Etiqueta: apsa

La Responsabilidad Social Corporativa. Un apunte desde el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante. El ejemplo del Grupo APSA.

El éxito empresarial es una medida que no depende exclusivamente de los beneficios económicos. El impacto social de su actividad es un factor cada día más extendido como medida de la utilidad real de las empresas para el desarrollo de la sociedad.

En este contexto, en la segunda parte del siglo pasado surge la Responsabilidad Social de las Empresas, también llamada Responsabilidad Social Corporativa, entendida como la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con todos sus interlocutores (accionistas, empleados, clientes, proveedores y sociedad en general), más allá del cumplimiento estricto de todas las legislaciones aplicables.

Es, por tanto, una estrategia voluntaria que empieza donde termina la ley.

Su objetivo es contribuir al desarrollo sostenible de la sociedad en los ámbitos social, medioambiental y económico. Constituye un compromiso permanente de la empresa con la ética en su actuación y en la contribución al desarrollo, entendido en su sentido más amplio, de la sociedad.

No debemos confundir la RSC con acciones de patrocinio, mecenazgo, donaciones puntuales  o estrategias tendentes a una corrección puntual de imagen o de mejora de la reputación corporativa.

Tampoco puede asociarse al denominado marketing con causa, herramienta mediante la cual una empresa se compromete a colaborar con un proyecto social a cambio de corrección o beneficios en imagen.

Las actividades desarrolladas en el marco de la RSC han de estar vinculadas a la actividad básica de la empresa, tener una vocación de permanencia e implicar un compromiso expreso y evidente de la alta dirección que, tampoco podemos obviarlo, es capaz de aportar ventajas competitivas a la empresa a la vez que beneficios a la comunidad.

Una buena política y gestión responsable de RSC se traduce en:

  • Ejemplo de conciencia social y extensión de la misma al entorno de la empresa.
  • Orientación del marco ético de la empresa como un activo para la generación de confianza de todos sus grupos de interés.
  • Orgullo de pertenencia, motivación y compromiso de la plantilla.
  • Imagen de marca, fidelidad de los clientes y capacidad de atracción.
  • Reconocimiento social y credibilidad de la empresa.
  • Naturalmente, mejora progresiva del entorno y contribución al desarrollo equilibrado de la sociedad.

 

Según el Estudio sobre el estado de la RC de la gran empresa en España 2011, elaborado por el Club de Excelencia en Sostenibilidad y Mº de Trabajo e Inmigración, la posición hoy de las grandes empresas españolas en relación con la RSC es el siguiente:

● El 86% realizan actividades de innovación responsable con un presupuesto y recursos específicos.

● El 100% de las líderes tienen un Cuadro de Mando Integral para la Alta Dirección con indicadores específicos de RSC.

● Código ético completo. El 78% de las empresas valora el compromiso personal de los candidatos con la ética.

● El 70% de las empresas líderes cumple más del 95% de sus proyectos de RSC.

● El 100% evalúa tanto los riesgos internos como los sectoriales.

● El 86% tiene códigos de conducta específicos para proveedores.

Pero independientemente del tamaño de la empresa, comenzar a trabajar con convicción con los criterios de sostenibilidad que guían la Responsabilidad Social Corporativa de las Empresas es un factor clave, en mi opinión, no ya para tener éxito a largo plazo, sino incluso para sobrevivir en este mundo global, interconectado y cada día más exigente.

En esta línea, apoyar a los colectivos más desfavorecidos con el objetivo de facilitar su desarrollo personal y profesional en el contexto de una sociedad tolerante, solidaria, capaz de ofrecer oportunidades más allá de las condiciones individuales de las personas, entendemos desde el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante que es una gran oportunidad para todas las empresas de cumplir de manera muy eficiente nuestra misión.

Grupos empresariales como APSA son un ejemplo extraordinario de asunción de los conceptos de Responsabilidad Social en su misión y sus creencias más profundas. Apoyar a Grupos como APSA es, para muchas empresas tradicionales, una vía excelente para desarrollar una parte de este concepto de Responsabilidad Corporativa en su vertiente social y solidaria que, además, resulta incluso muy eficiente desde un planteamiento económico.


Firma del primer convenio de colaboración entre APSA y el Ayuntamiento de Elche

 El Teniente Alcalde de Acción Social, Antonio Luis Martínez Pujalte, y el Teniente Alcalde de Empresa y Empleo, Luis Ángel Mateo, han asistido hoy a la firma del convenio entre el Ayuntamiento de Elche y la Asociación pro-Discapacitados Psíquicos de Alicante (APSA)

El Teniente Alcalde de Acción Social ha destacado que “la Asociación pro-discapacitados psíquicos tiene una larga experiencia en inserción laboral de personas con discapacidad y en Elche, cuentan con el Centro de Orientación, Formación y Asesoramiento Laboral, situado en la UMH”, y ha explicado que “el noviembre pasado ya mantuvimos una reunión con esta asociación y acordamos unir fuerzas y colaborar para mejorar las posibilidades de las personas con discapacidad intelectual”

Antonio Luis Martínez Pujalte ha señalado que “es la primera vez que el Ayuntamiento de Elche colabora con APSA, y esa colaboración se materializa hoy con la firma de un convenio entre la Asociación y el Ayuntamiento”, una acción conjunta que supone “que la Asociación pro-discapacitados psíquicos desarrollará un curso sobre habilidades laborales en los sectores turístico, comercial y de servicios, destinado a 12 personas con discapacidad intelectual”.

Luis Ángel Mateo ha asegurado que “con este curso, se pretende optimizar la información sobre recursos para que personas con discapacidad puedan tener acceso a entornos laborales turísticos y de servicios, atendiendo al desarrollo de habilidades que les permitirán consolidar sus conocimientos en la búsqueda de empleo”; en definitiva, “se trata de favorecer de una forma especial los procesos de integración a inserción laboral de determinados colectivos que lo necesitan especialmente, con el objetivo último de que consigan un puesto de trabajo estable”.

(Extraído de El Periodic)

Sobre la situación del entorno y posición del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante

El pasado martes, en el programa la Linterna de Alicante, de la cadena COPE, hablaba con su redactor, Julio Vicedo, en torno a la crisis y la expectativa que tenemos desde el Círculo de Economía. Y  evidentemente la situación sigue estando muy complicada, con la constatación de que en el último trimestre de 2011 el PIB nacional descendió un 0,3%, que con el previsible decrecimiento de este primer trimestre de 2012, entraremos ya oficialmente en recesión.

Las medidas de ajuste que se están adoptando son necesarias, pero también lo son medidas de estímulo que faciliten la reactivación de nuestra economía, que impulsen la actividad de nuestro tejido industrial, medidas que apoyen el flujo del crédito a las familias y a las empresas, la confianza entre los agentes económicos, políticas que primen la innovación y la internacionalización como vías para crecer en estos tiempos,…

Desde el Círculo nos focalizamos en analizar y aportar nuestro grano de arena para la mejora a través de lo que mejor conocemos: la gestión de las empresas.

Tratamos de identificar puntos fuertes y vías de reactivación de sectores básicos de nuestra economía, como el turismo (el jueves 26 de enero tuvimos una mesa redonda en Torrevieja sobre Turismo y modelo de desarrollo en el litoral de la Vega Baja, al que acudieron más de 150 empresarios y directivos de la Zona, que siguieron con mucho interés un debate que confiamos en que tendrá continuidad para redefinir un modelo que sigue teniendo muchas posibilidades de aportar valor y capacidad de desarrollo a todo el litoral de la Vega Baja). Sobre turismo, participaremos con la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), de modo on line desde CAMON-Alicante en el desayuno que se emitirá desde Madrid el próximo día 21 de febrero, acerca de los retos pendientes del sector turístico en España, con Fernando Conte, Presidente de Orizonia y de Exceltur (el hecho de formar parte de CEDE ofrece importantes posibilidades a nuestros socios, al contar con experiencias de empresas líderes a nivel nacional, que pueden mostrarnos caminos útiles para sortear con mejores argumentos esta crisis que parece acomodada y contra la que tenemos todos la obligación y la oportunidad de luchar).

Participamos, solos o con otras organizaciones, en identificar claves de éxito en la gestión, que después extendemos entre todos nuestros asociados o en jornadas abiertas de estudio, a todos los empresarios y directivos que estén interesados (el viernes 3 de febrero , por ejemplo, en el seminario sobre “Claves del éxito en la sucesión de la empresa familiar”, en la Universidad de Alicante, en cuya organización participamos con la Asociación de la Empresa Familiar y Deloitte, con la coordinación de la escuela de negocios de la Universidad a través de la dirección de su Master de Pymes).

Nos preocupa también, y nos ocupa por tanto, la Responsabilidad Social Corporativa como un elemento de futuro -en realidad de presente ya- en nuestras empresas, y para ello contamos con un referente magnífico entre nuestros socios: el Grupo APSA que, por cierto, ofrecerá durante este mes de febrero una jornada de puertas abiertas para todos los socios con el objetivo de profundizar en esta línea de gestión, la RSC, clave tanto como compromiso de la empresa con la sociedad, como en tanto que elemento capaz de apoyar de manera muy positiva la imagen de la compañía.

Trabajar juntos, compartir experiencias, entender e integrar las mejores prácticas en cada una de nuestras empresas es fundamental para avanzar. La clave, en mi opinión, está en la cooperación.

Estamos en un mundo global, con competencia también global, lo que exige hacer las cosas adaptadas exactamente a las expectativas de los clientes y en unas condiciones de calidad y precio perfectamente competitivas.

Eso exige ser cada día más eficientes, lo que nos obliga a centrarnos en aquello en lo que seamos capaces de definir y mostrar ventajas competitivas sostenibles sobre nuestros competidores, colaborando con otras empresas para que cada una aporte aquello en lo que mejora nuestra prestación en otras partes de la cadena de valor.

Eso exige, en una palabra, cooperación para innovar, para tener éxito aquí, para internacionalizarnos, … para avanzar.

Finalmente, sobre el impacto de otro sector básico para nosotros en la crisis y en la deseada recuperación económica, la construcción, estoy convencido de que tiene que recuperarse. Es un compromiso creo que compartido por la sociedad, las empresas y las administraciones. Es improbable que alcance los volúmenes pasados. Ni siquiera es deseable, en mi opinión, la alta dependencia que la economía española, y la alicantina específicamente, tenía de este sector. La diversificación, la apuesta por la industria, la tecnología, los servicios, tiene que ser mucho más evidente de lo que lo fue en el pasado, pero sin la construcción costará mucho más salir de la crisis.

APSA y obra social CAM imparten cursos de habilidades sociales y laborales para personas con discapacidad

APSA y Obra Social CAM ponen en marcha una amplia campaña formativa dirigida a personas con discapacidad en ocho municipios de la provincia de Alicante, en los que se realizará el curso “Habilidades Personales y Sociales para optimizar los recursos de las personas con discapacidad en entornos laborales, turísticos y de servicios”.

Este curso, que tendrá una duración de 20 horas lectivas en cada una de las sedes, será íntegramente impartido por profesionales especializados en formación a personas con discapacidad intelectual de APSA durante los meses de febrero y marzo en distintos municipios de la provincia de Alicante.

El programa será gratuito para el alumnado siempre que éste sea mayor de 18 años y tenga algún tipo de discapacidad. El objetivo del curso es optimizar la información sobre recursos para que personas con discapacidad puedan tener acceso a entornos laborales turísticos y de servicios. Los grupos de alumnos serán de tan sólo 12 personas, quienes podrán profundizar en diversos conocimientos útiles para la vida diaria como imagen personal, vestido, habilidades sociales, comunicaciones, servicios comunitarios, autoestima, formación laboral o búsqueda activa de empleo. A la finalización del curso, se prevé una mejora en las habilidades personales y sociales de los alumnos que culminen todo el programa.

La formación se impartirá durante las próximas semanas en distintos centros de la provincia. Los lunes en San Vicente del Raspeig, martes en Elche y Villajoyosa, miércoles en Alicante, jueves en Santa Pola y Benidorm, viernes en El Campello y sábado alternos en la casa de cultura de San Juan.

El proceso de admisión aún permanece abierto para todas las personas con discapacidad interesadas a través del teléfono 965 66 04 44 o en el email cofal@asociacionapsa.com

La compañía de Psicofusión APSA actuará en el Teatro Principal de Alicante

La compañía de psicofusión danza del Centro de Actividades Artísticas de APSA actuará el día 20 de febrero en el Teatro Principal de Alicante, como parte de una gala organizada por la Concejalía de Fiestas del Ayuntamiento de Alicante.
Durante dicha gala, se entregarán premios de Hogueras, Moros y Cristianos, Semana Santa y otros. La compañía amenizará cada uno de los premios con coreografías acordes a cada temática.

CARLOS GINER, GERENTE DE APSA

Hoy entrevistamos a Carlos Giner, gerente de APSA, socio del Círculo y miembro de la actual Junta Directiva.

Háblanos de APSA, Carlos. Objetivos, actividades, empresas que forman el grupo …

APSA es una entidad sin ánimo de lucro declarada de utilidad pública, creada en el año 1962. Este año celebramos nuestro 50 aniversario, y durante todo este periodo, nuestro objetivo ha sido el de mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual de la provincia de Alicante, ofreciéndoles el mayor apoyo posible a lo largo de todo su ciclo vital.

El crecimiento y la evolución de la asociación han sido constantes y han venido determinados por el espíritu innovador de sus socios y profesionales quienes, con la ayuda de las entidades colaboradoras, han buscado desde siempre la calidad en el servicio para adelantarse a las posibles necesidades de sus usuarios.

En la actualidad, APSA presta servicio directo a más de mil doscientas personas desde los proyectos sociales que tiene en funcionamiento. Sus centros, servicios, programas y centros especiales de empleo se complementan con un objetivo final: proporcionar a la persona con discapacidad intelectual la mejor atención posible para aumentar su calidad de vida y desarrollar al máximo su autonomía.

Actualmente, APSA dispone de una sólida estructura empresarial para generar empleo para personas con discapacidad intelectual. A través de la prestación de servicios de limpieza, jardinería, impresión, externalización de procesos, manipulados o a través de la venta de productos, hemos logrado insertar a más de 200 personas con discapacidad en los últimos 10 años. Esto no sería posible sin los exhaustivos controles de calidad que realizamos en todos nuestros procesos y sin el apoyo de las numerosas empresas que contratan  nuestros servicios.

Como miembro de la Junta Directiva del Círculo, ¿qué mensaje lanzarías a los socios actuales?.

Nuestro objetivo, tal como recoge la Misión del Círculo, es crecer juntos como directivos y contribuir al crecimiento de nuestras empresas a través de la colaboración. Y ese sería el principal mensaje: nuestro éxito, tanto personal en tanto que directivos, como en nuestra aportación a las empresas de las que formamos parte, pasa por la cooperación entre todos los socios, por compartir experiencias, por buscar sinergias entre nosotros y las actividades de nuestras empresas para mejorar el impacto social de nuestra actividad ya que, al final, como decía el profesor Sampedro, la ciencia económica no es sino la realidad social en términos monetarios.

En este sentido, las mesas de trabajo que en estos momentos estamos poniendo en marcha con participación de los socios del Círculo pretenden fundamentalmente eso, aglutinar el conocimiento agregado en la materia objeto de la Mesa y ponerlo a disposición de todos los socios mediante la organización de jornadas, debates, emisión de informes, etc.

Su funcionamiento se basará en la aportación por los componentes de análisis, experiencias, contactos, etc. y el debate y la reflexión conjunta que permita obtener conclusiones útiles para todo el colectivo y por extensión para mejora de la gestión de las empresas de nuestro ámbito.

Innovación, Internacionalización y Relaciones con CEDE, Impacto social de la empresa, Eficiencia empresarial, Financiación, Función Directiva, Relaciones Universidad-Empresa, y Emprendedores, son las primeras que estamos poniendo en marcha y que deben empezar a dar sus frutos a lo largo de este año.

¿Qué razones, en tu opinión, avalan la decisión de los directivos de empresas alicantinas para incorporarse al Círculo?

La función directiva, como todo, está sujeta a cambios constantes.

Desde principios básicos que es necesario respetar para tener éxito a largo plazo, -como la gestión integradora de las personas en la empresa, una orientación clara a los clientes, o la participación activa en el entorno social en que nos desarrollamos-, la adaptación a la situación de cada momento, las tácticas en esa función directiva se mueven con el entorno y con la necesidad de adaptarnos a ese cambio constante.

Y esa adaptación, para que sea realmente útil, es necesario que sea sincera, y aunque la formación continua puede aportar pautas interesantes de comportamiento para momentos inciertos, la realidad es que integramos los cambios cuando los vivimos, cuando los compartimos, cuando vemos realmente sus efectos en nuestra actuación o en la de compañeros en los que confiamos.

Aquí hay buenas razones para formar parte del Círculo: la oportunidad de compartir experiencias, de conocer otras formas de hacer, tanto en gestión de personas como en recursos, clientes u orientación de la actividad.

Sobre ese cambio constante que comentabas, ¿cómo ves la situación económica y social actual?

La coyuntura económica actual pasa por un momento especialmente difícil que afecta de forma directa a empresas y particulares. En lo que respecta al tercer sector, la falta de liquidez de instituciones públicas y privadas, sitúa la actividad de las asociaciones sin ánimo de lucro- más necesaria que nunca en estos momentos- en una situación crítica, llegando incluso a ponerse en peligro su supervivencia.

No obstante, también es posible hacer un ejercicio de optimismo ante esta realidad. Es en estos momentos cuando se hace necesario realizar un exhaustivo autoanálisis tratando de aumentar nuestra eficiencia y competitividad. Las situaciones críticas son el marco perfecto para poner en marcha soluciones creativas, así como para optimizar los recursos y mejorar los procesos.

Igualmente, es necesario transmitir y conseguir confianza en las relaciones comerciales para que vuelva a fluir el crédito, para que volvamos a ver crecimientos en la economía que faciliten la creación de empleo –el más grave de nuestros problemas actuales- para que, como decíamos en la felicitación del Círculo para 2012, comencemos a ver de nuevo salir el sol de la recuperación económica y con ella la recuperación social, la autoestima colectiva, la confianza en nuestras posibilidades agregadas e individuales para salir adelante.

¿Cómo ves el futuro de las políticas de Responsabilidad Social Corporativa ante esta coyuntura?

En el complejo contexto económico actual, la escasez de recursos económicos y el tiempo necesario para invertir en actividades de Responsabilidad Social Corporativa se convierte, para algunas empresas, en la excusa más común para justificar su poca participación en este tipo de actividades. Sin embargo, las políticas de RSC, lejos de ser una moda pasajera o de responder a las inquietudes personales de los empresarios, se han transformado actualmente en parte vital de una estrategia de negocio tan eficaz como necesaria para todas aquellas compañías que quieran avanzar por el camino de la competitividad en los próximos años.

Es obvio que una empresa que no arroje resultados económicos positivos no es sostenible en el largo plazo y que la obtención de este beneficio está sujeta a la confianza que la compañía tenga en el mercado. En el contexto actual, resulta evidente que la confianza de los clientes responde a una exigencia de responsabilidades a las organizaciones, lo que obliga a las mismas a estudiar variables dentro del contexto socio-económico y a actuar implementando mejoras en su entorno.

Cada vez más, vemos que el cliente basa las decisiones de compra no solo en el valor de los activos tangibles de un producto, sino también que valora los intangibles, exigiendo a la organización un comportamiento y unos valores que los directivos deben obligatoriamente escuchar si quieren que sus organizaciones sobrevivan.

Los beneficios que se pueden llegar a obtener de las políticas de RSC son muy diversos y tienen un efecto multiplicador en el valor de la organización a largo plazo: fidelidad de los clientes, diferenciación de la competencia, atracción de talento, etc. En ese sentido tengo plena confianza en que políticas de RSC como planes de igualdad, de gestión de recursos medioambientales, de conciliación y, muy especialmente, de inclusión socio-laboral formarán parte del ADN del tejido empresarial en los próximos años.

Finalmente, en esa recuperación social que comentabas, ¿Qué papel juegan las empresas?.

Un papel muy importante. En primer lugar, como he comentado, en su función de creación de empleo, primer requisito para la estabilidad de las personas y las familias.

Pero además, las empresas tienen una función social implícita que va más allá del desarrollo de su función económica. Me refiero a su compromiso con la sociedad en la que desarrollan su actividad. Y eso por razones de justicia social, por razones asociadas a la necesidad de devolver a la sociedad una parte de lo que la sociedad les aporta.

La solidaridad, el compromiso social, la contribución a la sostenibilidad, a la eliminación de cualquier tipo de exclusión, entiendo que es una obligación que incluso resulta muy gratificante para la empresa cuando la hace con convicción. En esta línea, las empresas que apuestan con firmeza por políticas de igualdad, de inclusión y de responsabilidad social, obtienen a largo plazo innumerables beneficios tanto a nivel interno por generar una identidad unificada entre sus trabajadores  como a nivel externo por transmitir una imagen coherente con sus principios éticos.

En APSA, nuestra dilatada experiencia de más de 20 años ofreciendo servicios realizados por personas con discapacidad intelectual a diferentes empresas, nos ha demostrado que la apuesta inicial realizada por los empresarios se ve altamente recompensada en la generación de valores intangibles y, a largo plazo, en la generación indirecta de beneficios por el incremento del valor social de su identidad corporativa. Y es que, aunque las razones para este compromiso son fundamentalmente de reciprocidad, sin duda también se pueden intuir razones de negocio, asociadas al valor de la marca que al ser percibida como de apoyo al desarrollo social, facilita la disposición de los consumidores hacia los productos de la empresa, en condiciones de mercado, porque saben que están contribuyendo a una propuesta de desarrollo armónico de la sociedad.

En APSA lo tenemos muy claro, con esa lucha contra la exclusión enraizada en nuestro ADN, en el origen, el desarrollo y la finalidad de todas las actividades de nuestro grupo. Gracias a ello, y al apoyo de las múltiples empresas y colaboradores que confían en nosotros y contribuyen a nuestro crecimiento, cada día avanzamos con paso firme a que la inclusión socio-laboral  de las personas con discapacidad sea una realidad más cercana.

Los usuarios del Centro Especial de Empleo Limencop preparan 2.500 bolsas de uva para quienes celebren la Nochevieja en la Plaza del Ayuntamiento de Alicante


Nueve usuarios del Centro Especial de Empleo Limencop -Armando, Sonia, Fátima, Miguel, José Manuel, Sergio, Mari Carmen, Begoña y Nacho-, perteneciente a la Asociación Pro Deficientes Psíquicos de Alicante (APSA), han preparado durante los tres últimos días las 2.500 bolsas de uva del Vinalopó para quienes deseen celebrar la Nochevieja en la Plaza del Ayuntamiento, según ha explicado hoy el concejal de Fiestas, Mariano Postigo, durante la visita que ha realizado a las naves de Limencop, y donde ha sido recibido por el gerente de este centro, Francisco Giménez.

Esta es la vez primera que se realiza esta iniciativa entre la Concejalía de Fiestas y Limencop y el concejal ha reseñado que “supone una satisfacción comenzar esta nueva colaboración que queda acentuada con el cariño e ilusión que los usuarios de Limencop depositan en la realización de esta tarea”. Francisco Giménez, por su parte, ha incidido en su intención de que esta colaboración se mantenga en los próximos años “porque, además, a los usuarios les supone realizar una tarea que tiene una repercusión pública, como es la de las uvas de Nochevieja”.

La finalidad de este centro especial de empleo, fundado en 1997 con el apoyo de Apsa, es el de procurar la inserción socio-laboral de personas con discapacidad.

(noticia extraida de elperiodic.com)

LO QUE OCURRE HOY ALREDEDOR DE LAS EMPRESAS (Y DE LOS EMPRESARIOS). 4.12.11

Aunque parezca paradójico, lo único que permanece en nuestro tiempo es el cambio.

La internacionalización de la economía, la globalización de los mercados, las expectativas cada vez mayores de los clientes, el aumento de los competidores, el uso intensivo de las tecnologías de la información, los nuevos criterios de Responsabilidad Social Corporativa …, unidos a la situación que sufrimos desde hace más de cuatro años de reducción del consumo, desempleo no controlado, restricción del crédito, y morosidad, hacen que nada sea hoy como era ayer y nada será mañana como es hoy.

El entorno es, por tanto, cada día más incierto, lo que exige aplicar nuevas ideas para competir; innovar, apostar por la creatividad de las personas, por su capacidad de imaginar, definir y aplicar lo nuevo a la empresa. Pero no nos confundamos, la creatividad no coincide exactamente con el genio, la creatividad tiene que ver fundamentalmente con motivación, aceptación del cambio y trabajo. Exige flexibilidad, contraste de opiniones, y precisa un contexto empresarial adecuado: depende del grado de participación de los empleados, de su libertad para debatir, de la confianza, …, del equipo de trabajo.

Solo entre todos es posible salir de situaciones tan complejas como la que vivimos, y esto tanto a nivel de país como de cada una de las empresas. Es necesario, pues, contar con todos para avanzar en este contexto en que la lucha por el cliente es el primer problema para las Pymes en Europa. La financiación es el segundo.

Y para la sociedad, especialmente en nuestro país, el paro sigue siendo nuestro problema, probablemente origen y consecuencia de la situación que vivimos. Los datos de noviembre no pueden ser mas desalentadores: 4.420.462 personas, tras subir en el mes en 59.536 desempleados (+1,37%), informó este viernes el Ministerio de Trabajo e Inmigración (4.024 parados más en Alicante, con 212.938 personas inscritas ya en el desempleo).

Pero no podemos perder la esperanza, que de todas las crisis se sale y saldremos también de esta. Algún sector apunta síntomas positivos, como algunos relacionados con el turismo, tan importante para nuestra zona. En nuestra ciudad turística más internacional, Benidorm, la media mensual de ocupación hotelera en noviembre ha quedado establecida en el 76,4 por ciento, dato que supone un incremento sobre la ocupación media de noviembre de 2010 de un 7 por ciento.

Terminamos con otra noticia también para la esperanza, en este caso de los colectivos más vulnerables de la sociedad: La Asociación Pro-Discapacitados Psíquicos de Alicante, APSA, lanza su calendario solidario 2012 al precio de 5 euros, en lo que ya va siendo una tradición con el objetivo de difundir el trabajo de la entidad, recoge imágenes de niños y jóvenes de la asociación junto a personas relevantes del mundo de la cultura y el espectáculo.

Y no, el viernes no se resolvió finalmente la adjudicación de la CAM, pero todo apunta a que ocurrirá durante esta semana, con el Banco de Sabadell como primera opción.

Apsa organiza una cena a beneficio de las personas con discapacidad intelectual

 

La Asociación Pro Discapacitados Psíquicos de Alicante (Apsa) celebra mañana viernes, a partir de las 21.30 horas, su tradicional cena-cóctel para recaudar fondos destinados a los programas que desarrolla esta entidad en beneficio de las personas con discapacidad intelectual de la provincia de Alicante.
La cena-cóctel, que este año alcanza su VI edición, tendrá lugar como en años anteriores en el restaurante La Ereta, en el parque del mismo nombre situado en las faldas del castillo de Santa Bárbara, a unos cien metros del acceso principal. Las entradas se pueden adquirir a través del teléfono 9020058 48, 90200 588, o del correo electrónico comunicacion@asociacionapsa.com. El precio de las entradas es de 50 euros por persona e incluye cena-cóctel y barra libre. Apsa también ha habilitado una “fila cero” para quienes deseen colaborar económicamente con la entidad. El número de cuenta bancaria en el que se pueden hacer las aportaciones es: 2090 0001 73 0008628731.

 

Carta de Servicios: APSA

APSA, Asociación Pro-Discapacitados Psíquicos de Alicante
Ficha de socio

Existe una gran necesidad de transmitir a las empresas los benéficos de incorporar discapacitados no como una obra de caridad, sino como personal cualificado para hacer determinadas tareas.
Carlos Giner, Gerente de APSA.

Desde APSA, estos son los servicios que ofrecemos a los socios de Círculo:

1. Asesoramiento a las empresas de más de 50 trabajadores en el cumplimiento de las medidas alternativas a la contratación de personas con discapacidad.

Obligaciones para empresas de más de 50 trabajadores:

Según la Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de Minusválidos, artículo 38, modificado por Ley 24/2001 de 27 de diciembre, Disposición Adicional 17ª, Las empresas públicas y privadas que empleen a un número de 50 o más trabajadores están obligadas a que de entre ellos, al menos, el 2% sean trabajadores con discapacidad.

APSA pone a disposición de las empresas que lo deseen una amplia gama de posibilidades de colaboración para cumplir así con las obligaciones de contratación de personas con discapacidad y las medidas alternativas a ésta.

2. Compra de productos y contratación de servicios a un centro especial de empleo
En el caso de optar por la colaboración mediante la compra de productos y/o contratación de servicios a un Centro Especial de Empleo, podrá elegir la opción que más se ajuste a sus necesidades entre la variada cartera de servicios de nuestros tres centros especiales de empleo:

• Limencop S.L.: Reprografía y copistería, encuadernación, entidad colaboradora de Correos y Telégrafos, cocina, operador integral de marketing.

• Avimar S.L.: Limpieza, jardinería y conserjería.

• Terramar S.L.: Fabriación de palets y cajas de maderas, Franqueo, clasificación postal.

3. Gestión y búsqueda de recursos para aquellos socios del Círculo y sus empleados que presenten alguna tipo de problemática relativa a la discapacidad intelectual o riesgo de padecerla.

4. Elaboración de informes psicológicos para la obtención del certificado de minusvalía.

Beneficios sociales:

• Mejorar el clima social de la empresa.

• Valoración positiva de estas actuaciones por parte de sus clientes.

• Imagen Corporativa con fuertes Valores Sociales.

• Publicidad Beneficiosa para la empresa.

Beneficios fiscales:

• APSA es una entidad acreditada por la ley como receptora de las medidas alternativas a la contratación de personal con discapacidad. Todas las empresas que realicen donaciones a APSA obtienen un certificado para realizar una deducción sobre su impuesto de sociedades.