La visibilidad de las mujeres directivas clave para romper el techo de cristal

Emprendedoras,  empresarias, directivas y trabajadoras, pero ante todo mujeres. Hoy, ocho de marzo, es el Día Internacional de la Mujer; un momento para reivindicar todo aquello que nos afecta en la calle, en nuestras casas y en el ámbito profesional por pertenecer al género femenino.

Desde El Círculo-Directivos de Alicante queremos hacer un homenaje a todas las mujeres que forman parte de la asociación y, en general, a todas las mujeres trabajadoras. Actualmente en España, hemos superado muchas barreras respecto a años anteriores en lo referente a la brecha salarial. La media porcentual de diferencia de salarios sitúa a las mujeres un 12, 2% por debajo de los hombres, lo que significa que el principio de igualdad entre géneros se ve claramente afectado.

Sin embargo, para profundizar un poco más en esta desigualdad entre sexos, tenemos que tener en cuenta la llamada ‘brecha salarial ajustada’; que no solo toma medias en cuanto a la diferencia salarial en bruto, sino que también tiene en cuenta qué puestos de trabajo ocupan los hombres y cuáles las mujeres. Si indagamos un poco más en esta búsqueda de desigualdad de género, podemos encontrar un montón de artículos que hablan sobre porcentajes mayoritarios a favor de los hombres en cuanto a puestos de trabajo de relevancia; es decir, relacionados con la dirección.

Aún así tenemos que tener en cuenta que, en nuestro país (España), desde 2007 contamos con  la Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres, una norma que obliga a las compañías con más de 250 empleados a tener, al menos, un 40% de representación femenina en sus puestos directivos. De igual manera, las instituciones públicas tanto europeas como nacionales, también han querido sumarse a esta iniciativa de fomentar la presencia de mujeres en los consejos de administración. A toda esta información debemos sumarle lo que la sociedad ha calificado como ‘techo de cristal’ que alberga todas aquellas desigualdades socio-culturales entre hombres y mujeres que afectan directamente al factor trabajo. Alguno de estos ejemplos serían la maternidad o el trabajo no remunerado.

Lo que es evidente, a nivel social y económico, es que las mujeres estamos luchando por alcanzar esa igualdad que merecemos y , aunque el proceso es lento, lo estamos logrando. Por ello, feliz día todas las mujeres que luchan trabajando muy duro por conseguir un futuro más igualitario para todas.

Más información aquí con este análisis  de la brecha salarial de género en España

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *