Haga tareas más difíciles

Para muchos, el tiempo que se pasa en la oficina cuenta como trabajo. Pero no todo el trabajo es igual. Existe una diferencia entre hacer cosas que ya controla y hacer cosas que le obliguen a exigirse y mejorar, según el catedrático de Psicología K. Anders Ericsson. Una persona en un nuevo trabajo normalmente dedica algún tiempo a formarse para adquirir los conocimientos, pero después de eso, sus habilidades tienden a estancarse.

Hay formas de superar este estancamiento y de conseguir ascensos: fije unos objetivos claros por encima de sus capacidades y enumere los pasos específicos que le permitan avanzar hacia ese objetivo. Los que deseen superar ese nivel, también deberían buscar sinceridad. Sin reacciones sinceras o duras es probable que el progreso se estanque. Finalmente, debe salir de su comodidad. Los trabajadores deberían aprender a hacer tareas con las que no se sienten cómodos.

(Fuente: http://www.expansion.com/2013/01/16/directivos/1358364748.html)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *