El Círculo Directivos eleva al Ayuntamiento de Alicante propuestas para paliar la debacle de las empresas ante la situación de crisis

Dada la gravedad de la pandemia que estamos sufriendo y las graves consecuencias que ya está teniendo para el tejido empresarial y para el empleo en el municipio, te exponemos a continuación una serie de propuestas que como asociación empresarial hemos elevado a la CEV (Confederación Empresarial Valenciana) para su posterior traslado al Ayuntamiento de Alicante. La Administración Local juega un papel clave en la actividad económica por su cercanía y relación directa con las empresas, por lo que es fundamental seguir fomentando vías de colaboración público-privada ágiles y eficaces.

Muchas empresas se han visto abocadas al cierre forzoso y no tienen posibilidad de generar ingreso alguno, y muchas otras no han sido obligadas a cerrar, pero si han visto reducida drásticamente su actividad. Por ello creemos necesario que desde el Ayuntamiento de Alicante se tomen las medidas de apoyo económico directo a las empresas, comercios, negocios y servicios a través de dotación económica de urgencia.

Hemos dividido las aportaciones en aquellas que consideramos de urgencia actual y otras que están destinadas a soportar la actividad económica y el empleo en el proceso de vuelta a la normalidad.

💡 Medidas urgentes:

  • Cumplimiento por parte de la Administración Local de los plazos legales de pago de facturas, para permitir que las empresas mejoren de forma importante su liquidez y reduzcan su endeudamiento.
  • Establecer vías de comunicación ágiles entre el servicio de Policía Local y las empresas que pueden sufrir hurtos y robos, tanto por ser servicios críticos (como por ejemplo el reparto y despacho de productos farmacéuticos) como por no contar con personal presente debido a su cierre forzoso.
  • Aplazamiento amplio y fraccionamiento del pago de IAE, IBI, impuestos sobre residuos sólidos, vehículos de tracción mecánica y vados de establecimientos.
  • Exención de la parte proporcional del Impuesto de Circulación de Vehículos a las empresas de transporte urbano de viajeros.
  • Exenciones de las tasas y precios públicos de los veladores de terrazas, comerciantes concesionarios de mercados municipales y de mercadillos ambulantes (venta sedentaria), como mínimo en el plazo en el que se han visto obligados al cierre.
  • Exención del pago del impuesto de circulación a todos los vehículos industriales correspondiente del ejercicio 2020, en la medida en la que se ha visto afectada su actividad
  • Suspensión de las restricciones a vehículos pesados y de reparto de mercancía para acceder a los núcleos urbanos, con el objeto de reducir costes que permitan tener mayor liquidez a las empresas.
  • Ayudas directas a fondo perdido específicas para los autónomos y micro empresas cuya actividad se haya visto total o sensiblemente reducida, que estén sobre todo dirigidas a paliar el lucro cesante y los daños producidos por el exceso de stock planificado previamente a la crisis.
  • Lanzamiento de una línea de subvenciones dirigidas a sufragar un porcentaje de los costes de inversión en establecimientos comerciales, de hostelería y de todo tipo de actividad económica, siempre y cuando se hayan iniciado antes del paro forzoso (costes de inmovilizado, bienes muebles, decoración, etc.).
  • Ayudas directas para hacer frente al coste fijo de suministros y arrendamientos inmobiliarios mientras los establecimientos han permanecido cerrados al público (agua, energía, telecomunicaciones…) o las instalaciones inoperativas.
  •  Arbitrar subvenciones o ayudas de bonificación a los propietarios de locales que mantengan al arrendatario con una reducción pactada de su renta.
  • Facilitar, siempre de acuerdo con el estricto cumplimiento legal, el traslado de grupos de trabajadores y materiales a obras en construcción. Evitar la paralización de obras por parte de la autoridad sin causa justificada, como por ejemplo debido a llamadas de terceros no argumentadas.
  • Apoyo a las empresas y sectores en la difusión de medios de asistencia técnica e información telemáticos, como directorios digitales de empresas, asistente virtual de atención de dudas sobre Covid-19 (Carina) u otros análogos, que faciliten la prestación de servicios asistenciales y de soporte a la ciudadanía.

Medidas propuestas tras superar la crisis sanitaria:

 

  •  Fomentar la colaboración público-privada como elemento clave estratégico para la recuperación del tejido económico. Avanzar en esta relación en el Consejo Económico y Social, en el Consejo Local de Comercio del Ayuntamiento y en otros órganos similares del Ayuntamiento.
  • Promover una gestión administrativa ágil en todos los sectores, que facilite la recuperación de la actividad económica, sobre todo en lo que se refiere a la activación de nuevos negocios y a agilizar las licencias administrativas que repercutan en generar empleo y liquidez en las empresas.
  • Resulta prioritario facilitar la ampliación de sueldo industrial de calidad disponible, al igual que la agilidad en las licencias urbanísticas de todo tipo, y reducir la carga administrativa que soporta el comercio y la hostelería.
  • Siguiendo el objetivo del punto anterior, modificar las Ordenanzas Municipales en cuanto a fiscalidad: IAE, IBI, vehículos, etc… es preceptiva, al igual que situar la digitalización de la Administración como factor clave.
  • Impulsar la digitalización y la modernización de las estructuras comerciales y empresariales, lo que repercutirá en una reducción de costes e incremento de su competitividad.
  • Ejecutar campañas de promoción, principalmente dirigidas a los sectores turístico, hostelero y comercial de la ciudad, basadas en la seguridad del destino y centradas en recuperar el negocio perdido.
  • Impulsar a la oferta turística, hostelera y comercial complementaria de la ciudad, dando respuesta a las demandas de otras tipologías de turistas y visitantes, más allá de sol y playa, y definir una personalidad y oferta propias distintivas y atractivas.
  • Mirando al futuro, estamos obligados a analizar los nichos de negocio existentes que esta crisis va a generar, en los que las empresas alicantinas pueden avanzar, y apoyarlas en esta meta.

Esperamos poder debatir estas medidas en el seno de la Comisión Mixta de seguimiento del Convenio que el pasado día 21 de marzo la CEV firmó con el Ayuntamiento. La base del futuro de la ciudad pasa por que la Administración Local tome decisiones escuchando activamente a todos los agentes sociales y, en materia de regeneración económica, al empresariado en especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *