Etiqueta: dinamismo

Alicante y Elche serán capitales de los directivos europeos los días 20 y 21 de noviembre gracias al Congreso CEDE

La cumbre de CEDE reunirá¡ el 20 y 21 de noviembre a más de mil ejecutivos que debatirán sobre los retos de la transformación digital de las empresas. Los debates se desarrollarán en el ADDA y la ciudad ilicitana celebrará una jornada práctica

Alicante y Elche como «capitales de los directivos europeos», así coincidieron en definir los alcaldes de ambas ciudades el XVI Congreso de la Confederación Española de Directivos (CEDE) que se celebrará en el Auditorio Provincial de Alicante (ADDA) los próximos dí­as 20 y 21 de noviembre, aunque la ciudad ilicitana una jornada práctica para estudiantes.

Esos días, la provincia acogerá el mayor congreso de ejecutivos, con la participación de más de mil asistentes que centrarán sus ponencias y debates sobre los retos de la transformación digital, según anunció ayer Javier Fur, presidente del Cí­rculo de Economía de Alicante, que colabora en la organización del evento.

RdP_Congreso_Directivos_CEDE_1

Por su parte, el vicepresidente de la entidad, Ramón Adell, incidió en la necesidad de buscar el «equilibrio entre el humanismo y la tecnología en un escenario actual de predominancia de la sociedad digital. «Antes el problema de los directivos era la falta de información, pero ahora con la multitud de recursos a través de las nuevas tecnologías, lo que tenemos que hacer es priorizarla«, apuntó Adell en la presentación del congreso, celebrada en la sala multiusos del aeropuerto Alicante-Elche, ante un nutrido grupo de representantes de empresas y asociaciones sectoriales de la provincia.

Para profundizar en todos estos aspectos de cara a buscar la mayor eficiencia en la empresa y en el contacto con los clientes en un contexto de sociedades conectadas, así­ como analizar la situación económica global y su impacto en España, los directivos asistentes podrán asistir a distintas ponencias de destacados líderes empresariales y del panorama político como Isidro Fainé, presidente de CEDE, los ministros de Economía y de Energía y Agenda Digital, Luis de Guindos y Ãálvaro Nadal, respectivamente, o Marí­a Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. CEDE ha pedido al Rey Felipe VI que clausure el congreso. Una presencia con la que se ha contado en anteriores ediciones, según indicó Ramón Adell.

RdP_Congreso_de_Directivos_CEDE_3

De forma paralela al evento, en Elche se realizará¡ un proyecto dirigido a los jóvenes estudiantes «que pasarán un dí­a con directivo de empresa, casi convirtiéndose en su sombra», explicó Adell. Posteriormente, el alcalde ilicitano, Carlos González, explicó que en esta jornada del «talento directivo» participarán estudiantes de FP y de las universidades de Alicante (UA) y Miguel Hernández, de Elche (UMH). Una oportunidad para «acortar distancias entre el ámbito académico y el directivo», resaltó González.

Por su parte, el presidente de la Diputación, sar Sánchez, mostró su satisfacción por que este importante congreso se celebre en el Auditorio Provincial, un evento en el que se incidirá y se «apuesta por las personas y por el liderazgo de los directivos de las empresas, que son los que están al frente del capital humano». Sánchez, al igual que los alcaldes de Alicante y Elche, subrayó el dinamismo económico de esta provincia, por lo que consideran que es un buen enclave para celebrar estos debates. Y porque «Alicante es una tierra de acogida, que aporta tranquilidad, confianza y seguridad a empresas que quieren instalarse con nosotros».

En el mapa de los directivos y la innovación

Gabriel Echávarri, que cerró el acto de presentación, también habló, como Javier Fur, de que el congreso «nos posiciona en el mapa de los directivos de las ciudades innovadoras«. Tanto Adell como Echávarri comentaron que la idea de celebrar en Alicante este evento surgió hace dos años en un acto empresarial en el que ambos coincidieron en Alicante. También avanzó el primer edil alicantino que entre los ponentes del congreso se encuentra Kim Faura, director general de Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares y Murcia de Telefónica, que presentará el proyecto «Alicante se mueve«, que fue «el más valorado en la última reunión de ciudades inteligentes». Por otra parte, Echávarri destacó el desarrollo del Congreso como «el más importante que se ha celebrado en los últimos cuatro años en la ciudad».

La planificación de los recursos humanos en las empresas (1)

El dinamismo, la complejidad, la hostilidad, la focalización que exigen prácticamente todos los sectores de actividad, están incidiendo en la creciente puesta en valor de las personas como el principal activo de una organización, más allá de expresiones con escaso contenido real que en el pasado se utilizaban para identificar a los empleados de cualquier empresa.

Hoy el entorno está cambiando constantemente, los clientes cada día son más exigentes, entre otras cosas porque nuestros competidores –que no podemos olvidar que son ya globales- avanzan en sus propuestas al menos a la misma velocidad que nosotros.

Nuestra capacidad de diferenciación pasa en gran medida por las personas de la compañía, por su cualificación, por su compromiso con la empresa, por la identificación clara de que el cliente es el motor que mueve toda nuestra actividad, por lo que fabricar el producto que mejor satisface sus expectativas, comunicarlo y envolverlo en un servicio excelente, son los factores clave para el éxito sostenido.

Adquiere, por tanto, importancia creciente la planificación de recursos humanos en las empresas; planificación que debe formar parte inseparable de la planificación estratégica de la compañía. Hemos dicho en alguna ocasión que las estrategias, los recursos, los productos facilitan la visión del objetivo, pero solo las personas los consiguen, especialmente cuando nuestro planteamiento es –como debe ser siempre en cualquier empresa- a medio y largo plazo (por supuesto, también esto lo he dicho en más de una ocasión, sin olvidar el corto, que es el que nos proporciona los recursos para continuar).

Ese planteamiento a largo plazo en la gestión de las personas es lo que define la planificación de los recursos humanos de la empresa: necesitamos las personas en número, cualificación y compromiso necesarios en el momento y el lugar adecuado para facilitar el éxito de la sociedad.

La gestión de personas no puede ser algo repentino, solo de corto plazo, para cubrir vacantes en el momento en que se produzcan. Esto es especialmente grave si se refiere a la cobertura de puestos directivos o técnicos muy especializados.

La planificación de carreras profesionales acordes con las capacidades de nuestros empleados y las posibilidades de crecimiento de nuestra empresa es, por tanto, elemento fundamental en nuestra gestión, del que dependerá gran parte del futuro de la empresa. La formación, el desarrollo profesional, el diseño de itinerarios profesionales razonables, incluso la identificación expresa del o los sucesores –que no es necesario, ni en ocasiones procedente, que lo conozcan los identificados- es fundamental para el compromiso de la plantilla y la continuidad de la empresa.

Hablo, por tanto, de la promoción interna como una vía para avanzar en ese proceso imprescindible de compatibilizar los objetivos de la organización con los de cada uno de sus empleados. Pero de la promoción interna planificada, estudiada, acorde con las características de cada uno de los empleados (cualificación, capacidad para formar equipo, compromiso, liderazgo, visión de cliente, …).

Es cierto que cada día es más fácil la desvinculación de cualquiera de las partes (empresa/empleado) en la relación laboral que mantienen, pero eso no es tan importante como que esa relación sea consecuencia de la convicción de que juntos pueden avanzar mejor, y cuando esto se produce, no hay riesgo de ruptura.

El éxito hoy no depende solo de la voluntad, es cierto, pero sin la voluntad es imposible alcanzarlo.

ALGUNOS FACTORES PARA EL ÉXITO EMPRESARIAL.

Una de las claves del éxito empresarial está en identificar, definir, construir y mantener ventajas competitivas apreciadas por el cliente, que nos permitan apropiarnos de una parte del valor que generan.

Estas ventajas competitivas, para que sean realmente sostenibles, deben basarse en elementos de la empresa difícilmente copiables por los competidores, construidos, por tanto, sobre bases fundamentalmente intangibles, como los referidos a las personas de la empresa, sus relaciones y la forma de abordar la solución de problemas gerenciales.

En el primer seminario de la cátedra Prosegur de la U.A., desarrollado con el apoyo del Círculo, el profesor Leal Millán hablaba de la importancia del conocimiento tácito compartido para definir esa ventaja competitiva.

En el segundo seminario del mismo ciclo, celebrado el viernes pasado, el profesor Domingo Ribeiro hablaba de algunas características personales del empresario-directivo que influyen positivamente en el desarrollo de las PYME´s, y se refería concretamente al dinamismo, la necesidad de logro o el optimismo. Y coincidiendo con esta conclusión del trabajo de investigación que el profesor Ribeiro presentaba, me gustaría añadir algunas más, referidas no tanto a características personales del directivo como a su capacidad de relación:

–       El liderazgo, entendido como capacidad de atracción, capacidad de integrar a un amplio grupo de personas en torno al desarrollo de un concepto positivo de empresa.

–       El trabajo en equipo, la idea de que en la empresa el éxito solo es posible con la participación de todos, de que nadie tiene más capacidad que todo el grupo.

–       El compromiso a largo plazo, en este tiempo en que todo parece efímero, ser capaces de plantear la empresa de la única manera posible, como un proyecto a largo plazo que implica a todos los participantes, especialmente a empleados, directivos y propietarios, y con la visión actual de responsabilidad social empresarial, también a todos los restantes grupos de interés en la compañía. Es la única forma realmente sostenible de plantear la continuidad en el tiempo.

Esto pudiera parecer contradictorio con lo que alguien podría pensar que es la tendencia moderna de las relaciones laborales: la precariedad en el empleo, pero nada más lejos de la realidad. La actual es una situación coyuntural muy condicionada por la crisis que debe corregirse pronto, no tanto desde el punto de vista legislativo como desde la práctica real de las empresas que, en realidad, ninguna empresa existe para destruir empleo sino para crear valor para la sociedad que le permita crecer sobre bases sólidas y esas, como hemos dicho, tienen que anclarse con fuerza en sus plantillas. O el futuro de la empresa estará comprometido.

Reflexión 2.03.2012

“En el mundo hay dos tipos de personas: quienes reaccionan a los cambios (algunas veces, tras un cierto tiempo), y quienes los producen o se anticipan a ellos. Los primeros son reactivos, y los segundos proactivos. Tórnese proactivo, porque el futuro lo construyen las personas dinámicas, que establecen las circunstancias para que éste ocurra de acuerdo a sus expectativas. Usted puede (y debe) provocar las circunstancias que motiven el futuro que desea para su profesión y persona. Crear el futuro consiste en eso: crear los caminos para llegar a lo que ansía. Nunca quedarse esperando a que la oportunidad llame a su puerta; hay que poner la puerta delante de la oportunidad que usted haya concebido.

Si el camino ya está, muy bien, a seguirlo. Si no está, a construirlo. Haga que las cosas pasen, porque el que espera simplemente, es aventajado por el que construye sin cesar, día a día, hora a hora. Transfórmese en un generador de circunstancias, y haga de eso su llave maestra para lograr sus metas.“

(Liderazgo personal, por Juan Javier Alvarez, en sht.com)