Cristina Garmendia: “No podemos atrincherarnos frente a la transformación digital”

Ni estamos tan mal, ni somos el desastre que creemos en investigación. La exministra y presidenta de la Fundación Cotec para la Innovación Cristina Garmendia rompió este miércoles unos cuantos estereotipos. La exministra abogó por la inclusión de los nuevos procesos y modelos productivos en una abierta y contundente crítica a la bajada de presupuestos del Gobierno en I+D. Las tareas de automatización mantienen abierto el debate de la ética y el factor humano

Tres consellers, unos cuantos mandos de la Generalitat, un buen grupo de investigadores y la plana mayor del empresariado arroparon este miércoles a la actual presidenta de la Fundación Cotec para la Innovación Cristina Garmendia. El mensaje del nuevo modelo económico quedó en un segundo plano, porque la exministra de Zapatero proyectó un discurso bien elaborado para desterrar falsos mitos sobre la ciencia en España y alertar sobre los retos de la economía digital.

“La digitalización podría suponer para España un incremento del PIB de entre un 1,8% y un 2,3% hasta 2025, según el reciente informe publicado por Cotec sobre “La reinvención digital: una oportunidad para España”, elaborado por Digital McKinsey. Los debates y reflexiones en torno a la transformación del modelo económico valenciano fueron un aperitivo para la cantidad de cifras aportadas por Garmendia, quien eso sí, quiso finalizar con un mensaje esperanzados respecto al hecho de que ni estamos tan mal como creemos, ni somos tan malos en todo.

La extitular del Ministerio de Ciencia expuso a los empresarios una perspectiva que se podría calificar de gris oscuro. “Cada uno de nuestros roles tiene que tener un contenido digital. Pensémoslo”, indicó para finalizar Garmendia. La idea de interiorizar la transformación digital venía tras un dato demoledor: “En la actualidad el 50% de las tareas que realizamos se podrían automatizar”. No hablamos de puestos de trabajo, pero ejemplos como el citado de una compañía japonés que ya cuenta en su consejo con un robot de inteligencia artificial vino a dejar muy a las claras que esas adorables maquinitas han venido para aprender mucho y muy rápido.

Pero frente a los discursos catastrofistas al estilo más apocalíptico, la máxima representante de Cotec quiso poner en valor ese futuro que ya es presente. La economía digital representa hoy día el 5,6% del PIB de España, que solo está aprovechando el 13,5% de su potencial digital. Además, “la digitalización podría aumentar el PIB entre un 1,8% y un 2,3% hasta 2025”, apuntó la responsable de la fundación.

Frente a esta realidad, Garmendia hizo un llamamiento: “No podemos atrincherarnos”, en clara alusión a una necesaria implicación de todos los agentes. Frente a las excelencias expuestas respecto a la investigación y su productividad, Garmendia expuso todo un despropósito inversor en materia de I+D tanto por parte de la iniciativa pública y privada. Sólo salvó y de manera puntual –programa europeo “Instrumento Pyme”, la valiosa implicación del tejido de la pequeña y mediana empresa que aseguró “piensa como una grande”.

Varapalo por la falta de inversiones

“Somos el segundo país en Europa que más ha bajado su presupuesto en esta materia”, señaló la titular de Cotec, pero no sólo eso, sino que “cuatro de cada 10 euros presupuestados no se ejecutan”. En cuanto al sector privado, las cifras son igualmente tristes. “No conseguimos que hagan inversiones. Mientras el gasto en I+D de las empresas es del 47,1% en España, la media europea es del 57% y países como Alemania alcanzan el 66%”, expuso, respaldada en todo momento de gráficos y estadísticas.

Uno de los mayores varapalos ha acabado, como era de esperar, en el número de empresas innovadoras en el país. La crisis se llevó por delante a la mitad de ese tejido pujante, pasando de las 35.000 empresas en 2008 a las actuales -2015-, 16.000 sociedades. La estructura productiva de la economía española se ha resentido, especialmente, en la industria. Durante este periodo, hemos pasado de un 30% a un 15%. Todo queda en manos de los servicios.

Sin embargo, la conferencia se centró en romper falsos mitos a modo de una cura de autoestima que poco efecto tuvo que causar en los empresarios a tenor del calor que hacía en la sala de la sede de la UA. Entre las razones para ser optimistas y mejorar nuestra autovaloración, la ex ministra aseguró que España es un país atractivo para las inversiones de multinacionales, “porque somos tremendamente competitivos”, en referencia a los salarios y las ventajas fiscales.

En resumen, tenemos mejores universidades de las que pensamos, aunque dejó claro que en esa lista sólo hay cabida para los nuevos modelos de formación y que no son las grandes instituciones académicas las que ocupan el top, sino las asiáticas. Tampoco “somos adversos al riesgo”. El miedo a fracasar está dejando de ser imperio estadounidense, aunque el sistema emprendedor –que también estaba en la sala- está aún en pañales.

Al final, muchas reflexiones en voz alta que dejaron la exposición de la directora del Sector Público Empar Martínez con un documento aún muy verde tras dos años de gobierno. Tanto el conseller de Hacienda Vicent Soler como el de Economía Sostenible Rafael Climent apuntaron palabras ya oídas por el auditorio. Queda por saber si entra las reflexiones y las conclusiones el conseller alicantino de Transparencia Manuel Alcaraz, alma mater de la jornada, podrá traducir todo lo dicho en una hoja de tareas a ejecutar.

ANA JOVER (ALICANTE PLAZA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *