Etiqueta: energía

Un programa formativo pionero en Alicante emplea caballos para instruir a directivos en liderazgo

coaching2

Dos empresas alicantinas se han unido para desarrollar el proyecto ‘Los cuatro pasos para lograr el dream team’, un programa de formación asistida con caballos para instruir a directivos y mandos intermedios en liderazgo. Se trata de una metodología pionera en Alicante que utiliza los caballos no para montarlos, sino para desarrollar dinámicas pie a tierra con los caballos en libertad, en las que los usuarios simulan situaciones profesionales para aprender a impulsar un equipo o adquirir habilidades de comunicación.

Este proyecto nace de unión de las empresas QB Consultores y Horse&Coach, quienes han desarrollado conjuntamente una metodología de trabajo en la que primero se realiza un diagnóstico personalizado para determinar los aspectos de liderazgo que es necesario potenciar y posteriormente se realizan actividades con caballos que ayudan a trabajar sobre los aspectos detectados en la primera fase.

urlAmbas empresas decidieron impulsar este programa bajo el principio de ‘aprender haciendo’, que como explica el fundador de QB Consultores, Francisco Blanes, se fundamenta en que “cuando la persona vive situaciones, las experimenta y toma conciencia de ellas, es cuando siente las emociones que le transportan a la auténtica y genuina transformación”.

Según los impulsores del proyecto ‘Los cuatro pasos para lograr el dream team’, los caballos son animales con una capacidad especial para detectar cualquier mínimo cambio en la energía de su entorno, así como pueden interpretar microgestos inconscientes que hacen las personas en función de su estado emocional, de ahí que sean muy útiles para trabajar en la formación de líderes.

Las pruebas con caballos que realizan los participantes en este programa formativo se diseñan en función de los objetivos que se quieran alcanzar. Por ejemplo, para el desarrollo de la capacidad de comunicación empática, los alumnos pueden recorrer un circuito de obstáculos, guiando a un caballo y llevando los ojos vendados, mientras siguen las instrucciones que reciben de compañeros que sí pueden ver.

Otro tipo de retos, destinados a desarrollar la capacidad de liderazgo, pueden consistir en lograr que el caballo libre entre en un determinado recinto, sin tocarlo y sin ayuda de cuerdas ni comida. También se puede trabajar la resolución de conflictos a través de la realización de tareas por equipos, que involucran a un caballo y que son tareas que están en conflicto unas con otras.

url1Tal como explica la responsable de Horse&Coach, Carmen Ojeda, “los caballos no son líderes, son seguidores. Su naturaleza les hace preferir ser liderados que liderar. Pero no aceptarán ser liderados por cualquiera. Necesitan, ante todo, un líder que les transmita que estarán seguros y conseguirán lo que se proponen. Ellos detectan eso en una persona a través de la calidad de la energía que desprende y del lenguaje no verbal que muestra. Trabajando esos aspectos de la mano de un caballo, las personas aprenden a proyectar ese liderazgo seguro, empático, sereno y confiado que luego trasladan a su día a día de trabajo, con sus equipos humanos”.

Para Ojeda, “de lo que se trata es de diseñar pruebas que simulan escenas de la vida real, donde los alumnos deben alcanzar el objetivo por medio de la cooperación voluntaria de los caballos. A lo largo de la ejecución de dichas pruebas van surgiendo comportamientos y acciones de los alumnos que ponen de manifiesto lo que cada uno lleva dentro y dónde están sus áreas de mejora. El entrenador va tomando nota de todo esto y al finalizar el tiempo estipulado para la prueba, se procesa todo lo que ha pasado. Es ahí donde el cerebro integra el aprendizaje y ya no lo olvida porque se realizó de forma activa y ligado a una vivencia emocionante”.

JORNADA PARA DIRECTIVOS

Los impulsores del programa han organizado una jornada en la que participarán alrededor de 15 directivos procedentes de distintos sectores para adquirir competencias en comunicación, resolución de conflictos, empatía y motivación para gestionar mejor sus equipos e impactar positivamente sus resultados.

La jornada tendrá lugar el 13 de mayo en la Hípica de Tibi (es Partida Torrosellas, nº 65 – Tibi), y las inscripciones pueden realizarse a través de la web: http://4pasosparadreamteam.es/

España necesita una política energética que garantice el suministro, la eficiencia y la sostenibilidad

(Presentación del Presidente del Circulo de la conferencia-coloquio y cuaderno de la Fundación CEDE “Lo que el directivo debe saber sobre el sector energético”, el 15.05.14).

Buenas tardes y muchas gracias por asistir a esta nueva sesión de Los Jueves del Círculo.

Hoy abordamos un tema objetivamente muy importante para las empresas: la energía, factor fundamental en los costes de cualquier compañía y cuya gestión no siempre está en nuestras manos.

Es imprescindible, decía, para cualquier empresa y lo es igualmente para nuestro desarrollo como país. Y siendo así, no deja satisfecho a ninguno de los intervinientes en el proceso, desde la generación, transporte, consumo o regulación.

Quizás podríamos pensar que si un tema tan complejo incomoda, más o menos, a todos los participantes, es que avanza por el camino correcto. Pero en mi opinión, este no es el caso. La gestión de la energía tiene dificultades tradicionales en nuestro país (las compañías eléctricas hablan de un déficit tarifario de 30.000 millones de euros, a la vez que los consumidores se quejan de unos costes excesivos) como consecuencia de una regulación muy mejorable.

Al respecto, el presidente de UNESA, Eduardo Montes, decía recientemente que dentro del recibo de la luz tan solo el 40% es imputable al sistema eléctrico, correspondiendo el 60% restante a “política energética”. “¿De que sirve tener una energía barata si luego el recibo es de los más caros?, se preguntaba. Si queremos buscar comparabilidad hay que comparar peras con peras, ya que al final se hace que nadie entienda nada”.

Como el presidente de UNESA, también el de Sedigás, Antoni Peris, aboga por más liberalización y menos intervención del sector gasístico como una vía tanto para la transparencia como para el ajuste de los precios a su valor real, a la vez que incide en el alto potencial de crecimiento de este sector, que solo llega, por ejemplo, al 30% de las viviendas en España, lo que hace previsible su rápida expansión en los próximos años.

Tal como apunta el Presidente de Gas Natural Fenosa, la energía es uno de los vectores que determinan el desarrollo de nuestra sociedad y uno de los principales factores de competitividad de la economía. España necesita una política energética que garantice el suministro, la eficiencia y la sostenibilidad.

Todo el mundo opina, y como dice nuestro ponente, Jordi Dolader, parece que con la banalización del sector energético se pueda hacer cualquier cosa que se desee. Desafortunadamente la energía impone su realidad y los relevantes factores que configuran su política aparecen con toda su intensidad y nos sorprenden con subidas de precios que afectan a la competitividad industrial y provocan deslocalización y fallos en la seguridad del abastecimiento que nos dejan a oscuras.

Para analizar con detalle la situación del sector energético en España, los consumos y precios de la energía y las oportunidades y amenazas que supone, contamos con Jordi Dolader, ingeniero industrial, Consejero CNE (1999-2005) y Consultor Energético, director del cuaderno sobre “La energía que precisamos: lo que el directivo debe saber sobre el sector energético”, y con José Mª Jordá, director general de la Fundación CEDE, miembro de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos desde su creación y auténtico alma mater, inspirador y coordinador, entre otros muchos programas, de la serie de Cuadernos de la Fundación CEDE, uno de los cuales, El directivo y las redes sociales, ya fue presentado el pasado año en este mismo salón de actos, en aquella ocasión con José Mª y con el autor de aquel trabajo, Javier Celaya.

Nuestra pertenencia a la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos nos permite traer a Alicante las prácticas de gestión y los conocimientos más avanzados para trabajar en este entorno tan complejo que envuelve a las empresas. Esta conferencia-coloquio es una prueba de ello.

La prioridad pasa por ahorrar energía y ser más eficientes

Esta es una de las conclusiones del cuaderno de la Fundación CEDE “La energía que precisamos: lo que el directivo debe saber sobre el sector energético, que fue presentado en Alicante, de la mano del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante con el apoyo del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Alicante y la Universidad de Alicante, con participación del director general de la Fundación CEDE José Mª Jordá, y del director del trabajo, el ingeniero industrial, consultor energético y consejero de la CNE (1999-2005), Jordi Dolader.

La energía, como apunta Rafael Villaseca, Consejero delegado de Gas Natural Fenosa, en el prólogo del documento, es uno de los vectores que determinan el desarrollo de nuestra sociedad y uno de los principales factores de competitividad.

España necesita una política energética que garantice el suministro, la eficiencia y la sostenibilidad, y aunque el entorno europeo y mundial aconsejan dejar que el mercado fije precios y deje a los agentes que tomen sus propias decisiones de inversión, a su riesgo, en España se está recorriendo un camino inverso en el que el Estado a través de su Administración, es quién determina rentas a los agentes y precios a los consumidores, manipulando y politizando todos los aspectos económicos y regulatorios y creando un difícil y peligroso sentimiento de inseguridad jurídica que, sin duda, repercutirá en las futuras decisiones de los inversores en el sector energético del Reino de España.

Estamos en un momento de elegir entre más liberalización o más regulación del sector energético (básicamente gas y electricidad); Europa opina que regular es equivocarse y que debe ser el mercado el que forme finalmente los precios, sin embargo en España, en lugar de ser el mercado el que determina el precio final de la energía, es el gobierno del Estado quien, a través de su Ministerio de Industria, fija mediante acto administrativo el precio a pagar por el consumidor de forma totalmente arbitraria y políticamente correcta. Como consecuencia de ello y después de más de 10 años, el monto total acumulado por el llamado “déficit tarifario”, asciende a casi 30.000 millones de euros, consecuencia de que aunque España tiene precios de su mercado eléctrico mayorista similares a los de Francia y Alemania y sin embargo, a nivel de usuario final, tiene uno de los precios más caros de Europa, consecuencia de los costes añadidos, impuestos y peajes que incluyen las costosas primas a las energías renovables.

Tal como apunta Maite Costa, directora de la Cátedra de Sostenibilidad Energética de la Universidad de Barcelona, en su aportación al cuaderno, la energía es un input fundamental  de todos los procesos productivos con una fuerte incidencia en sus costes y en la competitividad. La política energética debe definir sus objetivos de acuerdo con la política industrial sin dejar de tener en cuenta los criterios de mercado para la fijación de los precios, el reto del progreso tecnológico y las necesidades de la demanda.

Hay una confusión muy generalizada sobre la política energética y su regulación, por la que se mezclan ambos conceptos y parecen formar parte de un todo indivisible. Por política energética se entiende generalmente la opción de que un determinado Gobierno o Estado realiza respecto a las fuentes primarias de su abastecimiento o respecto a la estructura de propiedad de sus agentes. De la opción de las fuentes primarias se deriva el llamado mix energético. De las diferentes opciones relativas a la estructura de la propiedad se deriva el rol que el Estado se reserva para sí, así como la Gobernanza del propio sector.

Por regulación se entiende el conjunto de señales económicas y su estructuración normativa necesarias para llevar a cabo una determinada política energética que debe, por tanto, preceder a su regulación.

La tendencia secular de no explicitar adecuadamente la política energética y, por tanto, desarrollar a través de una regulación caótica, tiene un ejemplo paradigmático en España. Es preocupante la concentración de los órganos reguladores independientes bajo la órbita de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia, la CNMC, que por un lado mezcla la regulación ex post, típica de la función de la CNC, con la regulación ex ante de la mayoría de los reguladores de mercados sectoriales, entre ellos el de la energía.

Como consecuencia, por tanto, de una regulación deficiente, el sector energético español no está en su mejor momento. Del lado positivo, tanto el subsector del petróleo como el del gas natural non presentan problemas que requieran medidas urgentes: no son necesarias nuevas infraestructuras en algún tiempo y la capacidad ociosa no es preocupante. Pero en el otro extremo, el subsector eléctrico acumula todos los problemas: exceso de capacidad, déficit tarifario, problemas de diseño de mercado, etc., generando una situación muy poco sostenible.

Toda política energética (pilares de la política energética europea y por tanto de sus 28 Estados miembros)  ha de ser soportada por tres pilares:

1.- Competitividad en la formación de precios.

2.- Seguridad en el abastecimiento.

3.- Sostenibilidad ambiental.

Una vez definida una política energética (¿qué mix?, ¿qué gobernanza?) se puede identificar conceptualmente como un punto, situándola respecto a los tres pilares.

En España, el recorrido de la política energética en los últimos años ha pasado desde un punto central entre competitividad y seguridad de abastecimiento a finales de los años 90, a una posición muy próxima a la sostenibilidad ambiental a partir de 2005, sin considerar correctamente los otros dos pilares.

Con un marco regulatorio muy generoso en lo referente a la promoción de las energías renovables, España ha liderado este desarrollo y a día de hoy presenta un mix energético en el que la presencia de renovables, principalmente energía eólica y fotovoltaica, tienen un porcentaje de participación muy alto, lo que ha generado una situación difícil: si bien hemos afrontado con mucho acierto las dificultades de tipo técnico y operativo de las energías renovables, no hemos acertado en su cierre económico y financiero.

En nuestro país, la coyuntura energética está totalmente en manos de la sobrecapacidad de las infraestructuras, previstas para un crecimiento sostenido y que la realidad ha resultado ser de una reducción del consumo de gas y electricidad en más del 10% y la consiguiente capacidad ociosa de las instalaciones.

Se trata de la escenificación de una burbuja, la de los medios de oferta que no han ido acompasados con los de la demanda y que ha terminado en drama, tanto para los inversores como para los consumidores, los primeros por no obtener las rentabilidades esperadas y los segundos por ver crecer los precios a niveles de pérdida de competitividad, lo que redunda en un reforzamiento del círculo vicioso negativo.

Tras un análisis exhaustivo de las oportunidades y amenazas para el sector eléctrico en España, Jordi Dolader terminaba la presentación del documento con unas conclusiones y reflexiones finales, que reproducimos, referidas a los retos de futuro que es necesario afrontar:

1.- Dada la alta dependencia energética de España, deberán utilizarse todas las fuentes energéticas disponibles en  el territorio nacional, manteniendo un cuidado equilibrio entre el respeto al entorno natural, patrimonio de generaciones futuras, y su coste. La utilización de la opinión pública para perjudicar la explotación de determinados recursos energéticos propios, no hace ningún favor a nuestra economía ni ayuda a salir de la crisis en la que estamos situados, por lo que un gran debate sobre nuestros recursos, seguido de un gran pacto de Estado, sería de gran ayuda para superar la delicada situación actual.

2.- Existe una gran divergencia entre los Estados Miembros de la UE en cada uno de los componentes de los costes de la electricidad, lo que representa un reto para el Mercado Interior de la Energía, por lo que debería armonizarse la carga impositiva que soportan los diferentes agentes en el Mercado Interior Europeo de la Energía.

3.- Frente a las voces que claman por un regreso a la regulación administrativa y estatal de todas las actividades ligadas al sector energético, deberían potenciarse los mecanismos de mercado en aquellas actividades en que fuera posible, dado que la injerencia política sobre las actividades del sector energético ha mostrado ser un elemento perturbador de su eficiencia, como prueba el déficit tarifario.

4.- Debe tomarse en consideración la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones titulada “Un marco estratégico en materia de clima y energía para el periodo 2020-2030”, que contempla la necesidad del compromiso de la Unión Europea con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% respecto a niveles de 1990. En este periodo, la Comisión aconseja que deben reducirse progresivamente hasta su desaparición  las subvenciones para las tecnologías de la energía maduras, incluidas las destinadas a las energías renovables.

5.- Deberá verificarse la eficacia de las medidas dictadas en España para evitar el crecimiento del déficit tarifario eléctrico.

6.- Los consumidores deberán atender a las recomendaciones de la Directiva Europea sobre eficiencia energética y tratar de incrementar la eficacia en  su uso: 1) ahorro de energía para los consumidores con información en tiempo real del consumo de energía, mediante contadores individuales más precisos; 2) a la industria: incentivos para que las PYME´s procedan a auditorías energéticas y difusión de mejores prácticas, al tiempo que las grandes empresas tendrían que realizar auditorías energéticas con el fin de reducir su consumo.

7.- El coste de la energía de los PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), anterior TUR (Tarifa de Último Recurso) deberá basarse en los propios precios horarios del mercado eléctrico mayorista.

8.- Necesidad de una política de Estado consensuada a nivel del arco parlamentario español.

9.- Precisamente porque existe exceso de capacidad en la mayoría de nuestro parque energético, no deberíamos interrumpir las necesarias inversiones en ampliar la capacidad de las interconexiones energéticas con Europa para dejar de ser una isla energética.

10.- Finalmente, se debería reflexionar sobre el nuevo modelo de regulador energético, que tendría que preservar su independencia y potenciar la formación sectorial profunda de sus miembros.

La energía que precisamos: lo que el directivo debe saber sobre el sector energético

Presentación en Alicante el próximo 15 de mayo del documento sobre la energía elaborado por Jordi Dolader, ingeniero industrial, Consejero CNE (1999-2005) y Consultor Energético, para la Fundación de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE).

La energía es uno de los vectores que determinan el desarrollo de nuestra sociedad y uno de los principales factores de competitividad de la economía. España necesita una política energética que garantice el suministro, la eficiencia y la sostenibilidad.

Todo el mundo opina, y como dice Jordi en la introducción del documento, parece que con la banalización del sector energético, se pueda hacer cualquier cosa que se desee. Desafortunadamente, la energía impone su realidad y los relevantes factores que configuran su política aparecen con toda su intensidad y nos sorprenden con subidas de precios que afectan a la competitividad industrial y provocan deslocalización y fallos en la seguridad del abastecimiento que nos dejan a oscuras.

Para analizar con detalle la situación del sector energético en España, los consumos y precios de la energía y las oportunidades y amenazas que supone, el próximo 15 de mayo estará con nosotros Jordi Dolader, autor del cuaderno sobre “La energía que precisamos: lo que el directivo debe saber sobre el sector energético”, en una nueva sesión de los Jueves del Círculo – en colaboración entre el Círculo de Economía de la provincia de Alicante, la Universidad de Alicante (Máster en Dirección y Gestión de PYMES) y el COITIA-, de acuerdo con el siguiente programa:

Fecha: 15.05.2014

Lugar: Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Alicante (COITIA). Avd. Estación, 5. Alicante.

Horario: de 17,30 a 19,30 h.

Agenda:

17,30 h.: Presentación de la sesión por Javier Fur Quesada, Presidente del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante

17,40 h.: Presentación del cuaderno de la Fundación CEDE “La energía que precisamos: lo que el directivo debe saber sobre el sector energético” por el Coordinador editorial de la publicación y director general de la Fundación CEDE, José Mª Jordá.

17,50 h.: Conferencia a cargo de Jordi Dolader, autor del documento CEDE sobre la energía.

18,45 h.: Coloquio

19,00 h.: vino español y espacio para networking.

Se entregará el cuaderno de la Fundación CEDE “La energía que precisamos, lo que el directivo debe saber sobre el sector energético” a todos los asistentes al acto, para lo que será necesaria su inscripción previa que pueden realizar a continuación:

INSCRIPCIÓN

Nombre (obligatorio)

Apellidos (obligatorio)

Email (obligatorio)

Teléfono (obligatorio)

Empresa (obligatorio)

Observaciones

“No puedo imaginar la vida sin riesgos”

Siempre van a estar ahí los que te dicen: ‘Olvídate; eso no se puede conseguir; eso no se puede hacer’. La gente tiene miedo al cambio, pero cambiar es inevitable. Las personas que temen las transformaciones siempre intentan frenarlas, pero esa energía de la creatividad es la fuerza que hay que oponer frente a los inmovilistas”.

(Fuente: entrevista a Robert Redford en Expansión

http://www.expansion.com/2012/11/27/directivos/1354043299.html)

Lo difícil no es empezar

Una de las primeras decisiones a tomar al entrar (o volver) al mercado de trabajo debería ser si vamos a trabajar para otros o si lo vamos a hacer para nosotros mismos, esto es, si vamos a trabajar por cuenta ajena o por cuenta propia. Y digo debería porque en muchas ocasiones son las circunstancias las que deciden por nosotros.

A la hora de tomar esta decisión debemos sopesar las inquietudes y personalidad de cada uno, pues aquí no hay ninguna regla universal en la que apoyarnos y ambas opciones tienen sus ventajas y sus inconvenientes.

Lo que sí debemos tener en cuenta, si lo que decidimos es emprender por nuestra cuenta, es que lo difícil no suele ser empezar sino que lo duro viene después.

Normalmente cuando uno se embarca en un proyecto de este tipo, lo hace con muchas ideas, pasión, ilusión y energía. Pero poco a poco suelen aparecer escollos con los que no contábamos, contrariedades que nos pueden ir minando el ánimo, puede parecer que todo esté a punto de desmoronarse y provocar que abandonemos antes de lo que deberíamos, así que debemos tener en cuenta que es precisamente en ese momento, si la idea sigue siendo buena, cuando más duro hay que trabajar y evitar los fallosmáscomunesparanocaerenellos.

Rosabeth Moss Kanter nos ofrece un pequeño listado de criterios que nos puede ayudar a determinar si persistir en nuestro empeño o abandonar:

  • Revisar el escenario: ¿Es el mismo desde que tuviste la iniciativa?
  • Revisar la visión: ¿Sigue pareciéndote inspiradora la idea? ¿merece la pena realizar nuevos esfuerzos?
  • Testear el soporte: ¿Los partidarios están todavía ilusionados con el proyecto?¿alguno más se unirá a la iniciativa?
  • Examinar el progreso: ¿Se han alcanzado los hitos previstos? ¿Existen ya indicadores que prevean un posible éxito?
  • Buscar sinergias: ¿Puede mejorarse a través de alianzas?

Si la mayoría de las respuestas son negativas, parece lógico pensar que es el momento de desistir y recortar pérdidas. Sin embargo si son positivas, lo aconsejable sería visualizar la meta, retomar fuerzas y persistir en el intento.

José Luis Gascó es Director del Master de Dirección y Gestión de Recursos Humanos de la Universidad de Alicante.

 

 

¿Cómo identificar a un buen directivo?

Lo de la experiencia, los conocimientos y la formación es fácil de ver; lo que busco en la persona es actitud, compromiso y dedicación. Actitud ante las personas, el trabajo y la vida; compromiso con los proyectos que ha abordado anteriormente y con los que atino a intentar ver qué relación guardan con el que le presento; y dedicación en cuanto a tiempo, energía, ilusión y entusiasmo.

( Fuente: Entrevista a José Medina en la Vanguardia http://www.lavanguardia.com/economia/20121024/54353823542/entrevista-jose-medina-headhunter-seleccion-directivos.html )

Instalaciones de Producción de Energía de Pequeña Potencia Conectadas a Red y Autoconsumo. Nuevas Oportunidades para la Ingeniería y para las empresas.

Las recientes novedades legislativas que habilitan a los consumidores para la instalación de sus propias centrales de generación de calor y electricidad, han favorecido la demanda de este tipo instalaciones.

La gran novedad de este sistema radica en la utilización de la energía para el ahorro, pudiendo vender los excedentes no consumidos en el mercado eléctrico. Por tanto, se abre una nueva vía de trabajo para Ingenierías y Empresarios respecto al asesoramiento, diseño y ejecución de proyectos de este tipo de instalaciones.

Para facilitar el acceso a las posibilidades que el Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre, ofrece tanto a las ingenierías como a las empresas, el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Alicante –dentro de su programa 2012: hacia un modelo energético sostenible-, con la colaboración de la Universidad Miguel Hernández, Gehrlicher Solar España, EnREDate, Cátedra Prosegur de la Universidad de Alicante y del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante, desarrollará una Jornada Técnica sobre “Instalaciones de Producción de Energía de Pequeña Potencia Conectadas a Red y Autoconsumo. Nuevas Oportunidades en Ingeniería”.

La jornada se desarrollará el día 17 de este mes de mayo, entre las 15 y las 19,30 h., en el Salón de Actos del Grupo Soledad en la C/ Severo Ochoa, 30. Parque Industrial Elche (Alicante), 03203, entre las 15 y las 19,30 horas.

El acceso es gratuito, previa inscripción en la web del Colegio y limitado al aforo de la sala.

Para inscripciones y detalle del programa pincha aquí

La felicidad como inversión

Ben-Shahar, autor del libro “La búsqueda de la felicidad”, asegura que uno de los secretos para sentirse feliz como líder reside en “ayudar a los empleados a reconocer y desarrollar sus puntos fuertes, porque la gente que conoce sus cualidades es más feliz, está más motivada y tiene más éxito en el trabajo”. Afirma que “aunque por las investigaciones conocemos que el éxito no lleva a la felicidad, también sabemos que la felicidad conduce al éxito. La gente que es más feliz suele ser más creativa, trabaja mejor en equipo, tiene más motivación y energía, y mayores niveles de productividad. La felicidad, tanto del empleado como del jefe, es una excelente inversión”.