Y SI, A PESAR DE TODO, HAY QUE ADELGAZAR …

En este caso hay que abordar el proceso sin dudas y cuanto antes, tras el análisis completo de la situación.

Los ajustes en la empresa, sobre todo cuando afectan a personas, son especialmente dolorosos, pero si llegamos a la conclusión de que reducir costes, salir de determinadas actividades, … es crítico para la supervivencia de la empresa, tras el análisis riguroso de alternativas y determinada la mejor para asegurar la continuidad y el futuro de la compañía, debemos abordarla sin ninguna duda, de acuerdo con la legislación vigente, pero de la manera más rápida posible para, inmediatamente, comenzar la reconstrucción con los recursos activos.

Y a las personas que han tenido que dejar la empresa, facilitarles nuestro apoyo en el proceso que van a iniciar de búsqueda de empleo, trabajo autónomo, etc.: facilitarles el contacto con empresas de outplacement (recolocación), cartas de recomendación, subcontratación de determinados servicios, etc. pueden ser vías útiles de apoyo, pero sin dudar y abordando la solución del problema en el menor plazo de tiempo posible.

Como decía, cuando el ajuste afecta a personas, la incertidumbre es la peor de las alternativas. Todos deben saber cuanto antes cual es su futuro en la empresa para comenzar a construirlo de inmediato, sin periodos de transición que solo pueden aportar inquietud y dudas a los empleados y, en consecuencia, mayor facilidad para desvinculación de clientes, proveedores, prescriptores y otros grupos de interés, ante la incertidumbre que plantea la continuidad de la empresa, o al menos su continuidad en la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *