Lean: ahorrando a través de la mejora

11114269_967253756642706_3350263758417267740_nEn el marco del ciclo “Empresas que crecen”, organizado por la cátedra Prosegur en colaboración con el máster en dirección de empresas de la UA, el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante, Opem Consultores y el Ayuntamiento de Benissa, y desarrollado en esta sesión en la Sede de la Universidad de Alicante en la Marina Alta el pasado 15.04, intervino Pau Biot con la ponencia “Lean (ahorrando a través de la mejora)”.

El objetivo pretendido era identificar una forma de producir más, gastando menos o, lo que es lo mismo, como conseguir mejorar sistemáticamente la productividad para estar en mejores condiciones de competir en este mundo global en el que los competidores ya no son tan evidentes ni están necesariamente en entornos próximos  y perfectamente identificados.

Por supuesto, si queremos obtener resultados distintos tendremos que hacer cosas diferentes a las que hacíamos antes (decía el ponente “es una insensatez realizar el trabajo de siempre esperando obtener mejores resultados”), y esto pasa por una apuesta clara por las personas de la empresa y el trabajo en equipo, única forma de mejorar de manera sostenible los resultados de la empresa, como apuntaba Toyota, cuna del Lean:

“Conseguimos resultados brillantes de gente normal gestionando procesos brillantes. Nuestros competidores consiguen resultados medios de gente brillante trabajando alrededor de procesos rotos; cuando tienen problemas, incluso contratan a gente más brillante. ¡Definitivamente, vamos a ganar!”, decía Fujio Cho, presidente honorario de Toyota Motor Corporation.10996626_967254119976003_8922222302595150650_n

El compromiso con el método es, pues, una de las bases del Lean (mejora continua). El objetivo de Lean es ofrecer el máximo valor a los clientes con el uso mínimo de recursos, haciendo compatibles las aspiraciones de esos clientes (mejor coste, alta calidad, gran disponibilidad) con las de la empresa (obtención de beneficios, mejora sistemática de los resultados a todos los niveles), para lo que se sustenta sobre las siguientes bases:

Bases de Lean:

1.- Método e indicadores (siempre están en las empresas, aunque muchas veces no son visibles), entendiendo el método como la mejor sucesión posible –hasta el momento- de las actividades necesarias para obtener un resultado, y el estándar es la referencia frente a la que medimos y que nos permite mejorar; de manera que sin estándar no hay mejora, y sin método no hay estándar.

2.- Valor añadido, que identificamos como el trabajo, los materiales y los intangibles por los que el cliente está dispuesto a pagar. Es lo que nos diferencia y el cliente valora especialmente de nuestra empresa, producto o servicio.

3.- Equipo. La cultura Lean solo será sostenible si desarrollamos las competencias necesarias en nuestra gente. La base del éxito está, por tanto, en las personas, en su compromiso y su formación continua.

17124_967253989976016_5003151190508108851_nLas competencias genéricas a desarrollar en Lean son: trabajo en equipo, orientación al cliente y calidad en el trabajo; y las competencias específicas, autonomía (con responsabilidad), proactividad y flexibilidad.

4.- Cultura de mejora, con participación de todos en la empresa, con la premisa de que “las propuestas de mejora solo tienen valor cuando son implantadas”; lean busca ideas innovadoras que se puedan implantar (Toyota recibe –decía Pau- 2 millones de ideas al año, de las que implanta el 80%). No se trata de conseguir la mejor idea –los premios grandes fomentan la competencia y dificultan la cooperación-, sino muchas ideas e implantarlas a través de la cooperación interna.

Expectativas razonables en implantación correcta de proyectos Lean, son: en un plazo de 3/6 meses, incremento de un 15% en la productividad y una disminución de los defectos en un 50%; entre 1 y 2 años, mejora de la productividad en un 30%, y reducción en un 80% de los defectos en el proceso; en un plazo entre 3 y 4 años, mejora de un 50% de la productividad y aproximación a los 0 defectos.

Y las fases de implantación:

  • Toma de conciencia por parte de la dirección y extensión a toda la compañía.
  • Selección de equipo de dirección para la implantación de Lean, identificación y formación de equipos piloto, e inicio de proyectos con el objetivo de su extensión en forma de mancha de aceite.
  • Fundamentos de la metodología y extensión a toda la empresa (cultura, competencias, métodos -5S, KPI, Kanban, etc.-)
  • Optimización: abordar proyectos individuales por los equipos a lo largo de toda la empresa.
  • Excelencia: evolución de los equipos hacia alto rendimiento.11152333_967254663309282_7990678510148923150_n

La sesión se completó con las intervenciones de Jose Juan Fornés, Presidente de los Supermercados masymas ; Alicia Ginestar, Consejera de Grupo Ginestar , que expusieron la trayectoria de sus respectivas organizaciones y las líneas que les habían permitido sortear con éxito la crisis e incluso crecer en este tiempo difícil; y Javier Ribes, coordinador del área de empresas y ADL de Creama Benissa , que explicó la función de CREAMA en tanto que entidad dinamizadora de la actividad económica y social de la Marina Alta.

Estas intervenciones se enmarcaron en una mesa redonda moderada por el coordinador del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante , Francisco Monllor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *