Etiqueta: diferencia

Conoce los finalistas de los premios MIA 2018 impulsados por el Club de Marketing Mediterráneo

El Club Información acogerá, el próximo 22 de marzo a las 19:30h, los premios MIA impulsados por el Club de Marketing Mediterráneo. Reconocimiento de prestigio que premia el talento de compañías incipientes o ya consolidadas con sede en la provincia de Alicante.

Las firmas reconocidas en la actual edición tomarán el relevo de los galardonados en 2017: Giossepo, Miniland, Gaviota Simbac, Ficherotecnia, Actiu y Pikolinos.

Además podremos disfrutar de la ponencia de Jesús Navarro, dueño y CEO de Carmencita, una marca líder en especias y condimentos con casi 100 años de vida y que hoy gestiona la venta de más de 700 artículos.

El Círculo de Economía apoya estos premios pensados para los amantes de las marcas, el marketing, la comunicación y el mundo empresarial.  En la gala del 22 de marzo, en el foro del Club de Información, descubriremos a los ganadores 2018 en cada categoría.

La inscripción a la gala de entrega de premios es gratuita y libre hasta completar aforo, previa inscripción en este enlace

Adelantamos a los finalistas en las distintas categorías:

  • Finalistas en Marca Digital: Fundación Universidad Miguel Hernández, Mar de Casas, Germaine de Capuccini
  • Finalistas en Marca Experiencia Cliente: Mapelor, Goldcar, Oh my Cut!
  • Finalistas en Marca Familiar: Casa Vigar, Fundiciones Balaguer, Laboratorios Quintón
  • Finalistas en Marca Innovadora: Axon Time, Envases Metálicos Eurobox, Señoríos de Relleu
  • Finalistas en Protección y Defensa Marca: Germaine de Capuccini, Moltó, Chie Mihara
  • Finalistas en Marca y Branding: Lodi, Ayuntamiento de Xixona, Vinos Alicante DOP
  • Finalistas en Marca Socialmente Responsable: Aguas de Alicante, Endemic Biotech, Gioseppo

La resignación es un suicidio cotidiano

IMG_5362Esta frase de Cristina de Arozamena, conductora junto a Juan Porto, de la actividad “Qué el éxito no te pille con cara de póker: los cuatro movimientos para ganar tu partida y dar el salto”, podría ser un resumen muy esquemático del contenido de un taller muy interesante, con una magnífica puesta en escena y un fondo excelente, organizado en colaboración entre FUNDEUN, el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante y la Cátedra Prosegur de la Universidad de Alicante.

Cristina, que se define como “Rebelde de Mente Nómada”, empezaba diciendo que es necesario tener la mente en movimiento permanente; tener la mente sedentaria es empezar a morir. Es necesario vivir en modo aprendizaje –decía-, lo que exige estar dispuestos a desaprender, y estar dispuesto a hacerlo cada día, con una actitud que sin ser prepotente, parta de nuestra autovaloración, de nuestra convicción de que tenemos mucho que aportar al mundo, de que somos capaces de llenar vacíos, expectativas de los clientes no cubiertas o cubiertas de manera deficiente para sus expectativas: la actitud es lo que hace la diferencia, tanto para administrar los éxitos como los fracasos, para asumir y reponernos a un no, incluso en proyectos que habíamos desarrollado con gran inversión de tiempo, imaginación y capacidad profesional.

Es necesario, por tanto, ser diferente, único, capaz de entender las expectativas de nuestro cliente objetivo y satisfacerlas siendo, además, el primero en hacerlo.

El desenfoque nos arrastra a convertirnos en una persona “del montón”, una “commodity”, alguien que no aporta ningún valor diferencial; una garantía para “perder la partida”, que podemos centrar en los siguientes puntos:

  • Sé perfecto, sé fuerte, agótate.
  • Usa en “retretebien” (negación absoluta de nuestro estado de ánimo), desde la convicción de que mostrar las emociones nos hace débiles, lo que es un error evidente, ya que todas las empresas están formadas por personas con emociones similares a las nuestras (al contrario de aquella creencia, las emociones nos aproximan a las personas, establecen vínculos de proximidad afectiva).
  • Complace a todo el mundo (y deja de enfocar)
  • No tengas en cuenta tu talento
  • Emplea tu tiempo en vivir la responsabilidad y los problemas de otros
  • Olvida lo que te apasiona (tan obsesionado por alcanzar los objetivos, que te olvidas de vivir)
  • Aplaza tu vida (ya harás en el futuro eso que te gustaría hacer y siempre crees que no tienes tiempo).IMG_5372

Es muy fácil desenfocarse, y en un momento te das cuenta de que empiezas a morir, a ser parte del problema y no de la solución. No puedes disparar a todo lo que se mueve. Tienes que poner el foco y ahí es donde pones tu energía. Pero ahí tienes que ser el mejor. Respétate incluso cuando otros no lo hagan y mantente convencido de que lo vas a conseguir.

E inmediatamente Cristina abordó lo que llamaba los 4 ases o los 4 movimientos para el éxito.

Movimiento 1.- Para comenzar, el movimiento inteligente: pon a prueba tu voluntad.

Hay muchas empresas –y personas- esperando que alguien vaya cambiando el contexto hasta que les favorezca, cuando lo importante es que cambien tú. La resignación, como reza el título de este resumen, es un suicidio cotidiano.

Un triunfador, como apuntábamos antes, es parte de la solución; un perdedor es parte del problema (piensa que si no ofreces soluciones, seguro que hay 1.000 mejores que tú. No hablamos de conocimiento acumulado, que no importa si no eres capaz de hacer algo con él).

Es imprescindible ponerse en movimiento (Sí o Sí me pongo en movimiento: el único cambio imposible de realizar es el que no se quiere hacer; haciendo lo que hay que hacer en cada momento, eligiendo bien entre las opciones disponibles, invirtiendo hoy para ganar mañana; Recuperar la Ilusión Perdida –o quieres ser, como hemos apuntado, una commodity-).

Movimiento 2.- Mueve tu cerebro o se secará.

El mapa no es el territorio, hay que poner a trabajar el cerebro para encontrar las mejores alternativas a los problemas que nos plantemos –o que nos planteen nuestros grupos de interés-, lo que exige instalar un nuevo sistema operativo en nuestro cerebro que nos haga conectar con la realidad.

En realidad, en este mundo complejo, el Talento hace la diferencia. Y convéncete de que puedes alcanzar el objetivo: Estar todo el día pensando que no lo vas a elegir, te quita energía necesaria para abordar en positivo ese y otros problemas.

IMG_5390Movimiento 3.- Averigua que mueve a las personas, a los clientes, a elegirte a ti y no a otro (y ahora existen, en general, múltiples proveedores de prácticamente cualquier producto existente en el mercado).

Todos tenemos pensamientos, emociones, situaciones, pasado, presente y futuro. La empresa de éxito tiene la capacidad de entender la situación personal de cada cliente potencial y personalizar el producto/servicio a sus expectativas específicas, y no se trata de dar a las personas solo lo que necesitan, que eso ya lo hacen muchos, sino lo que imaginan, lo que desean.

Para ello es necesaria la especialización y hablar el mismo idioma que nuestro cliente objetivo (empatía, confianza, compromiso, asertividad, eficacia, atención, oportunidad, etc.), lo que se consigue con lo que Cristina denominaba las 3 ex: Excede las Expectativas con Excelencia (en el mercado ya no basta con ser el mejor, además hay que ser el primero)

Movimiento 4.- Mueve tus objetivos, defínelos y síguelos (deben ser específicos, medibles, alcanzables, realistas, acotados en el tiempo).

Y además, en este entorno global que es el mercado, con el elevado nivel de competencia al que nos enfrentamos independientemente de cuál sea nuestro sector, debemos ser muy eficientes en toda la cadena de valor proporcionando el mejor producto en las mejores condiciones de calidad y precio, y a tiempo, lo que suele exigir la cooperación entre empresas habitualmente complementarias, cada una experta en una de las fases de la cadena, de manera que cuanto más capaces seamos de compartir talento, experiencia, conocimiento, más éxito tendremos (el conocimiento es una de las pocas cosas que crece cuando se comparte).

Y finalmente, decía Cristina, Mueve tu pasión… si vas a hacerlo, hazlo con pasión.

A continuación Juan Porto, mentor, realizó una exposición sobre la mentoría, ¿qué es?, ¿qué tipos de mentoría existen?, ¿cuáles son sus áreas de actuación? Y ¿qué beneficios/resultados podemos esperar razonablemente?.

Un mentor, decía Juan, es alguien que te ayudó a aprender algo que no habrías aprendido (o que hubieras aprendido más lentamente o con mayor dificultad), de manera que la Mentoría la podemos definir como un proceso mediante el cual una persona con experiencia ayuda a otra a lograr sus metas.

Tiene que ver con el hacer, no solo con adquirir conocimientos, con alcanzar habilidades a través de conversaciones de tipo personal y confidencial, limitadas en el tiempo y compatibles con otras actividades de aprendizaje.IMG_5397

Hay diferentes tipos de mentoría, que van desde lo formal a lo informal. La mentoría formal se caracteriza por su intencionalidad: guiar el cambio en el comportamiento deseado por el receptor de los conocimientos del mentor. Y puede trabajar sobre personas individuales, empresas o grupos sociales.

Con la mentoría se debe conseguir dotar de mayor confianza en sí mismo al mentorizado; ver y avanzar con mayor claridad hacia los objetivos; elegir las acciones más adecuadas para alcanzarlos; ver más claramente las nuevas oportunidades que se presentan; mayor y mejor preparación para aprovechar esas oportunidades, tanto en la carrera profesional propia como en relación con los clientes, etc.

El Mentoring, terminaba Juan, es la respuesta a ¿cómo puede ser el aprendizaje un catalizador o vehículo para el cambio? Y se basa en el aprendizaje a través de hacer (“escuchar es olvidar; ver es recordar; y hacer es entender”). Es un gran elemento motivador para el que lo recibe.