internacionalización puede afectar a diferentes fases de nuestra cadena de valor.

Las Cámaras de Comercio son un apoyo excelente tanto en los primeros pasos como en los procesos de consolidación de actividades en mercados exteriores.

Muchas gracias por su asistencia y por su convicción en que en la internacionalización vamos a encontrar oportunidades tanto para nuestras empresas individuales como para la economía de nuestra zona.

En un mundo global, es imprescindible abrirse al exterior

Tanto desde un planteamiento social como desde la empresa, en un mundo global es imprescindible la apertura al exterior, lo que no es fácil cuando procedemos de una historia que no lo ha potenciado especialmente. Pero afortunadamente, las empresas cuentan con excelentes apoyos si deciden dar el paso al exterior, o consolidar su presencia en otros países. Las Cámaras de Comercio pueden ser de gran ayuda en ambos casos, tal como explicaba José Vicente Morata, Presidente de Cámara Valencia y del Consejo de Cámaras de la Comunidad Valenciana, en la inauguración de la jornada sobre “Experiencias prácticas y ayudas para internacionalizar tu empresa”, organizada conjuntamente por la Cámara de Comercio de Orihuela y el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante el pasado 6.06.2014, en Orihuela.

Precedieron al Presidente del Consejo de Cámaras, el presidente de la Cámara de Orihuela, Félix Cerdán, y el del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante, Javier Fur.

El Presidente de la Cámara de Orihuela dio la bienvenida a todos los asistentes, a la vez que agradeció a los ponentes el esfuerzo realizado para la concreción de esta jornada, y al patrocinador, Caja Murcia, por el apoyo económico prestado para la realización de la sesión que parte de la convicción de la Cámara sobre la importancia de la salida al exterior de las empresas para hacer frente a los retos de este mundo global, diversificando riesgos y detectando y desarrollando nuevas oportunidades de negocio lejos de nuestros mercados y entornos tradicionales.

El Presidente del Círculo incidió en argumentos similares para explicar la necesidad de las empresas de abordar programas internacionales como consecuencia de un proceso de reflexión estratégica, a partir de la colaboración entre empresas y el apoyo de las Cámaras, que han desarrollado programas específicos  para facilitar a las empresas de la zona la transición por este escenario complejo y su preparación para entrar con fuerza en una nueva etapa de recuperación que todos queremos ver confirmada.

A continuación los expertos en desarrollo de programas internacionales en las empresas, Mª Angélica Miras y Vicente Albaladejo, desarrollaron la ponencia Dirigir para Internacionalizar, en la que analizaron las causas de éxito y fracaso de las empresas en sus procesos de internacionalización desde la experiencia de muchos años trabajando en este campo con empresas diferentes. Y su primera conclusión es que tanto el éxito como el fracaso en los procesos de internacionalización está en el interior de la empresa por no haber analizado correctamente todas las implicaciones que el proyecto incorpora y no haber tomado, por tanto, las decisiones correctas sobre la estrategia más adecuada, la elección y el conocimiento de los mercados objetivo, y la dotación de los recursos necesarios para abordarla.

Existen muchas razones que aconsejan la toma de posición de las empresas en mercados internacionales, entre las que destacaron: disminución del riesgo global (las crisis nunca suelen ser globales, por lo que estar en diferentes mercados reduce el riesgo de la empresa), explotación de recursos y capacidades en nuevos mercados, corregir la ralentización del mercado interior, combatir la entrada de nuevos competidores en sus mercados de origen. Pero también existen obstáculos que dificultan el proceso relacionados tanto con las personas (falta de personal cualificado, indecisiones por parte de la dirección, exceso de burocracia, desconfianza en los nuevos mercados), con el producto (falta de adaptación a las expectativas de los nuevos clientes –en prestaciones, servicio, etc.-), con la financiación (la internacionalización es una decisión de crecimiento que necesita inversión y habitualmente, por tanto, financiación), o con la orientación estratégica del nuevo proyecto.

Y es que la decisión de internacionalizar la empresa debe ser una decisión estratégica que contemple tanto los mercados, como los negocios (combinación de producto/mercado/tecnología), y las capacidades distintivas necesarias para identificar ventajas competitivas que permitan a la empresa apropiarse de una parte de la renta generada.

La decisión de exportar –decía Angélica- debe ser, en consecuencia, una decisión sólida y fundamentada, como estrategia de la empresa tomada por la Dirección/Propiedad y transmitida al resto de la Organización, en base a sus fortalezas y resueltas o valoradas sus debilidades.

Angélica y Vicente concluían que es fundamental:

–       Organizar la empresa y definir su estrategia internacional.

–       Planificar objetivos, planes de acción y control de resultados.

–       Nombrar la persona y equipo claves de la organización sobre los que recae la responsabilidad de la internacionalización.

–       Definir la diferenciación y el valor añadido aportado en el proceso en los mercados y segmentos objetivo.

–       Saber y asumir que la internacionalización es un proceso a largo plazo.

Los expertos de las Cámaras Luis Ferrero –Jefe del área internacional de la Cámara de Alicante-, y Manuel Ferrer, técnico de comercio internacional de la Cámara de Orihuela, abordaron los programas específicos desarrollados por las Cámaras para apoyar a las empresas, especialmente a las PYMES, en sus procesos de internacionalización, tanto en el diseño inicial y en los primeros pasos, como en los procesos de consolidación y crecimiento de las empresas ya iniciadas, centrando principalmente su intervención en tres programas XPANDE, CONSOLIDA y Exporta´t,

centrando la colaboración que pueden recibir los empresarios desde la Cámara.

1.- XPANDE es un programa de asesoramiento personalizado y acompañamiento a las empresas que se inician en la internacionalización con el doble objetivo de comenzar el proceso y pretenden alcanzar una posición competitiva sostenible a medio plazo.

Se trata de un programa de consultoría individualizada en 4 módulos (Elecciones iniciales: productos, clientes, mercados; La entrada al mercado; el plan de marketing; El plan de negocio) con un total de 37 horas que se abordan en un periodo entre 4 y 6 meses.

Es un programa valorado en 4.695 €/empresa, pero que no tiene costes para los participantes al estar cofinanciado entre el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y la propia Cámara.

2.- PROGRAMAS DE CONSOLIDACIÓN:

–       Win-Market -consolida tus mercados exteriores. Este programa ofrece asesoramiento especializado por consultores para apoyar la definición de las estrategias más apropiadas para consolidar mercados donde la empresa está trabajando pero necesita fortalecer.

–       Brandex –quien no comunica no existe. Ofrece asesoramiento para: diseñar un plan de posicionamiento competitivo de la marca; rediseñar/crear una identidad visual corporativa; elaborar un eslogan; mejorar el posicionamiento digital de la marca.

–       Rastreo de la competencia –análisis de la estrategia de los competidores extranjeros de la empresa en los mercados objetivo, en cualquiera de las áreas de la cadena de valor de la empresa: abastecimiento, logística, producción, ventas y servicios al cliente

3.- EXPORTA´T, programa específico de las Cámaras de la Comunidad Valenciana, con el objetivo de realizar un proyecto de internacionalización a medida para cada empresa en aquel sector y país que considere más oportuno, en tres fases:

– Meeting: una jornada en que un representante del país objetivo expone desde el punto de vista comercial las características y oportunidades del mismo.

Focus: taller focalizado en un determinado sector del país (cada país tiene tres sectores potenciales de trabajo).

– Start: programa a medida de cada empresa en el sector y país en que ha decidido focalizar su esfuerzo de internacionalización.

Tras la intervención de las Cámaras, se desarrolló una mesa redonda con participación de tres empresas de la zona con sólidas estrategias internacionales, desarrolladas en gran medida con el apoyo de las Cámaras: Grupo Agrotecnología, Grupo Marjal y Son Sánchez.

Las tres empresas coincidieron que abordar una estrategia internacional implica un cambio cultural importante en la empresa que facilite la adaptación a cada uno de sus mercados objetivo, tanto en el producto como en el servicio; y en este proceso el principal obstáculo suele llegar desde la propia estructura de la compañía, que es necesario modificar.

Y sobre el plazo de maduración de esta nueva línea de actividad de la empresa, todos coincidían igualmente en que exportar (o captar inversiones extranjeras para nuestro país –internacionalización inversa propia, por ejemplo, del turismo residencial o estacional-) no suele ser una solución a corto plazo; salir presionado por la necesidad de resultados inmediatos es peligroso.

La jornada fue clausurada por el Conseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch, que incidió en la importancia de adoptar estrategias de internacionalización para crecer y para reducir riesgos en periodos de crisis que no suelen afectar por igual a todos los países (la economía mundial, decía, es 60 veces la economía española; existen, por tanto, muchas oportunidades fuera si sabemos encontrarlas, y tanto la Consellería –a través del IVACE (anterior IVEX)- como las Cámaras, cada uno en su función, pueden resultar de gran ayuda para las empresas que decidan identificar y abordar esas oportunidades).

El futuro está en empresas globalizadas

Algunas conclusiones de la jornada Dirigir para Exportar desarrollada el pasado día 10.04 en Villena en colaboración entre el Círculo, la Cátedra Prosegur de la UA y el COITIA, con las intervenciones de los expertos en comercio internacional Mª Angélica Miras y Vicente Albaladejo, apuntaban a que el futuro está en las empresas globalizadas, de manera que las que no decidan exportar van a tener más difícil la supervivencia; y aunque hemos avanzado en los últimos años, en general aún nos falta por desarrollar una clara visión estratégica internacional.

La internacionalización no es solo exportación/importación puntual; parte de una reflexión estratégica de la empresa que la lleva a adoptar la decisión de empezar a trabajar con el exterior con realineación de sus recursos disponibles y orientación a largo plazo, en un plan que implique a toda la organización, impulsado por la más alta dirección de la empresa que no solo debe ser motor, sino referencia permanente para toda la compañía.

Y sin embargo, lo más frecuente es que las empresas aborden directamente la comercialización obviando esa reflexión y redistribución de recursos; tratando, en definitiva, de mejorar su cuenta de resultados a muy corto plazo. Y eso, salvo casos aislados, casi accidentes, no suele ocurrir.

La internacionalización, decían los ponentes, requiere un plan específico basado en información exhaustiva de mercado/competencia, sector de actividad, clientes, canales, legislación, idioma, cultura, identificación de oportunidades … Información que no es importante solo para comenzar: la actualización de la información del país o países con los que trabajamos o intentamos trabajar debe ser permanente.

El título de la jornada es Dirigir para Exportar, por lo que es procedente tener claro qué es exportar. Y evidentemente exportar es vender fuera de nuestras fronteras, pero es mucho más que eso: exportar es fortalecer la empresa, afianzar nuestra imagen incluso en el mercado interior; es competir en mercados internacionales con continuidad, no en ventas puntuales, para lo que es necesaria la información y el compromiso comentados de toda la organización liderada por la dirección.

Y cuando una empresa se lo plantea desde un punto de vista estratégico, puede obtener ventajas importantes, como la diversificación de mercados lo que conlleva una diversificación de los riesgos que permite compensar la falta de crecimiento de unos países con la potencia de otros (el presidente de Mondragón Internacional, Josu Ugarte, lo plasmó perfectamente en un libro reciente: “España está en crisis, el mundo no”); la prórroga del ciclo de vida de algunos productos, acordes con  el desarrollo social o las necesidades y capacidades específicas de los diferentes países o regiones con los que mantenemos relaciones comerciales; y por supuesto, nuevas oportunidades de mercado no solo en clientes, sino también en proveedores, de manera que la internacionalización puede afectar a diferentes fases de nuestra cadena de valor.

Desaprovechar estas oportunidades es un error estratégico, a juicio de los ponentes, porque nuestros competidores de otros países sí lo están haciendo, y no salir nosotros a otros mercados solo puede llevarnos a reducir nuestra capacidad competitiva, pérdida progresiva de cuota y, al final, a la desaparición de la empresa.

Y no es una cuestión solo de grandes empresas. La Pymes también pueden y deben internacionalizarse si tienen producto y son capaces de definir, explicar y explotar una ventaja competitiva en los países a los que se dirigen. El tamaño ayuda, desde luego, pero no es el factor definitivo en la internacionalización de la empresa.

Y la financiación. La empresa necesita financiación, pero también para competir en el mercado interior.

La decisión de exportar debe basarse, por tanto, en razones estratégicas soportadas por un análisis interno sólido de la empresa que haga referencia a la capacidad real de producción de la compañía (o subcontratación de parte de la producción) para hacer frente a incrementos en la demanda; a la calidad y adaptación del producto/servicio a las expectativas de los nuevos consumidores objetivo; a la logística, capacidad financiera y recursos focalizados necesarios para abordar el proceso, en cualquiera de las tres alternativas posibles de venta en otros países: exportación, cesión del uso de licencias, o inversión directa en el exterior.

El éxito dependerá, además, de nuestra capacidad para identificar el mercado o mercados adecuados, eligiendo entre concentrar el esfuerzo en pocos mercados o diversificar (en el caso de Pymes, parece razonable comenzar concentrando esfuerzos para desarrollarse solo en los mercados a los que puedan realmente atender porque la decisión de internacionalizar exige, como se ha reiterado, dedicar recursos, personas, desplazamientos, conocimientos, presupuesto, que no es frecuente que estén ociosos o fácilmente accesibles en las Pymes); identificar los países destino con criterios de empresa, producto, barreras y oportunidad, y los segmentos específicos que pretendemos y canales a través de los que vamos a llegar a ellos.

Conceptos que detallados con múltiples ejemplos de empresas que abordaron procesos de internacionalización con éxito –incluso de fracasos importantes en proyectos internacionales, de los que se obtienen conclusiones importantes-, centraron el tema de la dirección de los procesos de internacionalización de empresas que constituye la base de esta jornada empresarial.

Y una conclusión: Organizar una empresa para participar en un nuevo negocio, especialmente si se trata de un negocio internacional, requiere adecuación interna y procedimientos nuevos; segmentación; identificación de la ventaja competitiva sobre la que soportar nuestra propuesta al nuevo mercado; y sobre todo, planificación, y compromiso de la dirección, e implicación en el proyecto de toda la organización en torno a un liderazgo claro.

El mercado ruso

Para tener éxito en el mercado ruso hay que conocerlo y eso implica hacer una visita de prospección  al país con dos objetivos principales. Por un lado, analizar la competitividad del producto de la empresa española comparando los precios de artículos similares en el mercado. Por otro, contactar con posibles distribuidores para comprobar el interés de los operadores del sector específico de que se trate.

Además, la empresa española debe informarse sobre los aranceles, los impuestos, los costes de certificación, el coste logístico de los envíos de mercancía a Rusia solicitando cotizaciones a transitarios. Todo ello le permitirá analizar mejor las posibilidades de su producto en el mercado.

(Fuente: entrevista a David Feijoo, analista de la Oficina Económica y Comercial de España en

Moscú, http://rusiahoy.com/internacional/2013/09/06/para_tener_exito_en_el_mercado_ruso_hay_que_conocerlo_31907.html)

CaixaBank e ICEX abren una línea de financiación para la internacionalización de las pymes

El Secretario de Estado de Comercio y presidente de ICEX España Exportación e Inversiones, Jaime García-Legaz, y el consejero delegado de CaixaBank, Juan María Nin, han firmado un convenio de colaboración para impulsar la internacionalización de las empresas españolas, que incluye financiación especial para las pymes y servicios de asesoramiento y apoyo en comercio exterior.

Gracias a este acuerdo, CaixaBank ofrecerá una línea de crédito para la financiación de circulante dirigida a las empresas participantes en los programas de apoyo a la internacionalización de ICEX. Serán préstamos de hasta 25.000 euros, en condiciones preferentes en cuanto al tipo de interés y al vencimiento, que podrán solicitar microempresas con actividad de comercio exterior que registren una facturación inferior a los 500.000 euros y tengan menos de 10 trabajadores.

También podrán beneficiarse de esta línea de financiación empresas con un volumen de negocio superior al medio millón de euros y que estén adheridas a los programas de ICEX. Las empresas que se acojan a la nueva línea de crédito deberán ser beneficiarias del alguno de los programas de los planes de empresa, como el ICEX Next; actividades de los planes sectoriales, como ferias o misiones; o ser participantes en Foros de Inversión o Encuentros Empresariales, entre otros instrumentos de apoyo de ICEX.

Servicio de asesoramiento especial en todo el mundo

Por otro lado, CaixaBank ofrecerá un servicio de asesoramiento y apoyo a las empresas adheridas a ICEX a través de su red internacional, mediante un equipo integrado por más de 80 profesionales en comercio exterior, una Unidad de Atención especializada con disponibilidad continua para atender consultas desde cualquier parte del mundo y la red exterior propia de la entidad.

Actualmente, CaixaBank dispone de una red de oficinas operativas en el extranjero y de oficinas de representación en países con intensa relación comercial con España en Asia, Hispanoamérica, norte de África, Oriente Medio y Europa. CaixaBank también ofrece una red de alianzas estratégicas con bancos extranjeros y acuerdos con más de 2.500 bancos corresponsales.

CaixaBank también ofrecerá un servicio exclusivo de opiniones de crédito de compradores internacionales, por el que las empresas pueden conocer opiniones sobre la solvencia de sociedades internacionales potencialmente interesadas en su compra.

Por último, el acuerdo en el marco de colaboración público-privada establece fórmulas de cooperación institucional entre CaixaBank e ICEX para la promoción del comercio exterior entre las empresas españolas a través de jornadas y seminarios conjuntos.

El mundo árabe, oportunidades para las empresas alicantinas.

Existe consenso generalizado acerca de que uno de los motores de la recuperación económica de nuestro país es la internacionalización de nuestras empresas.

Este es un tema en que la posición del Círculo es muy clara ya que, sin duda, es de los pocos que está aportando alegrías a nuestra economía en tiempos muy difíciles. El hecho de que entre 2009 y 2011 nuestras exportaciones hayan crecido un 36%, más que en cualquier otro país de nuestro entorno próximo compensando en parte la caída de la demanda interna, prueba que cada día son más las empresas que están comenzando a trabajar o ampliando sus relaciones comerciales con el exterior.

Plantearse la internacionalización como una actitud estratégica, unir esfuerzos y buscar sinergias con empresas complementarias en nuestro país y partners en destino, o identificar las oportunidades en otras regiones, son elementos fundamentales para tener éxito en la apertura de negocio internacional.

Sobre este último punto, la identificación de oportunidades en el exterior, ha pretendido aportar luz la “mesa sobre internacionalización: empresa, mercado y mundo árabe”, desarrollada el pasado 15 de febrero en la Cámara de Comercio de Alicante, en colaboración entre la Cámara, la Cátedra Prosegur de la Universidad de Alicante, el Máster en Dirección y Gestión de Pymes de la U.A., y el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante.

La sesión fue inaugurada por Carlos Mazón, director general de la Cámara, que hizo énfasis en la internacionalización como generadora de oportunidades reales de negocio para las empresas alicantinas como consecuencia de la caída persistente del consumo interno, lo que convierte a la exportación no solo en una opción sino, para muchas empresas grandes pero también Pymes, en una obligación que exige preparación con expectativas de resultados a medio plazo.

Marruecos y Argelia, decía Carlos Mazón, están creciendo por encima del 5% en los últimos años, lo que los convierte en una oportunidad para nuestras empresas tanto por cercanía como por tradición de intercambio comercial.

El director de programas de la U.A., José Antonio Carrión, remarcó que la internacionalización es compleja, especialmente para las Pymes que no cuentan con infraestructuras y recursos propios adecuado, lo que hace imprescindible contar con relaciones y apoyos tanto en origen como en destino para tener éxito en programas sostenidos de exportación. Y con las dificultades que sin duda encontrarán las empresas que decidan iniciar este proceso, nuestra visión es la de las oportunidades, que sin duda existen y son importantes en el mundo árabe.

A continuación Luis Ferrero, director del Área Internacional de la Cámara de Comercio de Alicante, desarrolló la ponencia marco sobre “Claves para la internacionalización de las empresas”.

Centró su exposición en entender el proceso de internacionalización y cuáles son las claves para que el mismo pueda ser abordado con éxito por las pequeñas y medianas empresas de nuestra zona, partiendo, como también apuntaba el director de la Cámara, que en el contexto actual de crisis de deuda soberana, restricciones crediticias, estancamiento del consumo interno, globalización … la internacionalización se configura como una necesidad para la supervivencia de las empresas., y aunque existe empresas que nacen internacionalizadas, lo más frecuente es que las compañías abordan esa posición de manera evolutiva, desde una exportación ocasional –surge casualmente una oportunidad de realizar una exportación-, a la exportación experimental –es una prueba consciente por parte de la empresa-, la exportación regular, el establecimiento de una filial de ventas y el establecimiento de una subsidiaria de producción.

Evidentemente, no son fases obligatorias, ni siquiera es necesario cubrir todo el proceso para integrar de manera regular la exportación en nuestra estrategia de negocio, pero frente a aceleradores tradicionales de las decisiones de la exportación vinculados a la accesibilidad al nuevo mercado (ausencia de barreras de entrada y similitud de comportamiento de la demanda), ahora, además, es imprescindible un conocimiento intensivo del mercado y del segmento o segmentos de clientes a los que pretendemos dirigirnos con nuestro producto porque ya no existen mercados indiferenciados ni nuestra posición puede ser la de ventaja en costes, sino la de diferenciación y puesta en valor de nuestro producto (en este punto incidía después Mª Jesús Jiménez, de Mármoles Jiménez, que insistía en la importancia de que empecemos nosotros valorando nuestro producto, ya que si no lo hacemos, no podemos esperar ese reconocimiento del mercado), a través de la especialización e innovación continua y, especialmente en el caso de las pequeñas y medianas empresas, apoyándose en bloques estratégicos en origen y contactos e interlocutores solventes en destino.

Esta situación, decía Luis Ferrero, es coherente con la evolución de las expectativas y del poder de los clientes en las relaciones comerciales, lo que facilitó la producción en masa en busca de la eficiencia en los años 70´, con un mercado poco exigente, a la diferenciación por calidad en los 90´, para pasar en la actualidad a las relaciones uno a uno, a la etapa del cliente, más informado, más exigente, más consciente de su poder. Y esto para las Pymes exige buscar no mercados masivos sino segmentos de clientes en los que ser “especialista”, con productos diferenciados y dirigidos específicamente a ese segmento, con alianzas con otras empresas complementarias, con cooperación en el país de origen y en el de destino, apostando por un fortalecimiento de la marca y un enfoque a largo plazo.

Y específicamente sobre los Países Árabes, Luis afirmaba que se están consolidando como importantes mercados de futuro; en realidad ya de presente, a los que nuestras exportaciones están teniendo tasas de crecimiento interanual superiores al 11% a países como Marruecos, Argelia, Emiratos Árabes Unidos. Arabia Saudita y Egipto.

Son países que están creciendo alrededor de sus reservas energéticas (petróleo y gas), abordando importantes reformas y liberalización económica, con gran crecimiento demográfico, necesidades tecnológicas, desarrollo de todo tipo de infraestructuras y viviendas sociales, … Países con alto potencial que no estamos abordando con la intensidad que merecen a pesar de los crecimientos ya mencionados en las exportaciones.

Luis concluía en que nuestro centro de gravedad en exportaciones, la que debía ser nuestra focalización prioritaria, está en el Magreb, con un crecimiento del 11,62% en 2011 en las exportaciones desde Alicante hacia estos países.

La sesión continuó con una mesa redonda moderada por Luis Bernabé, catedrático de Universidad de Estudios Árabes e Islámicos, con participación de empresarios y directivos relacionados con la exportación/importación entre España y los países árabes, con visión desde las dos orillas, así como con el Vicecónsul de Argelia en Alicante.

Comenzó Mª Jesús Jiménez, de Mármoles Hermanos Jiménez, impulsora de la apertura de negocio internacional en países del Golfo y Asia, que explicó los comienzos de su proceso de expansión internacional a través de ferias de construcción en aquellos países. Hay que ir allí, decía Mª Jesús, e ir convencidos del producto que tenemos, de la diferenciación que aporta en el mercado/segmento al que nos dirigimos; con humildad pero con convicción y sin complejos, que si no valoramos nosotros nuestro producto no será fácil que lo valore nuestro interlocutor.

En cuanto al mundo árabe, Mª Jesús manifestaba la facilidad de las relaciones al tratar con personas con valores básicamente compartidos, al menos en lo profesional. No ha encontrado problemas especiales de relación porque siempre ha tratado de mantener una actitud de empatía con sus interlocutores (“si vas de lo emocional a lo racional, el mundo se abre muy rápidamente”, decía).

Siguió Lorenzo Campos, director de desarrollo de negocio de Necomplus, consultor experto en desarrollo de negocio internacional relacionado con las TIC´s y muy vinculado al mundo árabe desde 2003.

De su experiencia decía que África es un continente con un futuro tremendo, muy dinámico, con muchas necesidades y, por tanto, con muchas oportunidades para las empresas (y para los jóvenes titulados). Es el sitio, decía, donde ahora hay que estar (“This is the place to be”).

Y rompiendo un estereotipo muy asentado, opinaba que culturalmente estamos más próximos al mundo árabe que al centro y norte de Europa.

La oportunidad en la zona que mejor conoce, Oriente Medio, para las empresas es la necesidad de talento por aún escaso poso de conocimiento universitario (de ahí las oportunidades para titulados apuntadas), aunque están avanzando rápido.

Y en cuanto a sectores de interés, destacaba el turismo la obra civil (está casi todo por hacer), servicios profesionales (consultoría, marca, arquitectura, ocio, cultura, …), o negocios on line, teniendo en cuanta que la clave no suele ser el precio, sino ofrecer algo diferencial y capacidad de ponerlo en práctica (especialmente en servicios).

Continuó Hany el Eryan, de Isis Import (export-import entre Egipto y España). Hany revisó una serie de consejos imprescindibles para establecer y mantener relaciones comerciales con los países árabes.

¿Cómo hay que comportarse, se preguntaba, en las relaciones con el mundo árabe?. Es necesario conocer los rasgos fundamentales de la cultura, la religión (conociendo los fundamentos del Islam es más fácil entender la forma de pensar del empresario musulmán) y algún apunte básico del idioma para hacer negocios con países árabes.

Algunos de los consejos de Hany fueron:

–       Déjate llevar por lo que hace tu anfitrión (sobre todo la primera vez).

–       La sociedad árabe otorga gran importancia a las relaciones personales (contar con un intermediario en destino facilita mucho los negocios), más allá de los contactos formales.

–       La palabra dada tiene un gran valor (firman contratos porque saben que son importantes para los occidentales, aunque para ellos lo realmente importante es el compromiso adquirido).

–       No negocian si no se fían del interlocutor. La confianza es un valor fundamental en los negocios. Se necesita tiempo y paciencia para hacer culminar los negocios.

–       La sociedad árabe, también en el ámbito empresarial, está muy jerarquizada. Solo negocian con personas del mismo rango.

–       La puntualidad es “flexible”, aunque la mayoría intenta respetar los horarios.

–       Las comidas de negocios son habituales, pero en ese momento, aunque se comente algún aspecto superficial del negocio, no se abordan los temas en profundidad.

–       En esas comidas, es frecuente que el anfitrión ponga comida con su mano en el plato de su invitado: es un síntoma de agrado que no hay que rechazar en absoluto. Hay que alabar la comida y no dejar el plato limpio porque el anfitrión piensa que te has quedado con hambre.

–       Los árabes, en general, no toman alcohol, y aunque en determinados hoteles y espacios para extranjeros puedan servirlo, no es recomendable pedir ninguna bebida alcohólica porque no sabes que puede pensar tu interlocutor.

–       Los hombres y las mujeres comen separados, salvo que el invitado sea  mujer.

–       En Ramadán, si se puede evitar, no aconseja negociar en los países árabes, y si fuera imprescindible, hacerlo tras la comida.

–       Nunca usar la mano izquierda (es la “mano sucia” decía). Durante la comida, la mano izquierda debe estar debajo de la mesa.

–       No cruzar las piernas (mostrar los zapatos). Para ellos es un signo de mala suerte. No les gusta.

–       Para hacer una foto hay que pedir permiso.

–       El “regateo” bien hecho es obligatorio y bien valorado.

–       Si a mitad de la reunión oyen la llamada a la oración, se levanta y van a orar.

–       En general son muy educados con los extranjeros en los negocios. No suelen entrar en discusiones.

Finalmente, el Vicecónsul de Argelia focalizó su exposición en las grandes oportunidades que ofrece Argelia, uno de los países más emergentes de África según decía,  para empresarios de otros países; en fase de relanzamiento económico abordando grandes infraestructuras, con una gran inversión de empresarios chinos, y se preguntaba ¿por qué los españoles no toman parte en ese pastel?, cuando culturalmente somos pueblos mucho más próximos y que sin duda tendrían más oportunidades de iniciar y sobre todo de mantener relaciones estables con el país.

Es un momento, en su opinión, especialmente apropiado para retomar y potenciar las relaciones argelino/españolas (textil, gas, petróleo, construcción, obra civil, …), de manera que si un empresario quiere invertir en Argelia, es conveniente contactar antes con las instituciones (cámaras, consulados, etc.) para evitar cometer errores.

Argelia es un país efervescente, tierra de oportunidades para empresas españolas, que apenas están aprovechando un 15/20% de esas oportunidades.

Y respecto a la inseguridad jurídica de la que en algunos momentos se ha dudado sobre Argelia y otros países del norte de África, decía el Vicecónsul que pudo haberla en el pasado, pero hoy ha desaparecido totalmente, los inversores en el país pueden tener plena seguridad jurídica tanto en sus inversiones como en la repatriación de sus beneficios, si bien en empresas mixtas, decía, existe obligación de dejar una parte del beneficio en la empresa fundamentalmente para garantizar el empleo argelino.

La jornada fue clausurada por la Decana de la Facultad de Económicas de la Universidad de Alicante, Mª Jesús Santamaría, y los catedráticos de la U.A. José Luis Gascó y Luis Bernabé. Mª Jesús habló de la necesidad de abrir mercados en otros países como un tema de consenso entre todos los interlocutores –empresarios, académicos, políticos- para salir de la crisis pero con una visión no coyuntural sino estratégica de la empresa, de manera que más que una opción, como se comentaba a lo largo de la sesión, la internacionalización es una necesidad para todas las empresas, incluidas las PYMES.