Etiqueta: consumo

CaixaBank inicia una campaña con Andrés Iniesta para conceder 4.000 millones en préstamos al consumo

Andrés Iniesta y Juan Alcaraz, director general de CaixaBank• La entidad pondrá a disposición de 4 millones de clientes una amplia línea de préstamos preconcedidos, entre los que destaca el Préstamo Estrella Nómina, de hasta 60.000 euros sin comisión de apertura.

• En el ejercicio 2015, el número de operaciones de crédito al consumo alcanzó la cifra de 2 millones, con una morosidad en este segmento del 2,9%.

• Los canales online experimentan un gran crecimiento en la contratación y suponen un 18% del total de créditos al consumo concedidos.

CaixaBank, grupo financiero líder del mercado español, ha iniciado hoy una campaña con el futbolista Andrés Iniesta para conceder 4.000 millones en préstamos al consumo. Con este objetivo y para agilizar la tramitación, la entidad pondrá en marcha una línea de preconcesión de préstamos que beneficiará a 4 millones de clientes.

La cartera de crédito al consumo de la entidad presidida por Isidro Fainé, y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar, supera los 7.500 millones de euros a cierre del primer trimestre de 2016.

En este primer trimestre del año, se han concedido 1.150 millones de euros en financiación al consumo, que representa un incremento del 44% en relación al mismo periodo del año anterior.

La morosidad en este segmento de crédito continúa en descenso y se sitúa en el 2,9%. Por otro lado, el número de operaciones de crédito al consumo durante 2015 ascendió a 2 millones.

Financiación al consumo, palanca del Plan Estratégico 2015-2018

El crecimiento en crédito al consumo es una de las cinco palancas que prevé el Plan Estratégico 2015-2018 de CaixaBank para promover el crecimiento y reforzar la posición de liderazgo de la entidad en banca minorista en España.

El director general de la entidad, Juan Alcaraz, subraya que “CaixaBank presenta un crecimiento muy elevado en la nueva producción de crédito, lo que reafirma la recuperación de la demanda por parte de los hogares y de la evolución positiva de la confianza del consumidor. Por tanto, estamos muy satisfechos del papel que estamos jugando en facilitar crédito a la sociedad”.

En cuanto a las perspectivas del crédito para este año, Juan Alcaraz señala que “esperamos que la nueva producción del crédito siga aumentando, especialmente los préstamos al consumo, en consonancia con el dinamismo económico”.

Según Alcaraz, “con este lanzamiento queremos que nuestros clientes hagan realidad sus proyectos y, por ello, trataremos de reflejarnos en Andrés Iniesta como gran generador de ilusiones”. Además, “Iniesta representa mucho de los valores compartidos con CaixaBank, como el liderazgo, el esfuerzo, el trabajo en equipo, el compromiso y su solidaridad, presentes también en la campaña”, concluye Juan Alcaraz.

Préstamos de hasta 60.000 euros sin comisión de apertura

Entre los préstamos para proyectos personales destaca el Préstamo Estrella Nómina, que permite solicitar un crédito de hasta 60.000 euros, a devolver en un plazo que elige el cliente (hasta un máximo de seis años) y sin comisión de apertura.

Entre la oferta comercial, CaixaBank ofrece préstamos específicos para comprar automóviles, realizar estudios o desarrollar proyectos personales, entre otros.

Por otro lado, CaixaBank también ofrecerá financiación de productos tecnológicos al 0%TAE, a través de la web Compra Estrella.

Crecimiento a través de los canales online: +18% en 2015

Los canales online están experimentando un gran crecimiento en la contratación de créditos al consumo, y suponen ya el 18% del total de créditos al consumo concedidos, a cierre del ejercicio 2015.

Concretamente, del total de contrataciones del préstamo Click&Go –de abono inmediato–, el 30% se hizo a través del móvil; el 24%, a través de la web (Línea Abierta); el 15%, a través de cajeros automáticos; y el 31%, en las oficinas.

Además, CaixaBank dispone de una app para móvil, Crediapp, con la que el cliente puede solicitar financiación, disponer de crédito y conocer la cuota resultante capturando el precio de la etiqueta del producto.

Rentabilidad/Tecnología

Ahora que la economía española y la europea empiezan a reactivarse poco a poco, con leves mejoras en el consumo, es un buen momento para centrarte en buscar vías de aumentar la rentabilidad, donde la tecnología tendrá un papel protagonista.

Fernando Lacasa, secretario general de Chocolates Lacasa y presidente de la Asociación de la Empresa Familiar de Aragón, en el II Barómetro de la Empresa Familiar.

Situación de las PYMES

Un gran problema que nos encontramos las PYMES, son la enormes trabas que las entidades bancarias nos plantean a la hora de la solicitud de créditos financieros, bien por las altas garantías financieras que nos exigen, como por los altos tipos de interés  unido esto a la desproporcionada solicitud de información requerida durante el proceso.  Si no tenemos financiación, no podemos emprender nuevos proyectos en donde podamos ser mas competitivos, de la misma manera que no habrá creación de empleo y, por tanto,  mejora del poder adquisitivo de las familias, por lo que seguiremos sin reactivar el consumo y consecuentemente la economía.

Y de la poca ayuda que tienen las empresas por parte de las Administraciones a la hora de la contratación de personal, pues muy ligeramente apoyan la creación de empleo en jóvenes de menos de 25 años y en mayores de 45 años, si bien, la gran masa trabajadora que se encuentra entre estas edades 25-45 años y que seguro que son los que más dificultades tienen dado que seguramente tienen hipotecas, tienen hijos estudiando, etc., no está apoyado….

(Fuente: entrevista a Fernando Gómez, director general del Grupo Camacho en http://164.138.209.7/~circuloe/principal/fernando-gomez-director-general-del-grupo-camacho/)

La creación de empleo en las PYMES

El principal problema que tenemos para la creación de puestos de trabajo es que no hay consumo y si no hay consumo no hay trabajo y si no hay trabajo no se pueden generar nuevos empleos. Tenemos el consumo muy por debajo de lo que debería de estar, ya que hay millones de personas en España que tienen trabajo garantizado, y un sueldo seguro, pero que no gastan porque tienen miedo. Por ejemplo, todos los jubilados, todos los funcionarios, que saben que no pueden perder sus ingresos o su puesto de trabajo. Todos ellos hoy por hoy no gastan. Tienen miedo. Eso hace que el consumo haya bajado hasta niveles por debajo de lo que es mínimamente razonable. Las reformas del Gobierno deben dar confianza a la gente, deben reflejar un panorama más ilusionante, para incentivar el consumo y para que así puedan generarse puestos de trabajo. Pero las pymes siguen sujetas a un marco administrativo encorsetado y poco ágil. Casi parece que no estuvieran en la agenda gubernamental.

(extraído de la entrevista a Eusebi Cima, vicepresidente de CEPYME, en http://www.inqualitas.net/entrevistas/18371-nuevas-perspectivas-de-las-pymes-en-europa)

La economía y las empresas.

Seguimos inmersos en una crisis que dura ya cinco años; crisis que, además, llegó casi por sorpresa cuando la deberíamos haber reconocido con la antelación suficiente y tomar medidas que limitaran sus efectos.

Pero la realidad es que durante el verano de 2007 parece que se hubiera hundido el mundo, con el agravante de que costó mucho reconocerlo, lo que agudizó un impacto que ha derivado en una falta de confianza de los mercados en nuestra economía (y en otras economías occidentales), lo que dificulta la fluidez necesaria en las relaciones comerciales, agravada, sin duda, por una fuerte crisis financiera que afecta de manera importante al crédito hacia las empresas.

Es una especie de “pescadilla que se muerde la cola”: falta confianza, hay menor actividad comercial, muchas empresas no pueden soportar sus costes ante la muy importante reducción de ingresos, cierran, aumenta el desempleo, se reduce el consumo, aumenta la desconfianza, …

Pero tímidamente parece que comienzan a aparecer luces de esperanza, aunque creo que falta decisión en las instituciones europeas para abordar políticas claras que apoyen el crecimiento y la solvencia conjunta –e individual- de las economías del euro. La reciente declaración de apoyo expreso al Euro por parte del Presidente del Banco Central Europeo ha tenido un efecto inmediato en la liberación de tensiones que se estaban produciendo en las últimas semanas y que para España comenzaban a resultar insoportables. Ahora esa declaración de intenciones debe concretarse en programas concretos de acción si  no queremos que, como otras veces, todo quede en palabras y los mercados retomen sus ataques.

Vivimos en el cambio, es el signo de nuestro tiempo, y esto creo que ya no va a cambiar, lo que exige una cierta flexibilidad a las empresas para manejarse en entornos que a partir de ahora serán, en mi opinión, siempre inciertos.

Sin duda es una situación compleja pero esto no es nuevo ni probablemente cambiará mucho en el futuro salvo en la que espero progresiva solución de esta crisis que arrastramos en los últimos cinco años.

Pero el resto de factores que inciden sobre la situación de las empresas (la globalización, la internacionalización de la economía, la emergencia y rápida extensión de las tecnologías de la información y las comunicaciones) están aquí para quedarse, y esto incorpora tensión competitiva y exige nuevas formas de hacer, nuevas formas de competir y contar con recursos en muchas ocasiones diferentes de los que la empresa posee y que en el pasado le permitieron evolucionar correctamente.

La apuesta por la innovación así como por la internacionalización (si agentes externos vienen aquí, nosotros debemos salir también al exterior. Esto, además, nos puede blindar ante futuras crisis que ocurrirán, aunque no de manera generalizada en todos los países), solos o cooperando con otras empresas, son clave, en mi opinión, para ganar el futuro.

Las medidas adoptadas hasta ahora entiendo que son, en general, necesarias para enfriar una economía que durante algunos años creyó haber descubierto la piedra filosofal del crecimiento continuo sobre la base de dinero abundante y muy barato, que finalmente ha mostrado su condición de insostenible.

Pero hasta ahora han sido básicamente medidas de ajuste que en el corto plazo agravan el debilitamiento del consumo, la recesión, el desempleo, aunque puedan ser beneficiosas a largo, pero no debemos olvidar que para llegar al largo plazo primero tenemos que superar el corto, por lo que medidas que ayuden a reactivar la economía en el corto plazo creo que son necesarias ya; medidas que ayuden a ofrecer confianza a los mercados, que apoyen el flujo del crédito, que incentiven el consumo de nuestros productos, … son imprescindibles si no queremos quedarnos solo en un presente triste.

El consumo y el empleo

El principal problema que tenemos para la creación de puestos de trabajo es que no hay consumo y si no hay consumo no hay trabajo y si no hay trabajo no se pueden generar nuevos empleos. Tenemos el consumo muy por debajo de lo que debería de estar, ya que hay millones de personas en España que tienen trabajo garantizado, y un sueldo seguro, pero que no gastan porque tienen miedo. Por ejemplo, todos los jubilados, todos los funcionarios, que saben que no pueden perder sus ingresos o su puesto de trabajo. Todos ellos hoy por hoy no gastan. Tienen miedo. Eso hace que el consumo haya bajado hasta niveles por debajo de lo que es mínimamente razonable.

Eusebi Cima. Vicepresidente de CEPYME (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa), en inQualitas