Autor: Enrique Javier Fur

Internacionalizarse es más que exportar

Siendo, por supuesto, muy importante la exportación y la cara más visible de la internacionalización de las empresas. Y aunque en este punto no hemos sido pioneros, lo que incorpora dificultades añadidas a la expansión de esta nueva forma de trabajar, no lo estamos haciendo mal en nuestra provincia en los últimos años en comparación con la media nacional, tras la fuerte crisis de la construcción: De acuerdo con los datos publicados recientemente por el ICEX sobre evolución de las exportaciones españolas al mes de septiembre, mientras España ha crecido un 4,4% sobre el mismo periodo del año anterior, las empresas alicantinas han aumentado sus ventas al exterior un 11,8%, casi triplicando el crecimiento nacional.

Podríamos pensar que estamos en aquel concepto de marketing de segundos (o terceros, o cuartos), pero mejores, pero creo que no es así: las empresas españolas, especialmente las PYMES, hemos vivido en una economía local dando mucho margen a otros países y otras zonas en sus proyectos internacionales, aunque vamos recuperando terreno.

Pero entendiendo la internacionalización como la actividad exterior de las empresas, aparecen otras posibilidades: importaciones, atracción de clientes a nuestro entorno más próximo, implantación de filiales en el exterior, etc. Y sobre todas estas posibilidades, lo realmente importante es entender nuestro negocio en el ámbito internacional que en realidad es mucho más que “un ámbito”.

Los negocios internacionales son, habitualmente, muchos negocios diferentes, muchas combinaciones de productos/mercados, con estrategias y tácticas distintas en cada uno de esos negocios, tanto en nuestra condición de exportadores como en la de importadores, o en la de nuevos participantes con subsedes en esos mercados. Pretender desembarcar en un país nuevo replicando sin más una estrategia de éxito en nuestro espacio doméstico es casi una garantía de fracaso en nuestro proyecto internacional.

La internacionalización necesita no solo conocer bien el idioma del país, sino también su cultura, la identificación y expectativas de los clientes objetivo, los canales de comercialización, las vías de acceso a la solución de los trámites administrativos, la manera de entender las relaciones laborales, el nivel de infraestructuras en destino y nuestras necesidades específicas, etc.

Seguir profundizando en este camino no es una opción, es una necesidad para mantenernos en este nuevo “ámbito global”. Lo que exige estrategia, focalización, cualificación, recursos, estructura … y cooperación.

Y ahora, ¿qué?

No hay que ser matemático para entender que solo hay una coalición viable y estable de gobierno para los próximos cuatro años según los resultados electorales del pasado domingo, y no es otra que la llamada gran coalición Partido Popular + Partido Socialista.

Pero es que, además, aunque no fuera la única posible, creo que es la más necesaria en estos momentos.

Necesaria para el país, que debe asentar los fundamentos de la recuperación y recomponer parte de los derechos sociales diluidos con la crisis. Y necesaria para los que han sido los partidos de referencia hasta ahora, si quieren seguir siéndolo en el futuro.

Es una oportunidad magnífica para demostrar que entienden acerca de qué es eso de gobernar para todos, sin posiciones personales que atenten contra el interés general imposibilitando el desarrollo de una acción de gobierno de consenso con lo mejor de cada formación, un gobierno casi de concentración que muestre a todos la capacidad de diálogo, de acuerdo entre los grandes partidos que han contribuido al progreso de nuestro país desde una transición ejemplar cuya principal virtud fue precisamente esa, la de poner de acuerdo a partidos con ideologías diferentes pero con las ideas claras: necesitábamos una España de todos y para todos, capaz de superar muchos años de dictadura, haciéndose fuerte en todo lo que nos unía y no profundizando en las discrepancias.

Hoy volvemos a necesitar ese espíritu. Y los empresarios más que nadie. La reacción inmediata de los mercados a la incertidumbre del resultado electoral no puede ser más elocuente.

Ya se empieza a hablar y desmentir sobre posibles acuerdos, especialmente sobre abstenciones en la investidura que permitan formar gobierno, y siendo esa una posibilidad, sigo pensando que el gobierno de coalición es una solución mucho mejor, que ofrece realmente la estabilidad que necesita la economía para crecer pero que, además, en este caso debería permitir incorporar a la acción de gobierno lo mejor de los respectivos programas, haciendo compatible la seguridad que necesitan las empresas y los inversores para seguir confiando en nuestro país, con el necesario compromiso social que asegure a las personas en el centro de la acción de gobierno.

Seguro que es posible preservar los valores básicos de cada partido y sumar para alcanzar el acuerdo que hoy necesitamos.

Javier Fur es Presidente del Círculo de Economía de Alicante

La entrevista de evaluación en los Talleres del Círculo

Presentación Presidente del Círculo del taller sobre Evaluación del Desempeño.

Buenas tardes y muchas gracias por asistir a este taller sobre “Evaluación del Desempeño” que hemos convocado conjuntamente el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Alicante, la Cátedra Prosegur de la Universidad de Alicante  y el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante, en una colaboración estrecha que hemos concretado en diferentes actividades en este último año con dos objetivos: en primer lugar facilitar a las empresas alicantinas la transición por este escenario complejo y su preparación para entrar con fuerza en una nueva etapa de recuperación que todos queremos ver confirmada,  a través de conferencias, jornadas y talleres como el que hoy vamos a desarrollar; y mostrar a los futuros empresarios y directivos de empresa la realidad de la gestión a través de actividades promovidas fundamentalmente en este caso en la propia Universidad.

El Círculo de Economía de la Provincia de Alicante es una asociación empresarial sin ánimo de lucro integrada en la red  CEDE (Confederación Española de Directivos y Ejecutivos, con más de 150.000 empresarios y directivos españoles), que apoya la investigación, la innovación y la cultura emprendedora, a la vez que impulsa la adopción de las técnicas más avanzadas y eficientes de gestión empresarial entre todas las empresas y directivos de las empresas alicantinas, y específicamente entre nuestros socios.

Pretendemos consolidarnos como un foro de opinión empresarial y directiva complementario y compatible con otras asociaciones, con la finalidad de poner en valor las figuras del empresario y los directivos de empresa que son, sin duda, figuras clave en el desarrollo económico y social de nuestro entorno, en el concepto de “empresas de personas para personas”, basado en la cualificación, el compromiso, la innovación, la calidad y la ética como elementos diferenciales de nuestras empresas y sus dirigentes. Valores sobre los que podremos construir empresas eficientes, comprometidas con el entorno y sostenibles en el tiempo.

En un seminario sobre Inteligencia de Negocio, plasmada a través del cuadro de mando integral de la compañía, decíamos que la perspectiva financiera ya no es suficiente para evaluar la gestión de la empresa.

Además de esa perspectiva financiera, es necesario incorporar las perspectivas de los procesos de negocio (referida a eficiencia, mejora continua), del consumidor (sobre las expectativas del cliente), y la perspectiva de innovación y aprendizaje, referida esta última a las aportaciones de los empleados para el progreso de la empresa.

Es más, esa perspectiva de innovación y aprendizaje organizativo se configura realmente como conductora de las demás ya que los productos, los procesos, la tecnología ayudan a aproximarnos a los objetivos, pero solo los empleados son capaces de alcanzarlos.

En realidad en este mundo complejo, global, interconectado, con economías internacionalizadas y competidores no siempre evidentes, el éxito de las empresas pasa por identificar y alcanzar ventajas competitivas apreciadas por los clientes objetivo y sostenibles en el tiempo, lo que exige construir estas ventajas sobre elementos difíciles de copiar por otras empresas, esto es, sobre elementos intangibles que, en las empresas, son básicamente los conocimientos y la actitud de las personas de la empresa, que unidas a las rutinas organizativas (pautas de actuación que determinan la forma de llevar a cabo las tareas en la organización), conforman las capacidades de la empresa que permiten definir esas ventajas competitivas.

Es, por tanto, la gestión de las personas uno de los elementos clave que tiene la empresa para diferenciarse.

Y la gestión del desempeño constituye la base de esa diferenciación: el contraste de las capacidades, carencias, expectativas, etc. de los empleados para focalizar mejor su adecuación al puesto de trabajo, corrección de sus carencias, potenciación de sus habilidades o concreción de sus expectativas razonables.

Por ello, las empresas son cada día más conscientes de la necesidad de tener  procesos que permitan planificar, motivar y gestionar la contribución de las personas para alcanzar los objetivos del negocio.

La evaluación del desempeño es clave en el desarrollo profesional de los empleados, fundamental para poner en valor a las personas como foco de ventajas competitivas para la empresa a través de la herramienta de comunicación básica entre el jefe y el colaborador que, correctamente utilizada, se traduce en empleados más autónomos y responsables facilitando una delegación más eficaz y liberando, por tanto, tiempo al director, a la vez que orienta al colaborador sobre lo que la empresa espera de él, facilitando su desarrollo profesional poniendo las bases para mejorar sus competencias adaptándolas al puesto de trabajo que en cada momento deba desempeñar.

Y aunque la valoración debe ser fruto de la comunicación entre jefe y empleado mantenida a lo largo de todo el ejercicio, la entrevista de evaluación adquiere un protagonismo muy importante en todo el proceso. Plantearla correctamente supone un paso para el éxito del programa de desarrollo profesional de la empresa y, más allá de esto, la consideración de las personas realmente como el activo más importante de la organización.

Para abordar de forma adecuada esta fase de la Evaluación del Desempeño, la entrevista, hemos convocado, bajo la dirección de Carmen Ojeda, este taller sobre Evaluación del Desempeño: ¿qué recomienda la neurociencia para lograr una conversación realmente transformadora?.

Carmen es una colaboradora excelente del Círculo, coach ejecutivo y directora de la empresa Coach and Horse, con una amplia experiencia en funciones directivas en empresas multinacionales y en los últimos años como consultora.

Nuestra expectativa es, como siempre, muy elevada con Carmen. Estoy seguro de que saldremos con ideas para abordar la conexión entre expectativas personales y objetivos empresariales a través de un proceso de gestión del desempeño que apoye el compromiso de nuestros colaboradores en el objetivo común que debe ser la empresa.

Muchas gracias, Carmen, por tu colaboración con el Círculo y con nuestras empresas y directivos.

Caminamos en la buena dirección, pero la meta está lejos

(Introducción a la memoria 2014 de actividades del Círculo aún más vigente en este año electoral)

Quizá porque ha cambiado el paradigma; porque probablemente la meta no es tanto un hito concreto como el horizonte que nos guía, la mejora continua de todos los parámetros que definen nuestra vida en común.

La meta es caminar y hacerlo juntos, todos, construyendo cada día un mundo un poco mejor que el que teníamos el día anterior. La mejora continua de la sociedad debería ser un objetivo irrenunciable para todos, exactamente igual que nos lo planteamos en las empresas si queremos tener futuro.

Y es ahí, en las empresas, a partir de planteamientos individuales de todos los que las integramos, donde comienza esa mejora continua de la sociedad que nos puede hacer progresar como país.

Porque el empleo se crea o se destruye en las empresas, siendo la función de las diferentes administraciones en este punto la de facilitar en condiciones de sostenibilidad social, la actividad de las compañías.

Las empresas, en general, no queremos subvenciones, queremos agilidad administrativa, profesionalidad, seguridad en las actividades y negocios que abordamos y en muchos casos, sobre todo en las pequeñas y medianas empresas que constituyen el núcleo fundamental en nuestra provincia, necesitamos orientación, coordinación, facilidades para la cooperación.

Las administraciones están haciendo importantes esfuerzos de modernización, pero tienen aún mucho recorrido. También probablemente ellas necesiten seguridad en sus actuaciones y una mayor altura de miras de los políticos que las dirigen o que orientan la labor de los que las dirigen, procurando decisiones y oposiciones basadas siempre en criterios objetivos y explicables –dentro de las diferentes opciones ideológicas-, con análisis de consecuencias de esas decisiones y de cómo se podría hacer mejor con criterios diferentes, de forma que fueran básicamente los ciudadanos los que evaluaran tras cada periodo legislativo la labor de todos los partidos, y no se recurriera sistemáticamente a la vía judicial para impulsar o paralizar determinados proyectos salvo, lógicamente, conductas poco éticas que la sociedad está comprometida en erradicar.

Y con esa agilidad y apoyo por parte de las Administraciones, las empresas estaremos en las mejores condiciones para profundizar en esta incipiente recuperación que empieza a apuntar.

El crédito empieza a fluir para proyectos viables, las empresas estamos haciendo importantes esfuerzos de modernización y adaptación al nuevo entorno. Este barco (personas, empresas y administraciones) funcionará mejor si todos remamos en la misma dirección.

En 2015 tenemos una nueva magnífica oportunidad de consolidar esa mejora en las condiciones de contexto y específicas de cada empresa que comenzamos a observar. Sin autocomplacencia, con trabajo intenso, en equipo, cooperando con otras empresas y con las administraciones cuando sea necesario para competir en este mundo global. Pero avanzando en la liga que queremos jugar, que es la de la diferenciación, la calidad, la tecnología, la innovación, la honestidad; la liga de la industrialización, la de la sostenibilidad… nuestra liga.

Cliente, equipo y mejora continua, incluso por este orden pero siempre juntas, son, en mi opinión, las claves para continuar avanzando en el camino de la recuperación progresiva que a final de 2015 debería ser ya una evidencia tanto en cifras macro como en las que afectan a cada una de nuestras empresas, familias y personas de nuestro país.

Presentación Taller “Lo que funciona y no funciona en Marketing en internet”

Bienvenidos a este nuevo taller con el que, de la mano de Javier Jiménez, queremos analizar las utilidades que el marketing en la red tiene para nuestro negocio, diferenciando entre lo que realmente aporta valor de lo que no lo hace.

Apoyar la extensión del conocimiento útil para la toma de decisiones entre los empresarios y directivos socios del Círculo y, por extensión, de todas las empresas alicantinas, es uno de los objetivos básicos de nuestra asociación.

La mayor parte de Uds. nos conocen, pero quiero recordarles de forma muy breve qué es el Círculo y cuáles son esos objetivos que nos justifican.

El Círculo de Economía de la Provincia de Alicante es una asociación empresarial sin ánimo de lucro integrada en la red  CEDE (Confederación Española de Directivos y Ejecutivos, con más de 140.000 empresarios y directivos españoles), que apoya la investigación, la innovación y la cultura emprendedora, a la vez que impulsa la adopción de las técnicas más avanzadas y eficientes de gestión empresarial entre todas las empresas y directivos de las empresas alicantinas, y específicamente entre nuestros socios.

Pretendemos consolidarnos como un foro de opinión empresarial y directiva complementario y compatible con otras asociaciones, con la finalidad de poner en valor las figuras del empresario y los directivos de empresa que son, sin duda, figuras clave en el desarrollo económico y social de nuestro entorno, en el concepto de “empresas de personas para personas”, basado en la cualificación, el compromiso, la innovación, la calidad y la ética como elementos diferenciales de nuestras empresas y sus dirigentes. Valores sobre los que podremos construir empresas eficientes, comprometidas con el entorno y sostenibles en el tiempo.

Creemos en el equipo, en la cooperación para crecer, en la ayuda mutua para abordar proyectos que nos permitan competir en este mercado global. Y esto es tanto más importante para las pequeñas empresas que conforman el 95% de nuestro tejido empresarial. El tamaño importa, por supuesto, pero esa dimensión crítica se puede alcanzar también a través de la colaboración, buscando sinergias entre empresas diferentes, del mismo o distinto sector.

La actividad del Círculo pretende identificar y potenciar esas sinergias entre nuestros socios, por lo que les invitamos a asociarse si aún no estuvieran con nosotros.

Por acuerdo reciente de nuestra Junta Directiva, con el fin de abrir el Círculo al mayor número de empresarios y directivos de la provincia, la inscripción  no tiene coste durante los seis primeros meses. Solo tienen que devolvernos cumplimentado el documento de afiliación que les entregamos en la carpeta, bien en mano o a través del correo electrónico del Círculo (el documento lo tienen igualmente en la web del Círculo, desde donde lo pueden descargar, cumplimentar y enviar).

Y en este contexto se enmarca el taller que hoy presentamos, “Lo que funciona y no funciona en Marketing en internet”. Discriminar lo que es útil de lo que no lo es.

Hace unos meses, en el marco del Foro Síntesis que organizamos periódicamente con la Universidad de Alicante y el periódico ABC, tuvimos al vicepresidente de Telefónica, Julio Linares, en la conferencia-coloquio La revolución digital: impacto de las nuevas tecnologías en el directivo, en la que llegamos a muchas conclusiones interesantes, entre ellas una que me parece especialmente relevante: en este mundo global, ser digital no es una opción, sino una necesidad y una oportunidad. Pero no todo vale.

Son muchas las implicaciones que internet tiene para las empresas, tanto en operaciones como en información o, en lo que hoy nos interesa especialmente, en marketing, en donde el análisis tiene que ir mucho más allá de la aparente visibilidad y ampliación del público objetivo que nos da internet.

No todo funciona en internet, ni es verdad que estar en la web es una garantía de contacto con clientes y mucho menos de ventas.

No hay duda de que el mundo es cada vez más digital, de que la frontera entre lo que llamamos mundo real y mundo digital es cada día más difusa, especialmente en los negocios. Ninguna actividad económica –ni de ningún otro tipo- funciona sin información relevante y suficiente.

La Red es, por tanto, imprescindible para las empresas, tanto por los negocios directos que genera como por su condición de canal a través del cual se propician multitud de contactos y transacciones económicas.

Pero no todo funciona en internet. Lo difícil es discriminar lo útil de lo que no lo es, invertir con perspectivas razonables de retorno. Y como ocurre en todos los temas que suponen disrupciones respecto a situaciones estables anteriores, en ocasiones se cometen excesos que pueden inducir a algunas personas a pensar si esto del marketing por internet no será una moda más.

Identificar que acciones son las que consiguen resultados haciendo marketing en internet y cuáles no funcionan es el objetivo de este taller. La clave para cualquier empresario es saber lo que funciona, cómo funciona y qué hay que hacer para que funcione de verdad y nos genere ingresos. Porque no todo lo que se hace en internet funciona.

Este taller es una excelente oportunidad para mejorar el retorno de nuestras acciones por internet, y para ello contamos con un gran experto, Javier Jiménez, Lcdo. En Sociología y Titulado Superior en Turismo por la UA, socio-Director Comercial de Convershare.

 

Talento y resultados

(Un resumen de la presentación del taller con el mismo nombre organizado por el Círculo, la Cátedra Prosegur de la UA y el COITIA, dirigido por Pedro Calvo)

Hoy hablamos de personas. En realidad, en las empresas siempre hablamos de personas, puesto que la tecnología, los productos, los procesos, … apoyan la consecución de objetivos empresariales, pero solo las personas los consiguen. Fundamentalmente, las personas con talento a disposición de la empresa.

Recientemente KPMG hacía público el resultado del III Barómetro Europeo de la Empresa Familiar con datos referidos a las empresas españolas y su comparación con la media europea.

La realidad del segundo semestre 2014 y las expectativas para el primero de 2015 observadas por el Barómetro son prometedoras en prácticamente todas las áreas analizadas: confianza, inversión, internacionalización, financiación, estrategia, … y con evolución en España comparable con la media europea.

Hay un punto en el barómetro que me parece especialmente significativo y que apoya el desarrollo de acciones como esta que hoy planteamos: Entre los desafíos percibidos por las empresas europeas en el futuro inmediato, se señala que el mayor problema que deben abordar las compañías es el descenso de rentabilidad y en segundo lugar, con un 42% de empresas, “la guerra por el talento”.

En España, la percepción de urgencia con el talento es menor que en el resto de Europa, pero eso obedece en mi opinión a un error que debemos corregir con rapidez porque este, antes o después –seguramente más antes que después- se convertirá en “el problema” porque las empresas son lo que su gente es capaz de conseguir, así que contar con una plantilla cualificada, comprometida, vinculada a la empresa, es la mejor si no la única forma de conseguir clientes fieles, productos adecuados, resultados sostenibles.

No sentir la necesidad de retener a los mejores, a los que hacen latir el corazón de la empresa, es un error imperdonable de los directivos actuales, solo porque ahora parece que tenemos exceso de oferta de trabajadores, confiando en que no perderemos a los que nos interese porque sus opciones son escasas y porque, en todo caso, siempre tendremos alternativas en el mercado.

Esta visión sin duda es errónea porque los mejores siempre, incluso ahora, tienen oportunidades en un mundo que no se circunscribe a nuestras fronteras.

El talento es el recurso estratégico hacia la innovación y el factor clave para la mejora significativa de resultados.

La prestigiosa consultora Mckinsey llevó a cabo un estudio en 77 Grandes Compañías con más de 6.000 directivos y mandos intermedios sobre el factor más importante para el éxito en los próximos 20 años, y un 80 por ciento coincidieron en el Talento.

Bill Gates, cofundador de Microsoft, afirmaba que si 20 personas concretas dejaran Microsoft, la empresa quebraría.

El Director de I+D de Microsoft decía que la diferencia entre los promedios y los mejores ya no es de 1:2 como en el pasado. Es de 1:100 o incluso de 1:1000.

La clave la daba Jack Welch, anterior CEO de General Electric,  que definía el talento como el motor critico del desempeño de la empresa, centrando en la capacidad de atraer, desarrollar y retener el talento la gran ventaja competitiva. Hoy esta afirmación, realizada por uno de los líderes empresariales más visionarios e innovadores en muchos años, cobra una vigencia mucho mayor.

 

 

La cooperación en la esencia del asociacionismo empresarial: el Círculo

La cooperación interempresarial se concreta en cualquiera de las actividades que componen la cadena de valor de la empresa: Cooperación tecnológica, Cooperación en el aprovisionamiento (en este punto son relevantes los acuerdos incluso entre competidores del mismo sector para agrupación de compras con el fin de conseguir mejores precios por compras masivas de la misma materia prima. Las centrales de compras hacen una excelente función en este punto que, además, permite mantener las posibles ventajas individuales que los compradores tuvieran en origen a través de tecnologías específicas completamente desarrolladas, no interfiriendo, por tanto, en la competencia), Cooperación en la producción, Cooperación en el marketing, Cooperación para la comercialización, o Cooperación en el servicio post-venta.

Y de esto nos ocupamos en el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante.

Somos una asociación empresarial y de directivos sin ánimo de lucro integrada en la red  CEDE (Confederación Española de Directivos y Ejecutivos, con más de 140.000 empresarios y directivos españoles), que apoya la investigación, la innovación y la cultura emprendedora, a la vez que impulsa la adopción de las técnicas más avanzadas y eficientes de gestión empresarial entre todas las empresas y directivos de las empresas alicantinas, y específicamente entre nuestros socios.

Pretendemos consolidarnos como un foro de opinión empresarial y directiva complementario y compatible con otras asociaciones, con la finalidad de poner en valor las figuras del empresario y los directivos de empresa que son, sin duda, figuras clave en el desarrollo económico y social de nuestro entorno, en el concepto de “empresas de personas para personas”, basado en la cualificación, el compromiso, la innovación, la calidad y la ética como elementos diferenciales de nuestras empresas y sus dirigentes. Valores sobre los que podremos construir empresas eficientes, comprometidas con el entorno y sostenibles en el tiempo.

Y pretendemos apoyar el desarrollo de nuevas vocaciones empresariales entre las personas que, como vosotros, muestran inquietudes por construir un sueño porque la empresa no es sino eso, la construcción del sueño que un emprendedor tuvo en un momento con la intención de apoyar el progreso social y que muchos continuamos adaptando ese sueño a las circunstancias cambiantes pero manteniendo las bases sólidas sobre las que el fundador pretendió crear un instrumento útil para el cambio y el progreso de la sociedad.

Y esto lo hacemos, evidentemente, a través de la Cooperación, desarrollando proyectos y programas útiles para nuestros socios y para las empresas de nuestra provincia, mediante:

  • Fomento y participación en Encuentros de Negociostácticos y estratégicos para intercambio de experiencias y detección de oportunidades empresariales
  • Jornadas de Puertas Abiertas de empresas socias que explican claves de su gestión, para extensión de buenas prácticas y búsqueda de sinergias.
  • Formación e información especializada y focalizada en necesidades de los socios, a través de seminarios, conferencias y talleres por toda la geografía provincial.
  • Participación, Opinión e Influencia en la evolución de nuestro entorno empresarial a través nuestras colaboraciones en los medios, en el Blog del Círculo, la revista digital, nuestra posición en redes sociales y relaciones con otras Asociaciones, Administraciones y Organismos públicos y privados.
  • Conexión con los recursos de la Universidad de Alicante, en la que mantenemos nuestra sede social, y acceso preferente a resultados de la investigación en temas empresariales, así como oportunidades de negocios en colaboración con empresas de otros países como consecuencia de las relaciones internacionales de la Universidad (Proyectos Europeos promovidos por la UE, o relaciones directas con empresas de otros países).
  • Colaboración en el diseño de estudios de postgrado orientados a la empresa con el objetivo de facilitar la integración laboral de los jóvenes titulados, así como adaptar sus conocimientos a las necesidades empresariales.
  • Prácticas de nuevos titulados universitarios en empresas miembros del Círculo.
  • Colaboración con el proyecto EMINEEM promovido por el COITIA (Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Alicante) para mejora de las empresas a través de la Ingeniería.
  • Participación activa en la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE) a través de nuestra pertenencia a su Junta Directiva, lo que nos permite
  • a) Acceder a la información de las mejores prácticas directivas a nivel nacional y trasladarlas a nuestros socios.
  • b) Influir en el poder legislativo en temas relevantes para la empresa, a través de  las reuniones periódicas de la Junta Directiva con miembros del Congreso y del Senado.
  • c) Alcanzar sinergias con otras asociaciones y empresas miembros de CEDE que faciliten la adquisición de conocimiento relevante para la actividad empresarial, así como nuevas oportunidades de negocio.
  • d) Llevar la voz de los empresarios y directivos de las empresas alicantinas a un foro tan cualificado como el de CEDE, lo que contribuye a facilitar apoyos para la industria alicantina.
  • e) Tener acceso preferente a todas las actividades organizadas por CEDE y la Fundación CEDE, así como por todas sus asociaciones miembros.
  • f) Integrarnos en la asociación de directivos más relevante, diversificada y cualificada de nuestro país, con más de 140.000 miembros en toda España.
  • Sinergias entre socios: oportunidad de nuevos negocios (productos/mercados), clientes o proveedores en las sesiones de networking tras todas las actividades del Círculo.
  • Capacidad de influir en las políticas y prácticas de las administraciones y de las empresas a través de foros de debate especializados y de alto nivel (Foro Síntesis, que desarrollamos conjuntamente el Círculo, el Máster en dirección y gestión de empresas de la Universidad de Alicante y el periódico ABC Alicante en su 25 aniversario)
  • Posicionar el tejido empresarial alicantino como referencia nacional e internacional, facilitando la atracción de inversores y nuevas oportunidades de desarrollo.
  • Ventajas en costes y acceso a nuevos servicios a través de los Convenios que mantenemos con diferentes empresas y organismos (Universidad de Alicante, Fundesem, Aquora, Euroval, Globalfinanz, Fremap, etc.).
  • Nuevas oportunidades de negocio a través de ofertas específicas para otros miembros y amigos del Círculo formalizadas mediante nuevos convenios de colaboración y sesiones de divulgación.
  • Difusión de noticias/eventos de los socios en la web y rrss del Círculo.

Las reuniones eficaces, un tema pendiente.

IMG_5329Buenas tardes y muchas gracias por asistir a esta nueva sesión de Los Talleres del Círculo con la que retomamos la actividad tras el paréntesis obligado –y necesario- de la Navidad.

Resulta especialmente gratificante la elevada audiencia con la que iniciamos el nuevo ejercicio, síntoma, espero, de las mejores expectativas que vislumbramos y que desde la empresa no podemos dejar pasar.

Abordar temas como el que hoy nos convoca (Reuniones eficaces), tan importantes en innovación, desarrollo de productos, resolución de problemas, mejora de procesos, etc. si se abordan correctamente, o tan frustrantes cuando se convierten en rutinas innecesarias o se descuidan los factores de éxito imprescindibles, forma parte de los objetivos del Círculo, comprometidos como estamos en la evolución positiva de nuestro tejido empresarial a través de la mejora de la cualificación de los directivos.

El Círculo de Economía de la Provincia de Alicante es, como sabeis, una asociación empresarial sin ánimo de lucro integrada en la red CEDE (Confederación Española de Directivos y Ejecutivos, con más de 140.000 empresarios y directivos españoles), que apoya la investigación, la innovación y la cultura emprendedora, a la vez que impulsa la adopción de las técnicas más avanzadas y eficientes de gestión empresarial entre todas las empresas y directivos,  específicamente entre nuestros socios, con la importante ventana al mundo que nos aporta nuestra pertenencia a la Junta Directiva de CEDE.

Pretendemos, además, consolidarnos como un foro de opinión empresarial complementario y compatible con otras asociaciones, con el objetivo de poner en valor las figuras del empresario y los directivos de empresa que son, sin duda, figuras clave en el desarrollo económico y social de nuestro entorno, en el concepto de “empresas de personas para personas”, basado en la cualificación, el compromiso, la innovación, la calidad y la ética como elementos diferenciales de nuestras empresas y sus dirigentes.

Nuestro objetivo, pues, son las personas capaces de crear y mantener esas empresas; ayudarles a encontrar las mejores herramientas y conocimientos para la gestión; apoyarles en sus proyectos de creación y consolidación; y la búsqueda de sinergias entre los socios que permitan la colaboración en proyectos comunes desde la transparencia, y adoptando actitudes que persigan el crecimiento conjunto.

Queremos, por tanto, crecer juntos como directivos, contribuir al crecimiento de nuestras empresas a través de la colaboración, y ser actores positivos en aportación al desarrollo de nuestro entorno social.

Por supuesto, a quienes aún no sean socios del Círculo les invitamos a integrarse en este proyecto que pretendemos compartir con la mayor cantidad posible de empresarios y directivos de la provincia de Alicante porque en la unión reside una parte importante de la fuerza y de las sinergias que podemos alcanzar con nuestra asociación. Podeis inscribiros on line descargando y cumplimentando este formulario  y enviarlo a la dirección de correo electrónico del Círculo en Info@164.138.209.7/~circuloe.

Y retomamos la actividad, como decía, con un tema que nos parece especialmente relevante en la imprescindible mejora continua de la empresa con participación de todos los empleados: Las reuniones.

Imprescindibles para poner en común ideas, compartir información, construir, desarrollar nuevos proyectos, modificar la realidad, resolver problemas con participación de todos los que pueden aportar a la solución, pero con metodología, con el tiempo necesario y suficiente, en el momento y en las mejores condiciones, … porque las reuniones eficaces siguen siendo, en general, una asignatura pendiente en nuestro país. No las planificamos bien, no convocamos a las personas adecuadas y solo a ellas, no somos estrictos con los horarios, no las documentamos correctamente, no concretamos y seguimos las conclusiones … hacemos muchas reuniones … pero realmente no las tomamos en serio.

¡Y son fundamentales para consolidar equipos y mejorar la eficiencia y focalización de las empresas!

Para aportar nuestro pequeño grano de arena a la mejora de este aspecto fundamental en la gestión empresarial, hoy desarrollamos el taller “¡Cómo hacer Reuniones eficaces … y cortas!” en colaboración entre el Círculo, la Cátedra Prosegur de la UA y el COITIA, impartido por Carmen Ojeda, con una muy amplia trayectoria en la dirección de empresas multinacionales, coach ejecutivo y directora de la empresa Inside the box, gran amiga del Círculo, con la que hemos tenido la fortuna de compartir sesiones anteriores.

Con Carmen, estoy seguro de que sacaremos conclusiones que ayudarán a mejorar este aspecto importante de la gestión en nuestras empresas, lo que contribuirá de forma relevante a la mejora de la productividad y del clima laboral de nuestra compañía.

Al finalizar el Taller tendremos, como siempre, un vino español en una sala anexa, donde tendremos la oportunidad de continuar debatiendo en torno al tema que hoy nos ocupa y encontrar momentos adecuados para iniciar proyectos en colaboración con otros miembros del Círculo participantes.

La ingeniería como factor clave para el desarrollo y la competitividad de la PYME Alicantina

(Un resumen de la intervención en la apertura de la jornada organizada por el COITIA el pasado 23.10)

Quiero agradecer a los organizadores de esta jornada la oportunidad de participar en esta jornada que considero realmente importante para poner en valor una profesión, la Ingeniería, clave para el desarrollo económico, social y medioambiental de nuestro entorno y que, sin embargo, no siempre ha tenido esa consideración de catalizadora del desarrollo sostenible que es donde está, en mi opinión, su verdadera función.

A mí me toca hablaros desde la empresa, desde las compañías para las que desarrollais y que necesitan vuestro trabajo, aunque en algunas épocas no hayamos sido capaces de darnos cuenta, probablemente porque se han valorado otros procesos más deslumbrantes pero mucho menos sólidos que los que aporta la ingeniería.

Y como dice la sabiduría popular, “aquellos polvos trajeron estos lodos”.

Seguramente es una sentencia demasiado fuerte, pero algo de eso hay. Durante muchos años hemos vivido del marketing, lo único importante parecía la planificación –cuando planificar en tiempos de crecimiento y liquidez es realmente fácil- pero sin estrategias claras para prevenir tiempos peores, como ha ocurrido. Sin reparar especialmente en conceptos como productividad, sin considerar estratégicas las áreas de producción.

¿Para qué, si vendíamos todo lo que éramos capaces de fabricar?.

Y estallaron las burbujas, y vinieron los tiempos malos, y llegaron nuevos competidores capaces de fabricar más barato o con mayor calidad que nosotros y entramos en una crisis que tenemos la obligación entre todos de revertir.

Y sin querer hacer ese paralelismo fácil entre crisis y oportunidad, sí que es cierto que para la ingeniería existe una verdadera oportunidad en el que debería ser el nuevo tránsito de España hacia la reindustrialización.

Tenemos que ser competitivos y serlo permanentemente si queremos volver a la senda del crecimiento sostenible, entendida la sostenibilidad en este caso como la producción de productos y servicios competitivos capaces de satisfacer las expectativas más exigentes de los clientes, y por supuesto respetuosos con el entorno.

Lo que exige volver a recuperar la producción y la innovación industrial como fuentes de ventaja competitiva para la empresa; diseñar, mantener y mejorar constantemente los productos, servicios y procesos de producción de manera que puedan ayudar efectivamente a diferenciarnos positivamente de nuestros competidores nacionales y extranjeros.

Es imprescindible que hagamos las cosas muy bien y con costes que permitan ser competitivos en el mercado.

Y eso, desde un planteamiento de producción, se puede conseguir básicamente de dos formas: reduciendo costes de personal por menores salarios –lo que atenta contra expectativas futuras de la empresa por su efecto inmediato sobre el compromiso de los empleados, que es incluso más importante en épocas de crisis, cuando la empresa debe esforzarse en innovar, identificar nuevos mercados, etc., que solo pueden hacer empleados comprometidos, con confianza en la compañía-,  o mejorando constantemente los procesos de producción. Y aquí la labor del ingeniero es fundamental, tanto en el diseño, fabricación y ensayo de máquinas y estructuras; como en la preparación, mantenimiento y mejora de los procesos de producción, de manera que se consiga simultáneamente una mayor eficiencia y una mayor calidad en el proceso y en el producto.

Los tres paneles en que se divide la jornada son una muestra clara de las posibilidades de aportación de la ingeniería a la empresa desde un planteamiento muy profesional, desde la garantía que ofrece la titulación y la acreditación profesional, y esto tanto para desarrollo de proyectos empresariales basados exclusivamente en la ingeniería, como desde la aportación a la mejora continua y a la innovación dentro de empresas tradicionales.

Innovación, mejora de procesos, diseño y desarrollo de nuevos productos, compromiso con el desarrollo industrial como soporte básico de un modelo sostenible de progreso coherente, además, con el desarrollo social y medioambiental del entorno, son factores fundamentales para las empresas, en los que los ingenieros tienen todo que decir.

Como empresario, creo sinceramente en las aportaciones que puede y debe hacer la ingeniería a la empresa, y desde el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante estamos empeñados en despertar esa misma convicción en todos los empresarios, comprometidos en hacer realidad este concepto de sostenibilidad sobre bases sólidas que la ingeniería puede y debe aportar a la empresa, luchando en ocasiones contra criterios mucho más tácticos y deslumbrantes que, como os decía, en el pasado y en más ocasiones de las que sería deseable, nos han nublado la mente a los empresarios.

Creo que los empresarios estamos aprendiendo la lección, pero aún nos queda mucho recorrido por hacer. Sería magnífico que fuésemos capaces de recorrerlo juntos.

La gestión del desempeño, base de la diferenciación

(Un resumen de la presentación del taller “Gestión Estratégica del Desempeño” por el presidente del Círculo)

Buenas tardes y muchas gracias por asistir a este taller sobre la “Gestión Estratégica del Desempeño” que hemos convocado conjuntamente el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Alicante, la Cátedra Prosegur de la Universidad de Alicante  y el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante, en una colaboración cada día más estrecha que hemos concretado en diferentes actividades en este último año con un solo objetivo: facilitar a las empresas alicantinas la transición por este escenario complejo y su preparación para entrar con fuerza en una nueva etapa de recuperación que todos queremos ver confirmada,  a través de conferencias, jornadas y talleres como el que hoy vamos a desarrollar.

El Círculo de Economía de la Provincia de Alicante es una asociación empresarial sin ánimo de lucro integrada en la red  CEDE (Confederación Española de Directivos y Ejecutivos, con más de 140.000 empresarios y directivos españoles), que apoya la investigación, la innovación y la cultura emprendedora, a la vez que impulsa la adopción de las técnicas más avanzadas y eficientes de gestión empresarial entre todas las empresas y directivos de las empresas alicantinas, y específicamente entre nuestros socios.

Pretendemos consolidarnos como un foro de opinión empresarial y directiva complementario y compatible con otras asociaciones, con la finalidad de poner en valor las figuras del empresario y los directivos de empresa que son, sin duda, figuras clave en el desarrollo económico y social de nuestro entorno, en el concepto de “empresas de personas para personas”, basado en la cualificación, el compromiso, la innovación, la calidad y la ética como elementos diferenciales de nuestras empresas y sus dirigentes. Valores sobre los que podremos construir empresas eficientes, comprometidas con el entorno y sostenibles en el tiempo.

En un seminario reciente sobre Inteligencia de Negocio, plasmada a través del cuadro de mando integral de la compañía, decíamos que la perspectiva financiera ya no era suficiente para evaluar la gestión de la empresa.

Además de esa perspectiva financiera, es necesario incorporar las perspectivas de los procesos de negocio (referida a eficiencia, mejora continua), del consumidor (sobre las expectativas del cliente), y la perspectiva de innovación y aprendizaje, referida esta última a las aportaciones de los empleados para el progreso de la empresa.

Es más, esa perspectiva de innovación y aprendizaje organizativo se configura realmente como conductora de las demás ya que los productos, los procesos, la tecnología ayudan a aproximarnos a los objetivos, pero solo los empleados son capaces de alcanzarlos.

En realidad en este mundo complejo, global, interconectado, con economías internacionalizadas y competidores no siempre evidentes, el éxito de las empresas pasa por identificar y alcanzar ventajas competitivas apreciadas por los clientes objetivo y sostenibles en el tiempo, lo que exige construir estas ventajas sobre elementos difíciles de copiar por otras empresas, esto es, sobre elementos intangibles que, en las empresas, son básicamente los conocimientos y la actitud de las personas de la empresa, que unidas a las rutinas organizativas (pautas de actuación que determinan la forma de llevar a cabo las tareas en la organización), conforman las capacidades de la empresa que permiten definir esas ventajas competitivas.

Es, por tanto, la gestión de las personas uno de los elementos clave que tiene la empresa para diferenciarse.

La gestión del desempeño constituye la base de esa diferenciación.

Por ello, las empresas son cada vez más conscientes de la necesidad de tener  procesos que permitan planificar, motivar, gestionar personas, innovación, aprendizaje,