¿Quién se anima a emprender?

Un tema recurrente al que aludimos con frecuencia, como no podía ser de otra forma en estos momentos, es el de la situación económica y social en la que nos encontramos, es decir, la famosa “crisis” que nos azota despiadadamente y que no sabemos muy bien cómo atajar.

Al principio, de una manera un tanto autocomplaciente, nos decíamos que no iba a durar mucho, que en un “par de años” volveríamos a la senda de la recuperación, que era un “bache pasajero”… pero la realidad nos ha demostrado que no ha sido así y hoy por hoy parece que ni siquiera quien se supone que debe guiar este proceso tiene muy claro cómo hacerlo.

Hay quien opina que para dejar atrás este escenario no necesitamos ayuda externa, que depende de nosotros cambiar nuestra percepción hacia el empresariado y el emprendedurismo, pues serán los autónomos, las cooperativas y  las pymes
los motores del empleo que tanto necesitamos.

Desafortunadamente cabría matizar que nuestro país se caracteriza por un alto nivel de aversión al riesgo. Como muestra un botón: para un tercio de nuestros estudiantes su máxima aspiración es llegar a ser funcionario.

Igualmente, mientras que en Estados Unidos un 70% de ellos quiere ser emprendedor, en España este porcentaje cae hasta un casi anecdótico 8%.

Entre otras causas podríamos apuntar al miedo al fracaso instaurado en nuestra cultura, las diversas trabas que se encuentran los emprendedores para crear empresas, mantenerlas y consolidarlas, así como el poco apoyo que reciben tanto de la sociedad como de las administraciones.

Mientras en otros países se aplaude a aquellos que intentan emprender aunque fracasen, en el nuestro si ocurre ésto, si fracasas, dificilmente conseguiras una segunda oportunidad, pues es fácil que quedes estigmatizado.

Sin embargo hay muchos casos de éxito que nos demuestran que con una buena idea, esfuerzo y constancia se puede llegar lejos.

Y vosotros qué creéis ¿puede ser una solución apoyar a los emprendedores?, ¿alguien se atreve a emprender?

Autor: José Luis Gascó es Director del Master de Dirección y Gestión de Recursos Humanos de la Universidad de Alicante, publicado en Campus y Empresa.

Carta de Servicios: APSA

APSA, Asociación Pro-Discapacitados Psíquicos de Alicante
Ficha de socio

Existe una gran necesidad de transmitir a las empresas los benéficos de incorporar discapacitados no como una obra de caridad, sino como personal cualificado para hacer determinadas tareas.
Carlos Giner, Gerente de APSA.

Desde APSA, estos son los servicios que ofrecemos a los socios de Círculo:

1. Asesoramiento a las empresas de más de 50 trabajadores en el cumplimiento de las medidas alternativas a la contratación de personas con discapacidad.

Obligaciones para empresas de más de 50 trabajadores:

Según la Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de Minusválidos, artículo 38, modificado por Ley 24/2001 de 27 de diciembre, Disposición Adicional 17ª, Las empresas públicas y privadas que empleen a un número de 50 o más trabajadores están obligadas a que de entre ellos, al menos, el 2% sean trabajadores con discapacidad.

APSA pone a disposición de las empresas que lo deseen una amplia gama de posibilidades de colaboración para cumplir así con las obligaciones de contratación de personas con discapacidad y las medidas alternativas a ésta.

2. Compra de productos y contratación de servicios a un centro especial de empleo
En el caso de optar por la colaboración mediante la compra de productos y/o contratación de servicios a un Centro Especial de Empleo, podrá elegir la opción que más se ajuste a sus necesidades entre la variada cartera de servicios de nuestros tres centros especiales de empleo:

• Limencop S.L.: Reprografía y copistería, encuadernación, entidad colaboradora de Correos y Telégrafos, cocina, operador integral de marketing.

• Avimar S.L.: Limpieza, jardinería y conserjería.

• Terramar S.L.: Fabriación de palets y cajas de maderas, Franqueo, clasificación postal.

3. Gestión y búsqueda de recursos para aquellos socios del Círculo y sus empleados que presenten alguna tipo de problemática relativa a la discapacidad intelectual o riesgo de padecerla.

4. Elaboración de informes psicológicos para la obtención del certificado de minusvalía.

Beneficios sociales:

• Mejorar el clima social de la empresa.

• Valoración positiva de estas actuaciones por parte de sus clientes.

• Imagen Corporativa con fuertes Valores Sociales.

• Publicidad Beneficiosa para la empresa.

Beneficios fiscales:

• APSA es una entidad acreditada por la ley como receptora de las medidas alternativas a la contratación de personal con discapacidad. Todas las empresas que realicen donaciones a APSA obtienen un certificado para realizar una deducción sobre su impuesto de sociedades.

El ‘hub’ de Tel Aviv busca promover la innovación social, tecnológica y medioambiental entre empresarios

El grupo de Tel Aviv aspira a promover la iniciativa empresarial entre compañías extranjeras que quieren establecerse en Israel

El hubde Tel Aviv forma parte de una red internacional de espacios abiertos a la innovación cuya idea es juntar bajo el mismo techo las oficinas de empresarios que trabajan, en principio, en proyectos que ayudarán a mejorar el bienestar y a promover “un mundo mejor”. Este tipo de “incubadoras” está presente en ciudades como Madrid, Mumbai, Nueva York, Berlín o Johannesburgo.

El hub de Tel Aviv constituye una iniciativa privada por la cuál cualquier empresa interesada puede alquilar un espacio en sus oficinas desde el que trabajar, con un paquete completo que incluye la utilización de todas sus instalaciones por horas.

En la actualidad, dicho espacio cuenta con más de 50 empresas en sus instalaciones, entre las que se incluyen productoras cinematográficas, empresas de software y telecomunicaciones, etc. Según Danny Gal, cofundador de la iniciativa, “ninguna enseña está excluida de trabajar en nuestras oficinas. Somos una sociedad autosuficiente y todo el que viene a trabajar aquí encuentra lo que está buscando”.

Aunque, dadas las características del mercado israelí, el denominador común de las empresas presentes en el hub apunta al sector de la alta tecnología, en él se promueven las energías renovables y las iniciativas para “crear un mundo mejor”.

En las oficinas del hub se comparte conocimiento y recursos, se establecen acuerdos de colaboración entre empresas y se trabaja por separado y en conjunto para crear y promover nuevas ideas. Es un ambiente ideal para un joven emprendedor que lucha por sacar adelante su nueva empresa o para la pyme extranjera que busca conocer, colaborar y participar en el mercado israelí.

Fuente: ICEX